TOM KRISTENSEN, EN SU ÚLTIMA TEMPORADA, CONDUCE A AUDI A UNA CUÁDRUPLE VICTORIA

-. Audi domina en la carrera número 100 del nuevo DTM
-. Los cuatro primeros puestos para Audi en la prueba inaugural en Hockenheim
-. Última temporada en el DTM del piloto Tom Kristensen. Se concentrará en la resistencia a partir de 2010

Madrid-. Audi ha empezado de forma magistral la temporada 2009 en la carrera número 100 de la historia del nuevo DTM : Tom Kristensen (Dinamarca), Timo Scheider (Alemania), Olivier Jarvis (Gran Bretaña) y Markus Winkelhock (Alemania) consiguieron una cuádruple victoria para el Audi A4 DTM en el circuito de Hockenheimring ante 91.000 espectadores; el mejor inicio de temporada en la historia del DTM para el equipo Audi AG.

Incluso podría haber sido una quíntuple victoria para la marca de los cuatro aros, de no ser porque un pinchazo en la penúltima vuelta le costó a Mattias Ekström (Suecia) una victoria que parecía segura. El dos veces campeón del DTM había dominado la carrera desde su salida en pole position y llevaba una ventaja de más de diez segundos cuando restos en la pista provocaron un corte en el neumático trasero izquierdo de su Audi A4 DTM. Ekström tuvo que realizar una parada no programada en boxes en la penúltima vuelta, lo que motivó su descenso hasta la séptima plaza.

Para Audi, la victoria supuso el triunfo número 49 en una carrera del DTM, y para Tom Kristensen su cuarta victoria tras la de Oschersleben en el año 2004 y 2006, y la de Zandvoort en el año 2006. “Por supuesto, Mattias (Ekström) se habría merecido claramente esta victoria”, comentaba el piloto danés de 41 años tras la carrera. “Pero yo sé muy bien cómo se siente Mattias en este momento; en el año 2006, en Brands Hatch, yo perdí una carrera que había dominado con una clara ventaja hasta el final. Pero lo importante es que hoy el podio está copado por pilotos de Audi. Tengo que dar las gracias a Audi, a mi equipo, a mi ingeniero y a mis chicos; las dos paradas en boxes fueron perfectas”.

Kristensen, que había anunciado el viernes anterior que finalizaría su andadura en el DTM tras la temporada 2009, mantuvo un intenso duelo con su compañero del equipo Audi Sport Abt Sportsline, Timo Scheider, durante toda la carrera. Pero el piloto que ostenta el récord de victorias en Le Mans no cometió ningún error, y no le ofreció al defensor del título oportunidad alguna para el adelantamiento.

Tom Kristensen abandonará el DTM después de la última carrera de esta temporada para concentrarse por completo en su gran pasión: las carreras de resistencia con prototipos. A sus 41 años ha logrado ocho victorias en las 24 Horas de Le Mans lo que le convierte en el piloto de mayor éxito en esta disciplina del automovilismo. La última de ellas fue el pasado verano, a los mandos del Audi R10 TDI.

Cuando el piloto danés se despida del DTM finalizará una vinculación con este campeonato que se prolonga ya media década, y en la que Kristensen ha dejado huella. Siete pole positions, 17 podios y cuatro victorias son un bagaje que el danés planea aumentar esta temporada. “Me ha llevado mucho tiempo tomar esta decisión, pero ahora es definitiva”.Aun habiendo logrado grandes éxitos en el DTM, Tom Kristensen siempre ha tenido en los sport prototipos su verdadera gran pasión. “Compartir el coche con otros pilotos, trabajar juntos para lograr la puesta a punto óptima y luchar por la victoria en una pista única es lo más grande para mi”.

Al piloto danés le encanta compatibilizar dos disciplinas tan dispares como el DTM y Le Mans, pues le permite explotar su gran polivalencia como piloto. Cuando se le pregunta cuál es su favorito, su respuesta es siempre diplomática: “Le Mans es la mejor y más grande carrera para él y el DTM el mejor y más grande campeonato”. . “Que Audi me dé la oportunidad de competir en dos categorías del automovilismo tan diferentes al más alto nivel es un gran privilegio que aprecio enormemente”.

El Director de Audi Motorsport, Wolfgang Ullrich, comentó: “Tom y yo hemos tenido muchas conversaciones acerca de su futuro y, por supuesto respeto su decisión de concentrarse al cien por cien en la resistencia”. “Cuando deje el DTM, el certamen no sólo perderá un piloto rápido y un candidato habitual a la victoria, sino un gran deportista, que goza de todo el respeto tanto de sus rivales como de los fans”.

Por otra parte, Olivier Jarvis, en esta primera carrera de la temporada, fue el primer beneficiario del pinchazo de Mattias Ekström: el piloto británico de 25 años terminó tercero a los mandos de un A4 de la temporada anterior del equipo Audi Sport Phoenix, lo que supone el primer podio en sus participaciones en el DTM. Markus Winkelhock (Audi Sport Team Rosberg) completó la hazaña de Audi con una cuarta plaza y consiguió también su mejor resultado en una prueba del DTM.

“Este fin de semana hemos demostrado una fortaleza increíble”, afirmaba Wolfgang Ullrich, director de Audi Motorsport, en referencia a los resultados positivos de la carrera. “Como en los dos años anteriores, el Audi A4 DTM ha sido una vez más el coche a batir aquí en Hockenheim. Y Olivier (Jarvis) ha alcanzado el podio al volante de un A4 de la pasada temporada. Ha sido una carrera fantástica para Audi. Es una lástima que Mattias (Ekström), que dominó la carrera, sufriera un contratiempo tan desafortunado”.

Para el compañero de equipo de Ekström, Martin Tomczyk, la carrera inaugural también estuvo marcada por la mala suerte: el piloto alemán cayó desde la tercera posición a la número 16 al principio de la prueba, y ya había remontado hasta posiciones de puntos cuando una avería electrónica le obligó a abandonar. Para Alexandre Prémat y Mike Rockenfeller, la primera carrera fue muy corta: ambos se vieron involucrados en un accidente provocado por el piloto de Mercedes, Gary Paffett en la vuelta inaugural, y tuvieron que retirarse.

Debido a una colisión con Ralf Schumacher, Katherine Legge recibió una penalización que le obligó a detenerse en boxes. Una vez cumplido el drive-trough, la piloto británica consiguió adelantar a su rival Susie Stoddart, y terminó la carrera en duodécimo lugar.

El equipo privado de Colin Kolles terminó la carrera con sus tres Audi A4 DTM con especificaciones de 2007 en posiciones undécima, decimotercera y decimocuarta, mostrando así unas magníficas prestaciones.

La próxima prueba del DTM tendrá lugar justo dentro de 14 días en el EuroSpeedway de Lausitz. Mientras tanto, los equipos Abt Sportsline y Phenix Racing tomarán partido en las 24 horas de Nürburgring alineando un total de cuatro Audi R8 LMS. Junto a Mattias Ekström, Mike Rockenfeller y Timo Scheider al volante, tres pilotos del DTM también partirán desde la parrilla de salida.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario