Seguridad Activa y Pasiva en BMW Group

1. Seguridad Activa y Pasiva en BMW Group (Versión resumida) 2
2. Seguridad Activa y Pasiva en BMW Group (Versión completa)
2.1 Introducción: la seguridad, un concepto global 7
2.2 Seguridad Activa: Para obtener el puro placer de conducir 13
2.3 El punto de no retorno: incluso los últimos segundos pueden salvar vidas 30
2.4 Cuando el accidente es inevitable: la seguridad pasiva aumenta la protección 31
2.5 Asistencia rápida en caso de emergencia: la Llamada Avanzada de Emergencia 43

“La suprema seguridad del más alto nivel es un activo natural de un fabricante premium. Lo que hace a nuestros coches tan especiales es el enfoque global que le damos a nuestra idea de seguridad” – declara Klaus Kompass, Director de Seguridad en los Vehículos (Vehicle Safety) de BMW Group, cuando describe la filosofía que BMW Group aplica en cuanto a la seguridad.
Las ideas que BMW Group aplica en cuanto a seguridad se basan sobre todo, y en primer lugar, en la realidad. Precisamente por eso los expertos de BMW Group en investigación de accidentes analizan una gran variedad de accidentes reales cada año, trabajando junto con biomecánicos, médicos especializados en tratamiento y prevención de accidentes y con traumatólogos en Alemania y los Estados Unidos; naturalmente, comparten estos conocimientos con los investigadores y desarrolladores de BMW.
El conocimiento adquirido en estos procesos se utiliza directamente en nuevas ideas en seguridad activa y pasiva, donde se apoya el segundo aspecto de la filosofía de seguridad de BMW Group: la seguridad, tal y como la concibe BMW, comienza por el puro placer de conducir, mucho antes de un posible accidente. El mejor accidente es aquel que se evita desde el principio: el accidente que nunca sucede. Y, por otro lado, esta filosofía recorre un largo camino, que termina mucho después de que el accidente como tal haya tenido lugar.
BMW Group siempre ha concedido una gran importancia a la seguridad en carretera. Hasta hoy, no hay ni un solo sistema de seguridad en los automóviles que se fabrican en serie que BMW no haya examinado o desarrollado, en muchos casos asumiendo un papel de pionero, como en el caso del airbag para la cabeza.
En este contexto, un elemento excepcionalmente destacado del enfoque de BMW es la integración de unas características dinámicas muy precisas, ayuda específica al conductor y protección óptima para los ocupantes en un conjunto de elementos creados para alcanzar un ambicioso objetivo: asegurar la máxima seguridad en todo el vehículo en cualquier momento.
La seguridad en BMW Group comienza desde abajo, en la suspensión del automóvil
Ninguna estadística contempla los accidentes que nunca se han producido. De hecho, todos experimentamos situaciones e incidentes, incluso en el tráfico normal, que potencialmente podrían causar un accidente, ya sea por errores de percepción, situaciones con visibilidad limitada o condiciones climatológicas adversas.
En un automóvil de BMW Group el conductor puede afrontar estas situaciones de una forma superior, más relajada, ya que un BMW o un MINI reaccionan de la forma que espera el conductor incluso bajo circunstancias excepcionales, proporcionando además al conductor las ventajas de su conocimiento del tráfico cotidiano.
El objetivo de los ingenieros cuando desarrollan nuevas tecnologías para el chasis es garantizar unas reacciones seguras y superiores en cuanto a estabilidad. Esta superioridad en carretera crea las condiciones que se requieren para una circulación relajada, suave y con una seguridad activa ejemplar. El conductor mantiene un control absoluto de su automóvil, disfrutando de unas características dinámicas superiores y una estabilidad que garantiza la seguridad. Y mientras tanto está ayudado por unos sistemas de control que manejan las situaciones particularmente dinámicas con facilidad y con el apropiado cuidado.
Cuando el automóvil llega a su límite, los sistemas de control del chasis intervienen activamente para mantener la estabilidad o recuperarla, incluso cuando la calzada se encuentra en condiciones adversas. El Control Dinámico de la Estabilidad DSC evita que el coche pierda la trayectoria, por ejemplo en una maniobra brusca, para lo que aplica según lo que se requiera y de forma independiente el freno de cada rueda. Por su parte, la tecnología de tracción total de BMW, xDrive, aplica los frenos exactamente como se necesita y garantiza una buena distribución de la fuerza de impulsión para evitar el subviraje desde el primer momento, proporcionando al automóvil unas reacciones seguras y estables incluso en curvas rápidas y dinámicas. Otros sistemas que mejoran tanto la precisión de la dirección como la estabilidad de la trayectoria son el Control Dinámico de las Prestaciones y el Dynamic Drive.
Los efectos y contribuciones de estos sistemas que mejoran la seguridad se multiplican cuando se hace que interaccionen. Por ejemplo, la Dirección Activa del nuevo BMW Serie 7 se comunica con los sensores del DSC. De esta forma, cuando se frena mientras las ruedas giran en superficies con diferente adherencia esta tecnología inteligente evita que el automóvil pierda la trayectoria, interviniendo de forma apropiada en la dirección.

Esta entrada fue publicada en BMW. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario