TMC potencia las tecnologías de los vehículos para aumentar la seguridad de los entornos de tráfico

Toyota Motor Corporation (TMC) ha presentado unas tecnologías diseñadas para aumentar la seguridad de los peatones y conductores de edad avanzada, como parte de sus iniciativas para eliminar las víctimas del tráfico.

Los datos(1) muestran que, en Japón, a pesar de que las muertes por accidentes de tráfico se han reducido a la mitad en los últimos diez años, ahora hay más peatones que ocupantes de vehículos entre las víctimas (el 35,2 % en comparación con el 32,9 % en 2010). Los datos indican asimismo que más de la mitad (50,4 %) de las muertes por accidentes de tráfico corresponden a personas de más de 65 años de edad, y que cerca de la mitad (49,3 %) de todas las muertes se producen entre el anochecer y el amanecer.

Así, las tecnologías presentadas hoy incluyen un Sistema precolisión (PCS, Pre-Collision System) con asistencia para evitar colisiones, faros de conducción adaptables (ADB, Adaptive Driving Beams) antideslumbramiento y un capó con elevación automática para reducir las lesiones a peatones.

Desde su fundación, la misión de TMC ha consistido en contribuir a la sociedad a través de la fabricación de automóviles. Eso se ha reflejado en la Visión global de Toyota, anunciada en marzo de este año, según la cual TMC se compromete a producir vehículos que sean seguros y fiables, y que trasladen a la gente no solo físicamente, sino también emocionalmente. TMC lleva tiempo realizando actividades relacionadas con la seguridad, basadas en tres pilares: desarrollo de vehículos de motor seguros, actividades educativas sobre seguridad vial y participación en el desarrollo del entorno de tráfico. Aprender de los accidentes ocurridos y mejorar constantemente sus pruebas, productos y servicios es el enfoque fundamental de TMC —en el marco del concepto de Gestión integral de la seguridad(2)— para desarrollar vehículos seguros. Por ello, TMC ha constituido este año en Estados Unidos el Centro colaborativo de investigación en seguridad, para llevar a cabo proyectos de investigación conjuntos con universidades, hospitales y organizaciones de investigación en Norteamérica.

Tecnologías de seguridad mejoradas de TMC

1. PCS con asistencia para evitar colisiones
TMC aspira a desarrollar vehículos menos susceptibles de verse implicados en accidentes, como es el caso de aquellos equipados con tecnologías PCS avanzadas.

1) Contramedidas ante colisiones traseras y accidentes de peatones
A diferencia del actual sistema PCS de TMC, que ha sido diseñado para predecir colisiones en determinadas situaciones y busca reducir los daños en caso de colisión, el PCS que se está desarrollando está concebido para ayudar a evitar colisiones. El sistema utiliza un radar de ondas milimétricas y cámaras estereoscópicas para detectar a peatones y vehículos por delante. Por otra parte, el sistema emite unos haces en infrarrojo próximo para mejorar la visibilidad nocturna. Este nuevo sistema PCS está diseñado para evitar colisiones en caso de que el conductor no pise el freno, si bien la eficacia del PCS depende del entorno y las circunstancias de la conducción.

2) Prevención de salida de carril
Este sistema, una evolución del PCS diseñada para evitar colisiones traseras y accidentes con peatones implicados, evita la desviación del carril integrando el control de los frenos y la dirección. El sistema se está desarrollando para supervisar de forma exhaustiva una amplia gama de circunstancias externas al vehículo, incluida la ubicación de obstáculos junto a la vía, evaluar los riesgos de colisión, cambiar la dirección del vehículo y seguir una ruta segura, y ayudar así al conductor a evitar accidentes.

2. Otras tecnologías de seguridad
Además de las tecnologías PCS descritas, TMC está desarrollando un amplio abanico de tecnologías destinadas a proteger a los más vulnerables en los accidentes de tráfico, como los peatones y los conductores de edad avanzada.

1) Faros de conducción adaptables
Hace dos años, TMC lanzó las luces largas automáticas. Cuando una cámara instalada en el vehículo detecta las luces de posición de los vehículos que van por delante o los faros delanteros de los vehículos que se acercan en sentido contrario, las luces largas cambian automáticamente a luces cortas para mejorar la visibilidad nocturna. TMC ha mejorado aún más ese sistema, de modo que las luces largas de los vehículos equipados con ADB (Adaptative Double Bean) están parcialmente tapadas para evitar que incidan directamente sobre los vehículos que van por delante y los que se acercan en sentido contrario y les deslumbren. El objetivo es que los conductores puedan mantener una iluminación similar a la de las luces largas para mejorar la visibilidad nocturna, y también contribuir a la reducción de los accidentes con implicación de peatones y otros vehículos.

2) Capó con elevación automática
Desde 2001, TMC ha ido introduciendo y ampliando el uso de estructuras de la carrocería diseñadas para reducir las lesiones a peatones. Las nuevas estructuras de la carrocería se basan en los resultados de las pruebas y su verificación, empleando maniquíes de pruebas convencionales y modelos humanos virtuales THUMS(3). El capó con elevación automática recientemente desarrollado por TMC ayuda a reducir las lesiones en la cabeza de peatones ocasionadas por colisiones con vehículos —aunque el vehículo tenga un capó bajo con poco espacio debajo—, elevando automáticamente la parte posterior del capó para aumentar el espacio que hay debajo.

3) Tecnología de respuesta ante emergencias
Las irregularidades cardiovasculares repentinas (como la fibrilación ventricular) sufridas al volante pueden hacer que el conductor caiga inconsciente, lo que puede dar lugar a una situación peligrosa. La nueva tecnología de respuesta ante emergencias de TMC es el resultado de la investigación de un sistema para controlar las funciones cardiovasculares a través de la mano del conductor sobre el volante, a fin de detectar posibles riesgos. TMC va a seguir investigando para llegar a comercializar un sistema que puede contribuir a la prevención de accidentes importantes ocasionados por cambios repentinos del estado físico del conductor. TMC tiene previsto hacer públicos los detalles de su investigación en la 28.ª Asamblea General del Congreso Médico de Japón, que comienza el 2 de abril en el centro de exposiciones Tokyo Big Sight de Odaiba (Tokio).

(1) De la Agencia de Policía Nacional Japonesa
(2) Enfoque de seguridad que intenta ofrecer al conductor un completo apoyo en todos los aspectos de la conducción, sin centrarse únicamente en los sistemas de seguridad independientes.
(3) Los modelos facilitan el análisis informático en profundidad de las lesiones sufridas en accidentes de tráfico. “THUMS” significa *total human model for safety” (modelo humano total de seguridad).

Esta entrada fue publicada en Toyota. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario