SONIDO BANG & OLUFSEN PARA LOS AUDI A5 CABRIO Y Q5: PRECISIÓN PARA LOS OÍDOS

. Diseño a medida: con procesador digital y 505 vatios de potencia.
-. Sonido inteligente: ajuste automático para el A5 Cabrio en función de la configuración de la capota.
-. Placer también para la vista: materiales de calidad y diseño integrado.

Madrid. De la estrecha colaboración que mantienen los especialistas en audio de Bang & Olufsen y Audi, desde que la firma danesa desarrollara el exclusivo sistema que sonido que se estrenó en los Audi A8 y S8, surgen ahora los nuevos equipos de sonido que la marca de los cuatro aros incorpora en sus modelos A5 Cabrio y Q5. Dotado de un procesador digital de la señal, diez canales de amplificación y una potencia de salida de 505 vatios, los nuevos equipos Bang & Olulfsen para los A5 Cabrio y Q5 garantiza el máximo placer auditivo.

En 2005 los especialistas en sonido de la prestigiosa marca danesa Bang & Olufsen asumieron un difícil reto: desarrollar un equipo de audio perfecto para un coche perfecto. Con más de 1.000 vatios de sonido, un sofisticado procesador digital y las cubiertas de cada uno de sus 14 altavoces realizada en aluminio, el sistema de sonido Advanced Sound System que Bang & Olufsen diseñó para el Audi A8 se caracterizaba por los mismos valores que la marca de los cuatro aros otorgó a su berlina tope de gama: potencia, calidad, exclusividad y precisión. La elección del equipo de audio del A8 como mejor equipo de sonido para automóvil según la prensa especializada en el Salón de Detroit de 2006 no era sino la confirmación de que Audi encontró el compañero adecuado para un largo viaje.

Tras el Audi A8, la colaboración entre Audi y Bang & Olufsen se ha extendido a cada nuevo modelo de la marca de los cuatro aros, y el resultado de este trabajo se materializa ahora en los nuevos equipos de sonido que Audi ofrece para sus nuevos Q5 y el futuro A5 Cabrio.

Sonido inteligente

Una orquesta no suena igual en cualquier sala de conciertos. Incluso en el mismo auditorio, los espectadores percibirán las notas de diferente manera según su ubicación en la sala.

Una de las máximas de Audi y Bang & Olufsen a la hora de desarrollar los sistemas de audio para automóvil es que cada pasajero disfrute de una experiencia acústica sin precedentes, independientemente del asiento en el que viajen. Por ello, para asegurarse de que independiente de los sistemas que hayan podido ensayar antes, nada más conectar un equipo de audio Bang & Olufsen los propietarios de un Audi experimenten un auténtico placer para los oídos, los ingenieros de sonido de la firma danesa dedican una media de 300 horas al ajuste y configuración de los equipos de audio para cada modelo.

La clave de los sistemas de audio que equipan el Audi Q5 y el nuevo A5 Cabrio y está en la exclusiva tecnología “True Image” de Bang & Olufsen, con un procesador digital de sonido capaz de convertir las señales estéreo de 2 canales en sonido envolvente, y dotado de un sistema de compensación de ruidos de marcha que evita distorsiones en la emisión de la señal acústica durante la conducción. Se garantiza así un balance constante de medios, graves y agudos, adaptando el sonido a las condiciones de la calzada, a la velocidad o a la conducción, de forma que, por ejemplo, el ruido de rodadura de los neumáticos según los diferentes tipos de asfalto, la lluvia al incidir sobre el parabrisas o el propio ruido del motor en aceleración no interfieran en la calidad del sonido que perciben los ocupantes del vehículo.

Además, un micrófono integrado entre los asientos delanteros analiza constantemente el nivel sonoro y manda una señal para ajustar el volumen en tiempo real y garantizar así un sonido uniforme. Y como novedad en el A5 Cabrio, el sistema detecta si el techo está abierto o cerrado, y adapta automáticamente los distintos parámetros en la reproducción del sonido para que el conductor y los pasajeros se concentren únicamente en disfrutar de la conducción, de su música favorita o del tiempo.

Potencia y diseño

Potencia y rendimiento son dos de las pasiones de Bang & Olufsen, que se reflejan en sistemas capaces de transmitir un sonido equiparable a la experiencia en la conducción. Y en la consecución de los mismos objetivos, Audi y Bang & Olufsen utilizan las más modernas tecnologías, como la fabricación en aluminio.

La marca danesa utiliza este material en las cubiertas de cada uno de los 14 altavoces del Q5 (12 en el A5 Cabrio) diseñados a medida y distribuidos de forma estratégica en el habitáculo para proporcionar la mejor calidad sonora. Los altavoces son gestionados mediante los diez canales activos de un procesador con una potencia de salida de 505 vatios. Como complemento a los sistemas de tres vías de la parte delantera y a los altavoces traseros de dos vías, el altavoz central en el salpicadero y el subwoofer integrado en el alojamiento de la rueda de repuesto -junto a dos altavoces adicionales Surround en el Q5- completan una auténtica coreografía acústica capaz de reproducir un sonido potente y cristalino.

Como en cada equipo Bang & Olufsen, el diseño también está presente. Aluminio anodizado en los biseles de los altavoces, rejillas con acabados a juego con la decoración del vehículo¿ Cada detalle se integra a la perfección para aportar el toque de calidad y distinción que distingue a cualquier Audi. Además, el Audi Music Interface permite disfrutar de la colección de música almacenada en dispositivos portátiles mediante la conexión USB y la toma para iPod, dispositivos que se pueden manejar mediante el sistema de control MMI, que también permite regular según las preferencias de cada usuario la configuración de salida del procesador dinámico DSP. Si se opta por el MMI Plus toda la colección de música tiene cabida en el disco duro de 10 GB, y la pantalla de 7 pulgadas en alta resolución permite la visualización de películas DVD con sonido digital envolvente 5.1.

fuente: Audi

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario