Tecnología BlueTec® de DaimlerChrysler: los motores más limpios del mundo

Desde el año 1990, la Unión Europea ha introducido directivas cada vez más estrictas acerca de las emisiones contaminantes de los vehículos a motor. En octubre de 2006 entrará en vigor la próxima etapa de la reglamentación: Euro4. Pocos años después, en 2009,la Euro 5 reducirá una vez más los valores límite vigentes hasta esa fecha. Las exigencias de Euro 3 pueden satisfacerse mediante mejoras técnicas convencionales en los motores. En cambio, las directivas Euro 4 y Euro 5 exigen un tratamiento de los gases de escape. DaimlerChrysler ha apostado con suficiente antelación por una solución con excelentes perspectivas de futuro. Los motores BlueTec® basados en la tecnología diesel SCR (Selective Catalythic Reduction), satisfacen ya la directiva Euro 5: una garantía de rentabilidad para el futuro. Los motores basados en esta técnica utilizan un catalizador para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno. A este fin se inyecta el aditivo AdBlue, solución acuosa no tóxica que interviene en la reducción química de los óxidos de nitrógeno y su conversión en sustancias inocuas, transportado en un depósito propio. Además de ser ecológicos, los motores BlueTec® trabajan con gran rentabilidad.

Para eliminar los óxidos de nitrógeno y las partículas y reducir al mismo tiempo el consumo, la tecnología BlueTec® utiliza los siguientes componentes: un motor con técnica optimizada, el aditivo AdBlue, la unidad de alimentación y dosificación, el catalizador SCR y el equipo de diagnóstico del sistema. El elemento central de BlueTec® es un motor optimizado, con una mayor presión máxima de inyección para mejorar la combustión y reducir tanto el consumo como la masa de partículas en los gases de escape. Los óxidos de nitrógeno reaccionan con AdBlue en el catalizador y se convierten en sustancias inocuas. El equipo de diagnóstico supervisa el funcionamiento de los componentes e informa al conductor acerca de las reservas de AdBlue en el depósito. Gracias a esta tecnología, DaimlerChrysler puede satisfacer las directivas más exigentes de hoy y del mañana, no sólo en Europa, sino también en EE.UU.

Para repostar AdBlue se utiliza un surtidor como el del gasóleo. Numerosas gasolineras europeas cuentan ya con surtidores especiales de AdBlue, y la lista se amplía continuamente. El depósito de AdBlue garantiza una autonomía muy elevada: gracias a la dosificación precisa, sólo se necesita 1 litro de AdBlue por cada 25litros de gasóleo. Este componente se distribuye ya en 1.500 estaciones de servicio por toda Europa

Una unidad electrónica de dosificación inyecta la cantidad necesaria de AdBlue en el caudal de los gases de escape. Bajo la acción del calor, el aditivo reacciona formando amoniaco, necesario para la reducción química de los contaminantes en el catalizador cerámico SCR. El transporte de amoniaco en un vehículo está sujeto a limitaciones. Por ese motivo, se genera directamente a bordo a partir del aditivo AdBlue. Antes de salir al exterior, los gases de escape se procesan en el catalizador SCR. En una reacción catalítica con el amoniaco, los óxidos de nitrógeno se convierten en sustancias inocuas: nitrógeno y agua. Al mismo tiempo, el catalizador SCR reduce la emisión de partículas.

Para conseguir una alta eficiencia con esta técnica, se requiere gasóleo con bajo contenido en azufre, de 15 ppm (partes por millón), es decir, 33 veces menos que el actual contenido de 500 ppm. Este gasóleo, disponible ya en Europa, podrá adquirirse en Estados Unidos en invierno de 2006, coincidiendo con el lanzamiento del Mercedes Clase E 320 BLUETEC.

Con la nueva tecnología BlueTec®, DaimlerChrysler ofrece las motorizaciones diésel más limpias de la historia, y será capaz de cumplir las normativas anticontaminación más severas del planeta, Euro 4 y Euro 5, así como los estándares vigentes en 50 estados de los EEUU, incluidos California y Nueva Cork.

Un año después de la introducción de la nueva tecnología BlueTec®, ya existen en Europa más de 10.000 camiones circulando por las carreteras europeas.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario