Una nueva propuesta en el segmento All Road: Peugeot 508 RXH eléctrico

– HYbrid4: un concepto inédito en el mercado

– Arquitectura en paralelo: la solución inteligente

El nuevo Peugeot 508 RXH es un modelo único gracias a su configuración mecánica, una implantación que lo convierte en un 4×4 totalmente diferente a los fabricados hasta ahora. Ningún fabricante del mundo ha lanzado hasta el momento un automóvil de tracción integral eléctrica, lo que diferencia al nuevo Peugeot RXH del resto de vehículos existentes en el mercado.

Tecnología HYbrid4 y 508 RXH: sumando fuerzas

Proponer la cadena de tracción HYbrid4, que asocia el diésel y la electricidad, en el 508 RXH era una elección lógica, ya que permite, en primer lugar, unas prestaciones perfectamente adecuadas a las expectativas de los clientes de este segmento. Si algo destaca en este sentido en el nuevo Peugeot 508 RXH es la libertad de evolución y la confianza que proporcionan las 4 ruedas motrices.

A la hora de desarrollar el coche, la elección de la arquitectura estuvo también marcada por la búsqueda de una eficacia y una coherencia óptimas. De este modo, la tecnología HYbrid4 utiliza dos motores que pueden funcionar de manera alterna o simultánea. Con ello se ha podido dar la dimensión justa a cada órgano mecánico (37 CV para el motor eléctrico y 163 CV para el HDi) para asegurar el conjunto de las prestaciones solicitadas. Así el motor térmico funciona de manera óptima en trayectos por carretera y autopista o extra-urbanos. Sigue siendo el más eficaz y el más polivalente para asegurar la movilidad de cualquier vehículo. Pero el motor eléctrico toma el relevo al térmico en las fases de rendimiento más débil, en especial en la puesta en marcha o cuando se rueda a baja velocidad. Esto corresponde precisamente a los usos más pertinentes en condiciones urbanas. El paso del motor térmico al motor eléctrico se realiza automáticamente gracias al STOP & START, con un alternador de arranque que pone el coche en “stand by” y arranca el motor térmico cada vez que las condiciones así lo imponen (aceleración, baterías descargadas…).

Sin embargo, los dos motores pueden, igualmente, sumarse en determinadas condiciones (efecto “boost” en aceleraciones fuertes, al adelantar, por ejemplo, y en terrenos de difícil adherencia gracias al modo 4WD…). Las prestaciones del HYbrid4 son, por tanto, directamente comparables a las que se obtendrían con un único motor térmico de cilindrada superior, con mayor brío pero beneficiándose de una auténtica revolución en términos de reducción de consumo y de emisiones de CO2 (del orden de un 35 % menos en ciclo mixto para unas prestaciones equivalentes), pero aportando el plus que supone contar con tracción a las cuatro ruedas, eléctrica en el caso de la propulsión de las traseras. Porque el motor eléctrico también se utiliza para mejorar el placer de la conducción. Permite, de entrada, suavizar las interrupciones en la entrega de par durante los cambios de marcha. Además, en cada nueva puesta en marcha, la propulsión eléctrica interviene de manera sistemática independientemente del modo seleccionado para facilitar el “arranque” del vehículo. El par que proporciona el motor trasero permite que el coche reemprenda la marcha con suavidad, sin riesgo de revolucionar en exceso el motor diésel.

Cuatro ruedas motrices inducidas

Esta original implantación permite, además de un mejor reparto de pesos, la motricidad de las 4 ruedas: el motor térmico, situado bajo el capó delantero, activa las ruedas delanteras mientras que el eléctrico, (situado al nivel del eje posterior) mueve las traseras. Al gestionarse electrónicamente (“by wire”), sin uniones mecánicas entre la parte delantera y la trasera, este conjunto dispone además de ventajas importantes frente a un sistema de tracción integral clásico (con árbol de transmisión central). De hecho eso no ha generado problemas de volumen o diseño del habitáculo, manteniéndose la habitabilidad). El 508 RXH conserva así un volumen de maletero generoso (400 dm3 en norma VDA 210 o 423 litros de agua), su modularidad y sus aptitudes para afrontar largos viajes, con o sin la familia.

Por otra parte, las 4 ruedas motrices y el respeto por el medio ambiente dejan de ser nociones enfrentadas en el nuevo Peugeot 508 RXH, cosa que hasta la llegada del nuevo sistema HYbrid4 de Peugeot había sido inamovible.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario