Vuelve el gran circo de la Fórmula 1. Gran Premio de Australia 16 de marzo

Tras más de cuatro meses de espera vuelven a rugir los motores de Fórmula 1 este fin de semana en el circuito semiurbano de Albert Park. El Gran Premio de Australia inaugura de nuevo el Mundial después de vivir la pasada temporada uno de los Campeonatos más agitados y polémicos de las últimas décadas. De la Rosa comenta sobre el circuito: “El circuito de Albert Park es largo y difícil, con frenadas muy fuertes. Es duro para los frenos y neumáticos traseros porque tiene muchas chicanes y es necesario tener buena tracción para salir bien de ellas. La adherencia del asfalto es baja pero va aumentando a lo largo del fin de semana debido a la goma que se acumula en pista”.

Las escuderías llegan a esta cita con la incógnita de saber en qué lugar están sus rivales. Durante los tests de pre-temporada los equipos han trabajado para poner el coche a punto y los tiempos no son nunca significativos. Es difícil saber cuáles son las escuderías que tienen el coche más fiable, rápido y competitivo pero parece que la escudería Vodafone McLaren Mercedes llega a Albert Park con los deberes hechos. El piloto de Woking añade: “Hemos hecho una pre-temporada intensa porque empezamos la segunda semana de enero con dos MP4/23 en pista rodando en Jerez, luego en Valencia y Barcelona. Han sido circuitos muy diferentes, empezando muy pronto y con dos coches. Completamos la preparación de la temporada con pruebas de aerodinámica en aeropuertos y con el shakedown la semana pasada en un trazado tan diferente como Silverstone”.

Pedro de la Rosa ha trabajado muy duro desde el final del Mundial 2007 de F1 para hacer del MP4/23 un coche ganador. En total ha rodado él sólo más de 1.740 kilómetros en pista. El piloto español afronta esta temporada con optimismo y con Lewis Hamilton y Heikki Kovalainen como compañeros de equipo. De la Rosa es el tercer piloto y piloto reserva de la escudería.

El MP4/23 es un monoplaza que ha rodado muy bien esta pretemporada. Se prevé fiable, bastante rápido y competitivo aunque hasta que no se mida en Gran Premio con los demás coches no se sabrá exactamente dónde está respecto a sus rivales. “La gran fiabilidad que hemos tenido esta temporada desde el primer día nos ha permitido acumular muchos kilómetros. Sin embargo, hasta que no lleguemos a la clasificación de Australia no sabremos dónde estamos. En mi opinión, creo que la situación es muy parecida al final de la pasada temporada con nuestro equipo muy en forma. La gran diferencia es que ahora hay un grupo de equipos mucho más cerca nuestro como Renault, BMW, Williams, Red Bull y Toyota.” . Es un coche muy parecido al MP4-22, es una evolución y no una revolución. De hecho, se utiliza el mismo asiento que con el coche “viejo” ya que los monocascos son muy parecidos. En cuanto a las suspensiones no hay muchos cambios aunque a nivel aerodinámico está muy mejorado.

El calendario de este año ha sufrido, como viene siendo habitual, variaciones importantes. Cabe destacar que Valencia debuta en la F1 y albergará el 24 de agosto el Gran Premio de Europa, siendo España el único país que celebrará dos Grandes Premios. Singapur es la incorporación esta temporada que acogerá la primera carrera nocturna de F1 el 28 de septiembre. Sin embargo, Estados Unidos no estará presente en este Mundial tras haber vivido una disminución de público en los últimos años.

En cuanto a la reglamentación, hay varios cambios y uno de los más significativos es la supresión de los controles de tracción y de las ayudas electrónicas. Los pilotos y equipos han estado trabajando duro para adaptarse con éxito a esta normativa a la que no estaban habituados. Muestra de ello han sido las salidas de pista y trompos vistos en los tests invernales de pre-temporada. Todo parece indicar que este cambio hará que la presente temporada sea mucho más abierta, que sea más fácil que cualquier piloto suba al podio y que las carreras no sean tan previsibles. En esta temporada, los errores de pilotaje se pagarán más caros. De la Rosa aclara: “El cambio más importante a nivel técnico es la supresión del controlador de tracción y de las ayudas electrónicas en general, por lo que tampoco dispondremos del freno motor, la ayuda más importante en la frenada de curva. Esto va a significar que las salidas sean más difíciles y que los cambios de posición sean más frecuentes, por lo que ayudará a que las carreras sean más emocionantes. También se verán más errores de los pilotos, habrá más trompos y salidas de pista, sobretodo en las frenadas, pero no habrá más adelantamientos por esto. Las carreras en mojado sin las ayudas electrónicas serán mucho más complicadas y difíciles para los pilotos y atractivas para el público”.

Otro de los cambios más importantes es la modificación de la sesión de calificación. Este año los 10 coches que estén en la Q3 sólo tendrán 10 minutos para rodar en vez de los 15 de la pasada temporada. Estos monoplazas no podrán repostar tras la sesión de calificación ni podrán llevar el mismo combustible que al principio de la Q3. Esto se traduce en una mayor emoción para la pole y para la carrera. Sobre este cambio De la Rosa comenta: “Hay que destacar la reducción de 5 minutos de la Q3, por lo que los equipos tendrán dos posibilidades de hacer una vuelta con un cambio de neumático entremedio para hacer la pole. Se eliminarán las vueltas para quemar combustible y los coches llevarán en parrilla el mismo combustible con el que acaben la Q3, ya que no podrán recuperar los kilos que hayan utilizado en la Q3. Esto no comportará un cambio importante en las estrategias aunque los coches irán un poco más cargados en la última sesión de calificación que en la pasada temporada”.

Además, las centralitas (ECU: Electronic Control Unit) serán las mismas para todos los coches, por lo que no habrá diferencias entre los monoplazas, ni ningún equipo podrá introducir ningún cambio. Serán las mismas para todos y teniendo en cuenta que todos los equipos las han tenido durante más de un año, se han garantizado las máximas condiciones de igualdad a pesar de que se han construído en McLaren.

Los coches no recibirán los 10 puestos de penalización en el cambio de motor, pero en el caso de que haya un segundo cambio, sí se castigará al piloto con esta sanción. Otra modificación importante es que la caja de cambios deberá ser la misma durante 4 Grandes Premios (entendido aquí como GP sólo el sábado y domingo, el viernes no está incluído). En el momento en que un coche cambie su caja de cambios deberá retroceder 5 posiciones y además, los equipos ya no podrán disponer de un tercer coche. Para incrementar la seguridad de los pilotos se ha acordado subir los laterales de sus cockpits en 20 milímetros para aumentar la seguridad en la protección de la cabeza de los pilotos.

Pedro de la Rosa formará parte del equipo de comentaristas de Tele 5 esta temporada. La carrera empezará a las 5.30h de la mañana del domingo, mientras que la clasificación será a las 4h de la madrugada del sábado.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario