Volvo, con actitud y fuerza

ImageMás seguro que siempre, fascinante e inteligente, el nuevo Volvo XC60 tiene todo aquello con lo que sueña el cliente de un crossover pero… ¿qué es lo que ha cambiado en el nuevo modelo sueco?

La respuesta se encuentra en su puesta en escena, en su esencia, en su ADN… Así lo explica el director de diseño de Volvo Cars, Steve Mattin, “el XC60 tiene una carga emocional mucho mayor que la de sus competidores en este segmento. Es seductor e incluye emocionantes contrastes. Tiene líneas elegantes y a la vez, es musculoso. Es potente y a la vez, ágil. Es grande y al mismo tiempo, compacto. El XC60 es en realidad 20 centímetros más corto que el XC70“, afirma.

El lenguaje de diseño del nuevo modelo supone un cambio de actitud en toda regla. Si tradicionalmente la marca se asociaba a “no abandonar las tradiciones”, ahora se ha ampliado este significado para que incluya también el de “espectacular nuevo enfoque”. En este sentido, Martin afirma que el elemento diferenciador pasa por aumentar el volumen visual de los vehículos: “debemos atrevernos a ser vistos claramente para que nos consideren un coche de lujo”. Dicho y hecho. ¿De qué manera? A partir de ahora, cuando observen un Volvo desde un espejo retrovisor, prepárense para ver el tradicional símbolo de hierro ocupando el protagonismo que se merece en la parrilla trapezoidal. Ya no es discreto y modesto, ahora crece, es audaz y confiado, el anticipo del nuevo rostro de Volvo, con actitud y fuerza. Lleno de expresión, personalidad y confianza en sí mismo.

“El espejo del alma”

ImageEsta actitud vigorosa queda reflejada en todos y cada uno de los elementos de diseño del XC60, pero especialmente en los faros. “Los ojos son el espejo del alma”, de modo que los ceñidos contornos de las ópticas que flanquean la parrilla enfatizan el perfil en V clásico del capó, lo que le dota a la parte delantera de un aspecto entusiasta en forma de cuña.

Las líneas esculpidas son especialmente seductoras cuando se observa el coche desde la parte lateral y quedan rematadas por unos hombros cuya amplitud excede lo acostumbrado. Si hacia la parte delantera están reforzados con una muesca escultural que los subraya, para describir los guardabarros traseros, Mattin recurre a un adjetivo lleno de sensualidad: “voluptuoso”.

Las grandes llantas de 17 o 18 pulgadas de serie -y 19 opcionalmente-, los atrevidos arcos de rueda y el tono más oscuro de la sección inferior de la carrocería mejoran más si cabe el aspecto musculoso del XC60, mientras que las líneas dinámicas y fluidas en combinación con el atrevido contorno del techo confieren una sensación de coupé deportivo a la parte superior del coche.

En lo que respecta a la zaga, por primera vez en un Volvo, las luces de posición traseras actúan también como luces de frenado, y por lo tanto, toda la forma del hombro se ilumina al frenar, lo que confiere al XC60 un aspecto incluso más marcado y característico.

Un seis cilindros turboalimentado y dos turbodiésel

ImageInicialmente, el XC60 podrá adquirirse con el motor de gasolina turboalimentado de seis cilindros T6 y 285 CV, y con dos motores turbodiésel de cinco cilindros: el D5 con 185 CV y el 2.4D con 163 CV. En todos los modelos se incluye el sistema de tracción integral con tracción instantánea (Instant Traction) de serie. La eficiencia energética llegará a lo largo de 2009 con la versión de 2,4 litros dotada con motor diésel Euro 5 y 163 CV, y con una emisión de aproximadamente 170 g/km de CO2.

Las líneas base del modelo sueco están pensadas para satisfacer las necesidades de los clientes más exigentes, independientemente de si el coche se utiliza en la ciudad, en autopista o por caminos rurales. Este es el motivo por el que Volvo se ha centrado en encontrar el equilibrio perfecto entre deportividad y confort. Para ello, une a estas excepcionales mecánicas una regulación del chasis agresivamente deportiva pero que no pierde un ápice de comodidad. Sentarse al volante es mucho más que una experiencia de conducción.

Para hacer frente a todas las vicisitudes del trazado, el XC60 monta una carrocería de gran rigidez torsional (20 kNm/grados) y su deportivo chasis permite que el coche pueda controlarse con precisión reduciendo al mínimo las tendencias de balanceo incluso en las situaciones más exigentes. El peso se distribuye de forma perfecta entre los ejes delantero y trasero, lo que contribuye a un equilibrio y tracción óptimos que se refuerzan gracias a la posición transversal de instalación del motor y al sistema de tracción integral con Instant TractionTM de Haldex.

Gracias a las llantas de gran tamaño y a la distancia de 230 mm hasta el suelo, el Volvo XC60 es capaz de abrirse paso en terrenos imposibles para los turismos convencionales. La suspensión trasera garantiza un confort y un contacto en carretera óptimos incluso en terrenos con desniveles mientras que la delantera McPherson y la amplia distancia entre sus ejes contribuyen a lograr una estabilidad direccional excelente.

¿El volvo más seguro de la historia?

ImageEl XC60 reúne todo el conocimiento sobre seguridad acumulado por la firma durante más de 80 años, lo que, según afirma el presidente y director general de la marca sueca, Fredrik Arp, le convierten en el Volvo más seguro que ha existido nunca. Esta tesis que aparentemente puede resultar parcial queda corroborada por el lanzamiento de una tecnología inédita y exclusiva en materia de seguridad: el sistema City Safety. Dicha tecnología permite evitar las colisiones a baja velocidad en las ciudades y los embotellamientos al actuar conjuntamente con el sistema de advertencia de colisión y frenado automático recientemente presentado.

Las encuestas indican que el 75% de las colisiones denunciadas se producen a un máximo de 30 km/h. En el 50% de los casos, el conductor no ha frenado en absoluto antes de tener lugar el impacto, principalmente a causa de una distracción. En estos casos, el sistema City Safety podría marcar una diferencia crucial ya que frena el coche automáticamente si el conductor está a punto de chocar con el vehículo delantero, lo que permitiría evitar la colisión o, al menos, reducir el daño producido a los coches y a sus ocupantes. Para ello, utiliza un sensor láser integrado en la parte superior del parabrisas que detecta si el vehículo que va delante frena bruscamente. De ser así, el City Safety percibe que se puede producir una colisión y precargará los frenos. Si el conductor permanece inactivo, el coche aplicará los frenos automáticamente.

El sistema City Safety se activa a velocidades de hasta 30 km/h y viene equipado de serie en el nuevo Volvo XC60 junto a otras innovaciones en materia de seguridad como la función de estabilidad de remolque (TSA) o un sistema de control de estabilidad y tracción (DSTC) más desarrollado.

ImageCon estos argumentos la pregunta es obligatoria: ¿es éste el Volvo más seguro que ha existido nunca? “Si me lo preguntan”, afirma el presidente Arp, “diría que es también el más fascinante”. El nuevo XC60 fue presentado oficialmente al público el pasado mes de marzo en el Salón internacional del automóvil de Ginebra y está disponible en los concesionarios europeos desde otoño (2008).

Esta entrada fue publicada en Volvo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario