UNA AVENTURA DE MÁS DE 8.500 KILÓMETROS El León 4 supera con éxito el desafío de los tres desiertos

El SEAT León 4, el primer vehículo de la marca española dotado con tracción a las cuatro ruedas, ha superado con éxito el difícil desafío de los tres desiertos: el helado del Río McKenzie, el de sal de Salt Lake City y el de arena de Death Valley. A lo largo del trayecto de más de 8.500 kilómetros, desde el norte de Canadá hasta California, el coche ha demostrado un excelente comportamiento al rodar de forma eficaz sobre los terrenos de extrema y variada dureza que presentan las superficies de estos tres desiertos.Esta aventura fue organizada con el apoyo del periódico alemán Bild y del importador de SEAT en Alemania en estrecha colaboración con la marca española.

En la madrugada del día 22 de marzo y con una temperatura de 37 grados centígrados bajo cero, el piloto austríaco de 60 años Gerhard Plattner se puso al volante del León 4 acompañado por el español Pere Serra, técnico especializado en este tipo de pruebas dentro del departamento de Experimentación de I+D del Centro Técnico de SEAT en Martorell.

Tras más de 8.500 km, Plattner comentó: “El coche se ha comportado de maravilla rodando bajo condiciones extremas. Sobre el hielo se ha desenvuelto a la perfección, gracias a su tracción a las cuatro ruedas, cambio de 6 velocidades y elementos de seguridad como el ESP”. El veterano piloto también destacó que “rodar por el salado y corrosivo lago de Salt Lake City fue impresionante y asombramos a todos los presentes que atónitos jamás podrían haber imaginado que un coche de serie podía salir ‘ileso’ de entre aquellas aguas. La experiencia ha sido muy buena e inolvidable”.

Plattner es un experto en llevar a cabo hazañas automovilísticas de envergadura como la realizada en 1998 cuando, con un Arosa 1.7 SDi, circuló 100.000 km por Europa durante 99 días a una velocidad media de 82,3 km/h y logró establecer un consumo medio de tan sólo 3,64 litros de gasóleo a los 100 kilómetros recorridos.

León 4, un coche sin fronteras

La travesía comenzaba en Tuktoyaktuk, una pequeña aldea esquimal situada en Canadá, 700 km al norte del Círculo Polar Ártico y a 180 km de la población de Inuvik, primer punto de destino del desafío. Para desplazarse en automóvil desde Tuktoyaktuk a Inuvik, el único acceso posible es a través del cauce helado del Río McKenzie.

Después de afrontar el desierto de hielo del Río McKenzie, cuyas aguas permanecen heladas durante tres meses al año, y cruzar Canadá pasando por ciudades como Dawson, Whitehorse, Watson, Ft. Nelson, Edmonton y la olímpica Calgary, el León 4 llegó a la frontera que separa Canadá de Estados Unidos habiendo hecho gala en todo momento de un excelente comportamiento.

En territorio estadounidense, y tras dejar atrás el popular parque nacional de Yellowstone y la cuidad de Great Falls, el coche comenzó a rodar por el segundo desierto de su itinerario, el de sal de Salt Lake City.

El León 4 circuló con sus 180 caballos y tracción total por el desierto de Salt Lake City y, en concreto, lo hizo por la pista de sal de Bonneville, lugar donde se realizan pruebas de alta velocidad y se establecen los récords mundiales de esta disciplina.

En Salt Lake City, el vehículo fue sometido a una de las pruebas más duras de la aventura: rodar por las aguas de baja profundidad de uno de los lagos que presenta un mayor nivel de concentración salina. El León 4 también superó este test sin más inconvenientes que abandonar el agua llevando consigo gran cantidad de sal impregnada.

Antes de llegar a la meta, la expedición aún debía afrontar el desierto de arena de Death Valley (el Valle de la Muerte). Sobre las pistas de este paraje, el vehículo volvió a mostrar sus excelentes cualidades al circular sin problemas por las áridas pistas de arena y piedra.

Finalmente, el lunes 3 de abril, trece días después de haber salido de Tuktoyaktuk, el León 4 finalizó su viaje de más de 8.500 km en la pequeña aldea de Badwater ubicada en el desierto de California, cerca de Los Angeles, que recibió a la expedición con una temperatura de 50 grados centígrados.

Badwater no es sólo uno de los lugares más cálidos de la Tierra, sino que además es el punto de mayor profundidad del continente norteamericano al encontrarse a 80 metros por debajo del nivel del mar.

La aventura del León 4 por los tres desiertos fue transmitida a todo el mundo vía Internet a través de varias web-cams ubicadas en el interior del coche. Además, el periódico Bild y dos cadenas de televisión alemanas, SAT 1 y nTV, realizaron amplios reportajes del test.

Dotado con 180 caballos de potencia, caja de cambios de 6 velocidades y tracción total, el León 4 es capaz de alcanzar los 224 km/h de velocidad máxima, acelerar de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos y recorrer un kilómetro con salida parada en poco más de 28 segundos. Esta versión del modelo se pondrá a la venta este mes de mayo en España a un precio de 3.620.000 pesetas.

Esta entrada fue publicada en Seat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario