Un rally lleno de lecciones para Thierry Neuville y Nasser Al-Attiyah

El Rally de Suecia, con sus condiciones tan especiales, ha supuesto la primera salida en competición con el Citroën DS3 WRC para Nasser Al-Attiyah y Giovanni Bernacchini. El Qatar World Rally Team consiguió su objetivo al terminar la prueba sin cometer errores. Para Thierry Neuville y Nicolas Gilsoul (Citroën Junior World Rally Team) ha sido lo mismo, y además han aprendido mucho durante estos tres días.

Tras perderse el Rally Montecarlo al participar en el Dakar, Nasser Al-Attiyah comenzó su programa WRC con Citroën Racing en el único rally invernal de la temporada. Sobre una superficie que no le es muy familiar, el catarí sabía que tenía que acumular experiencia. “Mi objetivo no es marcar tiempos rápidos, es conocer el coche, el equipo y sus métodos de trabajo, y así prepararnos para los rallys sobre tierra. Allí creo que lo haré mejor”, comentó Nasser.

Durante los tres días de la prueba, el piloto del Qatar World Rally Team siguió con lo planeado. Tras hacer cambios de reglajes a su DS3 WRC desde la mitad del rally, supo que lo aprendido aquí le serviría de mucho para lo que resta de temporada. “He llegado a esta prueba casi sin probar. Estoy contento por haber disputado todas las especiales y me ha gustado pilotar aquí. Después de probar diferentes reglajes, he sido capaz de encontrar la forma de evaluar el comportamiento del coche. A pesar de que el próximo rally se disputará sobre tierra, la experiencia que he adquirido sobre el hielo nos será de gran ayuda. También estoy contento por haber conseguido los primeros puntos para el Qatar World Rally Team en el Mundial de Constructores”.

Thierry Neuville, que todavía está aprendiendo lo que es el WRC, comenzó con la misma idea de Nasser. Fue adquiriendo experiencia según disputaba las especiales, llegando incluso a hacer buenos tiempos terminando entre los diez primeros en siete de las veinticuatro especiales.

“Ha sido la primera vez que he corrido en condiciones como estas, así que todo ha sido nuevo para mí. He tenido que hacer muchas correcciones a mis notas”, especificó el piloto del Citroën Junior World Rally Team. “Cuando me sentía a gusto en el coche y las condiciones de las pistas no eran tan duras, fui muy rápido y mis tiempos fueron mejores. Creo que esta experiencia significa también que disputaré el resto de los rallys con algo más de confianza”.

Peter Van Merksteijn Jr. y Eddy Chevaillier también llegaron al final sin cometer errores. “Ha sido todo un logro para mí”, dijo el piloto holandés. “Estaba preocupado por si me veía atrapado en las numerosas trampas de este rally, pero llegué a encontrar el ritmo adecuado y al final lo he pasado bien. Pilotar sobre hielo es divertido”.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario