Volkswagen empieza a montar vehículos en Rusia

“Con la puesta en marcha del montaje de vehículos en nuestra nueva factoría de Kaluga, el Grupo Volkswagen se sitúa de forma definitiva en el emergente mercado ruso. La producción de vehículos Volkswagen y Škoda en Kaluga nos ofrece la oportunidad de beneficiarnos del rápido crecimiento del mercado automovilístico en Rusia”, ha comentado Winterkorn en Kaluga. La primera piedra de esta instalación, situada al sudoeste de Moscú, fue puesta el 28 de octubre de 2006, trece meses antes del inicio del montaje de vehículos.

El Volkswagen Passat y el Škoda Octavia, que son los primeros coches que se ensamblan en Rusia, han salido de la cadena de montaje durante la ceremonia a la que han asistido 600 invitados del mundo de los negocios, la industria y la política. Está previsto montar 66.000 unidades de ambos modelos durante el año 2008 en la primera fase de desarrollo de la factoría puesta en marcha hoy. En una segunda fase, a partir del 2009, la factoría producirá vehículos con una capacidad máxima de 150.000 unidades al año.

El Director del Consejo de Dirección de Škoda Auto, Reinhard Jung, ha subrayado la importancia de la nueva factoría en el parque tecnológico “Grabzevo”. “Para Volkswagen y Škoda, Rusia es un mercado emergente estratégico. El hecho de que Škoda haya empezado a producir el Octavia aquí, es una muestra importante del posterior desarrollo de la marca. Actualmente producimos en tres factorías en la República Checa así como en India, Ucrania, Bosnia, Kazajstán y, ahora, Rusia. La de la Kaluga es nuestra quinta sede. Škoda Auto está llegando a todo el mundo”.

El Profesor Heizmann ha tenido palabras de agradecimiento especialmente para el Gobernador de Kaluga, Anatoly Artamonov y para todas las partes implicadas en el proyecto por parte rusa: “Me encanta que hoy empecemos a montar vehículos en Rusia, justo trece meses después de haber puesto la primera piedra. Me gustaría expresar mi reconocimiento a nuestros socios rusos y, por supuesto, a nuestro equipo que ha hecho posible poner en marcha estas impresionantes instalaciones aquí, en Kaluga. La planta de Kaluga se empezará a completar en los próximos meses y, entonces, podremos iniciar la producción durante la primera mitad del 2009”.

La inversión total de Volkswagen en Rusia superará los 500 millones de Euros. La factoría de Kaluga, que ocupa una superficie de 400 hectáreas, dispondrá, en la última fase de su desarrollo, de su propia conexión ferroviaria con la que abastecerse de recambios y componentes para afrontar el proceso de producción. Se ha destinado más superficie en las cercanías de la sede, para que los proveedores tengan la oportunidad de instalarse cerca de las instalaciones principales de producción.

Cuando finalice totalmente el proceso de construcción de la factoría, se habrán movido 6 millones de metros cúbicos de tierra para nivelar el terreno. La planta Volkswagen de Kaluga tendrá 3.000 trabajadores a finales de 2009.

Esta entrada fue publicada en Volkswagen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario