Ypsilon y Musa Ecochic: la nueva gama con GLP

En Ginebra debutan los show car que anticipan los modelos Lancia Musa e Ypsilon con doble alimentación (GLP y gasolina) que serán lanzados en marzo.
Llamada Ecochic, la nueva gamma confirma la atención constante que presta Lancia Automobiles al tema del medio ambiente, a través de la investigación y el desarrollo de soluciones concretas que se encuentran al alcance de todos y están disponibles hoy (el GLP es un combustible “limpio”, económico y disponible a largo plazo). “El medio ambiente es un lujo que queremos permitirnos”: esta es la filosofía Ecochic Lancia.
Además, la nueva gama Ecochic responde de manera puntual a una demanda que crece constantemente. Si bien actualmente la mayoría de los vehículos en circulación que se alimentan con GLP fueron transformados a gas con instalaciones “after-market”, Lancia decidió entrar en este sector con un sistema diseñado, fabricado y garantizado por la marca misma y comercializado a través de la red normal de venta.
Realizados en colaboración con FPT – Fiat Powertrain Technologies y con la sociedad Landi Renzo, los modelos Lancia con doble alimentación adoptan un motor 1.4 bifuel de 77 CV específico, diseñado especialmente para lograr la máxima integración y fiabilidad con la instalación de GLP, que se instala directamente en la fábrica. Cada vehículo es certificado, examinado y garantizado por Lancia Automobiles y por este motivo se puede beneficiar con bonificaciones gubernamentales en diferentes países europeos (por ejemplo, en Italia pueden llegar hasta los 2.000 euros y son válidos para todo 2009).

Descripción técnica

El propulsor para las versiones GLP (diseñado y suministrado por FPT – Fiat Powertrain Technologies) adopta una culata con válvulas y sus respectivos alojamientos realizados con geometrías y materiales optimizados para el funcionamiento con GLP. Además, el motor 1.4 bifuel de 77 CV dispone de un sistema de aspiración específico, para alojar los inyectores del GLP, además de los correspondientes cableados eléctricos adicionales ya integrados.
El depósito de GLP, de tipo toroidal, está ubicado en el compartimiento de la rueda de repuesto para no quitarle espacio al maletero (el kit de inflado es de serie). Además, el depósito de ambos vehículos Lancia “Ecochic” ofrece una capacidad de 39 litros (el valor ya tiene en cuenta el límite del 80% del llenado del depósito previsto por la normativa vigente).
Finalmente, el vehículo con GLP conserva la posibilidad de ser alimentado con gasolina: la conmutación de un combustible a otro se puede efectuar en marcha mediante un pulsador específico. En el caso de que el conductor se encontrara sin GLP en el depósito, la conmutación a gasolina se efectúa automáticamente garantizando la fluidez de la marcha. La autonomía completa es notable: casi 1300 km para Lancia Ypsilon Ecochic (425 con GLP + 854 con gasolina) y casi 1.200 km para Lancia Musa Ecochic (419 con GLP + 758 con gasolina).


Las ventajas del GLP (gas licuado de petróleo)

Es de destacar que, respecto de una “transformación” en aftermarket, un vehículo con la instalación de fábrica presenta numerosas ventajas. Por ejemplo, el uso de materiales y componentes especiales y la aplicación de una tecnología específica, permiten al cliente beneficiarse de una garantía contractual Lancia. Además, puesto que las modificaciones en el chasis se efectúan directamente en la fábrica, el vehículo tiene los máximos estándares de confort y seguridad, tal como lo demuestran las numerosas y exigentes pruebas a las que se someten los diferentes elementos del sistema. No menos importante es que los vehículos alimentados con GLP de Lancia pueden beneficiarse con los incentivos gubernamentales. Por ejemplo, en Italia, gracias a los niveles reducidos de emisiones de CO2, Ypsilon Ecochic (119 g/km) y Musa Ecochic (120 g/km) se benefician con la bonificación máxima: 2.000 euros.
El GLP (gas licuado de petróleo) es un hidrocarburo que se obtiene del proceso de refinación del crudo o directamente por extracción, con simples procedimientos de separación del gas natural o del petróleo, con el cual se encuentra asociado en los yacimientos. Con respecto a la gasolina y al gasoil, el GLP genera menores emisiones contaminantes y, principalmente, no produce partículas PM10, una de las causas principales de contaminación atmosférica en los centros urbanos. Por esta razón, de forma análoga a las motorizaciones con metano, la alimentación con GLP permite acceder a los centros urbanos sujetos a ZTL (zona de tráfico limitado). Un punto fuerte adicional de la alimentación con GLP es que no afecta la habitabilidad ni las prestaciones del vehículo. Una última ventaja no menos importante: el GLP es un combustible considerablemente más económico que la gasolina y que el diesel.

Esta entrada fue publicada en Lancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario