Una limusina construida sobre el chasis de un camión

La voz de Galicia

Ayer Barak Obama estrenó coche. Claro que no es un coche cualquiera. Se trata de una limusina construida sobre el chasis de un camión. Su nombre oficial es Limusina Presidencial Cadillac y ha sido fabricada por la empresa General Motors siguiendo una tradición que empezó a principios del siglo pasado.

La Limusina Presidencial Cadillac es un vehículo que debe garantizar la seguridad del presidente, por eso muchos de sus secretos son y seguirán siendo eso, secretos. Pero sí se saben algunas cosas del formidable coche. Lo primero es que no hay solo uno sino varios dispuestos para que el presidente y su familia puedan utilizarlos siempre que los necesiten, aunque se desconoce el número exacto que se ha fabricado. Sus puertas tienen un grosor de 203 milímetros, como las de los aviones pero con blindaje militar.

El peso del coche es otro de los secretos, ya que conociéndolo, podría adivinarse qué dispositivos de seguridad lleva, pero los expertos calculan que debe de pesar entre 6 y 7 toneladas.

Por lo que se refiere a su equipamiento de comunicación es fácil suponer que será el más completo a la vez que el más seguro: teléfono por satélite, fax, conexión a Internet? Todos los medios para que el presidente esté perfecta y permanentemente comunicado con cualquier lugar del mundo.

También cuenta con cámaras de visión nocturna, sistema de extinción de incendios, tubos que lanzan gases lacrimógenos y neumáticos reforzados con Kevlar.

A pesar de que se estrenó ayer para llevar a Barack y Michelle Obama hasta el cementerio nacional de Arlington para el homenaje en la tumba del Soldado Desconocido, el gran momento del coche será mañana, martes, cuando con Obama y su familia en su interior recorra la avenida Pensilvania de la capital, Washington, tras el juramento.

Esta entrada fue publicada en General, Limusinas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario