Temporada 2009 – Rallye de Noruega: El slalom gigante del Citroën Junior Team

Tras una actuación especialmente prometedora ayer, el Citroën Junior Team y sus pilotos han tenido que demostrar hoy su determinación. Al recorrer las especiales de esta segunda etapa del Rally de Noruega, los pilotos de los tres Citroën C4 WRC han adquirido muchísima experiencia y se preparan para pasar la última fase que les llevará hasta la línea de meta del domingo.

Esta segunda jornada del Rally de Noruega ha tenido sabor olímpico. Al salir del parque de asistencia de Hamar – situado en el corazón del Viking Ship construido para las competiciones de patinaje de los JJ.OO. de 1994 – los participantes se han dirigido a Lillehammer. Durante el primer bucle de cuatro especiales, siempre bajo un cielo azul y con las temperaturas oscilando entre los -15°C y -20°C, los pilotos del Citroën Junior Team han tenido distinta suerte.

Tras salir con un arranque nuevo esta mañana, Evgeny Novikov y Dale Moscatt perdían tiempo al principio del día: «Tenía dificultades al meter las marchas y hemos chocado contra un banco de nieve.» El ruso ha cedido más de cuatro minutos en Lillehammer 1 (ES11), pero ha conseguido continuar hasta la asistencia.

Saliendo en noveno lugar en esta segunda etapa, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia se han visto retrasados por un problema con el alternador. «Estamos contentos de haber podido llevar el coche hasta el final», comentaba el piloto francés después de llevar su Citroën C4 WRC hasta la zona del Citroën Junior Team. «El alternador se ha estropeado en la primera especial. Nos hemos quedado en modo “routier” para consumir el mínimo de electricidad y no descargar del todo la batería, que ha dado justo para la llegada al parque de asistencia. Hemos recorrido las últimas decenas de metros que nos separaban de la asistencia empujando el coche».

Conrad Rautenbach y Daniel Barritt se centraron en seguir el recorrido, a pesar de algunos fallos en los frenos: «Las especiales son fantásticas, con mucha nieve. Lamento haber tenido un pequeño problema en una ruta tan bonita. Aparte de eso, el coche ha funcionado muy bien. Espero poder aprovecharlo esta tarde.»

Durante el segundo bucle, Evgeny Novikov ha vuelto a tener dificultades con la palanca de cambios:« Perdemos tiempo en los sectores más revirados. No consigo cambiar las marchas de forma conveniente. El equipo analiza los datos que recibe.» El ruso ha terminado el día en duodécima posición, justo por detrás de Conrad Rautenbach. El piloto de Zimbabwe se ha visto atrapado en la segunda pasada por Mountain (ES14): «Nos hemos acercado demasiado a un banco de nieve. La entrada de aire se ha bloqueado. Hemos tenido que pararnos para limpiarla. Hemos terminado la especial sin potencia. Estoy muy decepcionado pero deseando empezar otra vez mañana.»

Después de salir de la asistencia de mediodía con un Citroën C4 WRC de nuevo puesto a punto, Sébastien Ogier por fin ha podido presionar y meterse entre los 10 primeros: «Hemos presionado mucho esta mañana para tener la oportunidad de rodar en los tramos de la tarde», decía. «No era fácil, porque íbamos por estas especiales a toda velocidad por primera vez. Pero he podido concentrarme en mi pilotaje, así que los esfuerzos de esta mañana no han sido en vano.»

«Hemos tenido un día duro», concluía el jefe del equipo Benoit Nogier. «Igual que nuestros pilotos, el Citroën Junior Team está aprendiendo todo el tiempo. El Rally de Noruega es nuestra primera prueba sobre nieve y la relación entre pilotos y equipos se desarrolla cada día. Seguiremos trabajando mucho, con el objetivo, igual que en Irlanda, de que los tres coches lleguen mañana a la meta. Sébastien ha demostrado hoy su determinación y también esperamos que Conrad y Evgeny puedan dar lo mejor de sí mismos en la última etapa de mañana.»

Esta entrada fue publicada en Citröen, Rallys. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario