VIDRIOS LAMINADOS EPG DE MÁXIMA PROTECCIÓN PARA LA GAMA

A partir de ahora, todos los modelos de la gama del A4, A6 y A8 pueden incorporar vidrio laminado anti-infrarrojo en sus parabrisas y ventanas laterales. De esta forma, Audi ofrece a los usuarios la gama más amplia y variada de vidrio laminado del sector de la automoción.

Este equipamiento opcional proporciona al usuario todas las ventajas del vidrio laminado tradicional, es decir, protección antirrobo, contra accidentes, contra el ruido y contra la radiación ultravioleta y, además, gracias a la incorporación de un tratamiento adicional anti-infrarrojo, permite disminuir el calor percibido en el habitáculo entre 10 y 15ºC. Con ello, se incrementa la seguridad y el confort de los pasajeros del vehículo.

Todo esto es posible gracias a la composición de este novedoso sistema, basada en dos láminas de cristal entre las que se ensambla, mediante la acción combinada del calor y la presión, otra lámina de un plástico especial (PVB o polyvinyl butiral), y a la que se une también una película de metal con tratamiento anti-infrarrojo.

Mejora de la seguridad

La lámina de PVB incrementa notablemente la seguridad ante un intento de robo, de forma que aumenta la resistencia de las ventanas del vehículo entre 20 y 30 segundos frente a los escasos 2 segundos que se tarda en romper una ventana convencional. Además, proporciona mayor protección en caso de accidente, ya que cuando se produce un impacto, el vidrio se fragmenta pero se mantiene pegado a la lámina de PVB y, por tanto, en la estructura de la ventana. De esta forma, los pedazos de cristal no caen sobre el pasajero, y se evita el riesgo de que éste pueda salir despedido del vehículo total o parcialmente, al mismo tiempo que se impide la entrada de objetos externos.

Mayor confort

Por otro lado, esta lámina contribuye a disminuir el ruido en el habitáculo: el del tráfico, entre 3 y 6 decibelios, y el del aire, entre 1 y 3 decibelios. También bloquea el 95% de la radiación ultravioleta, muy perjudicial para la salud y dañina también para todos los materiales del interior del coche.

Por su parte, la incorporación de lámina anti-infrarroja permite bloquear el 60% de la radiación solar, de forma que la temperatura interior del vehículo disminuye entre 10 y 15ºC. De esta manera, se reduce además el consumo de energía del aire acondicionado.

Audi fue el primer fabricante en incorporar la tecnología del vidrio laminado en sus coches, y hasta ahora sólo se ofrecía como opción en el modelo A8. Sin embargo, las ventajas que proporciona este equipamiento en materia de seguridad y comfort, lo convierten en una opción más que interesante para los usuarios de otras gamas de la marca.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario