El Shelby GT350 Mustang se enfrenta a condiciones climatológicas extremas

Shelby GT350 Mustang

Con la llegada del invierno así como del verano, los fabricantes de coches aprovechan las temperaturas extremas que se registran en distintos puntos del planeta para poner a prueba sus nuevos coches en condiciones climatológicas muy adversas. Y es que es fundamental saber cómo reacciona un coche a temperaturas de superiores a los 50ºC o inferiores a los -35ºC. De esta manera, pueden obtener información muy valiosa sobre sus motores así como sistemas eléctricos.

En este caso es Ford quien ha decidido poner a prueba al nuevo Shelby GT350 Mustang. Y es que en este nuevo vídeo que han publicado nos muestran a una unidad de dicho muscle-car sufriendo temperaturas de entre -40° y 54.4ºC. En el vídeo se explica que en estas instalaciones Ford es capaz de recrear las condiciones extremas que se dan lugar en algunas zonas del planeta como en el desierto de Qatar o en las zonas más al norte de Europa en el invierno.

Otra característica muy interesante de esta instalación de pruebas de Ford es que puede recrear una tormenta masiva de nieve. Con estas pruebas, los ingenieros pueden certificar que los filtros de aire no quedan obstruidos o que diferentes elementos mecánicos tales como la transmisión siguen funcionando de manera correcta.

Haciendo un leve repaso, merece la pena recordar que el Shelby GT350 Mustang hace uso de un motor V8 de 5.2 litros de aspiración natural de 500 CV y 542 Nm de par máximo asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades que envía la potencia del motor al eje trasero del coche.

Esta entrada fue publicada en Ford y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario