Space Up! Blue: Revolución en la conducción limpia.

A bordo, la primera pila de combustible de alta temperatura del mundo y una matriz de doce baterías de iones de litio. Cuando se utiliza exclusivamente el motor eléctrico (61cv) del space up! blue, la autonomía puede llegar a los 104 kilómetros, que son suficientes para cubrir recorridos cortos en áreas urbanas. Pensando en el futuro, este nuevo cuatro plazas de Volkswagen se convierte en el vehículo ideal para todo aquel que quiera conducir sin producir emisiones por motivos de trabajo, diversión, para ir a la escuela o la universidad, o simplemente, para ir de compras.
La energía se “recarga” a través de la corriente eléctrica o mediante las pilas de combustible de alta temperatura de Volkswagen. En este último caso, la autonomía aumenta hasta los 250 kilómetros, con lo que se llega a los 354 con una “única carga”. A parte de esta, esta microfurgoneta, utiliza otra fuente de energía: el sol. El gran panel solar situado en el techo suministra más de 150 watios de energía que alimenta la batería.

Con su nueva pila de combustible de alta temperatura (HT-FC), Volkswagen presenta un nuevo sistema que supone un punto de inflexión en la investigación sobre las pilas de combustibles y su producción en serie. La HT-FC ofrece ventajas muy significativas en comparación con los otros sistemas de alimentación por este sistema, ya que pesa bastante menos, posee un mayor margen de utilización diario, un precio sustancialmente menor y, por lo tanto, mayores opciones de llegar a convertirse en una realidad tecnológica producida en serie. La pila de combustible de alta temperatura fue desarrollada en el centro de investigación creado a tal efecto por Volkswagen en Alemania.

Con la presentación de este nuevo concept car, el space up! blue, el mayor fabricante automovilístico europeo muestra la tercera versión de su “Nueva Pequeña Familia ” en tan solo dos meses. Al igual que el up! especialista urbano presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt y el space up! presentado en Tokio, el space up! blue es otra muestra de máximo aprovechamiento del espacio. En tan solo una longitud de 3,68 metros, una altura de 1,56 y una anchura de 1,63, el space up! blue ofrece el espacio de un vehículo considerablemente mayor. El inteligente concepto espacial del space up! Blue, se debe en gran parte al diseño de la unidad motriz. Su motor eléctrico, que no produce emisiones, está situado como en el Beetle o el Bulli, en la parte trasera. También en dicha sección y más exactamente bajo el asiento posterior, están situadas las baterías de iones de litio. La pila de combustible está situada en la parte delantera del coche. Además el space up! blue pesa tan sólo de 1.090 kilos, lo que teniendo en cuenta las pilas de combustible y las baterías, es un peso ligero.

Esta entrada fue publicada en Volkswagen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario