Sebastien Ogier 1º Mikko Hirvonen 2º Thierry Neuville 3º y Dani Sordo 4º en El Rally de México

 

 

 

 

 

16 scratch y una ventaja de tres minutos y medio. Sebastien Ogier (FRA), con el Volkswagen Polo R WRC, ganó la tercera prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA (WRC). Junto a su copiloto Julien Ingrassia (FRA), Ogier dominó el Rallye de México de principio a fin para lograr su segunda victoria de la temporada tras el triunfo conseguido en el Rallye de Suecia. La pareja francesa de Volkswagen fueron los más rápidos en todos los tramos a excepción de 7 especiales y demostraron un ritmo muy consistente. Gracias, en gran parte a Ogier, el Polo R WRC número 8 finalizó entre los cuatro más rápidos en las 23 especiales de las que constó la carrera. La guinda del pastel fue el triunfo de Ogier en el Power Stage, lo que le valió sumar tres puntos extras para el Campeonato del Mundo de Rallyes de pilotos.

Jari-Matti Latvala / Miikka Anttila (FIN / FIN), con el segundo Polo R WRC también demostraron su alto nivel de pilotaje. Después de abandonar a los pocos metros de la salida de la segunda jornada del rallye, se acogieron al Rallye 2 para reengancharse a la prueba el sábado y el domingo. La pareja finlandesa finalizó entre los tres primeros es seis de los diez tramos que disputaron con el Polo R WRC número 7. La mejor actuación de Latvala llegó en el Power Stage, a pesar de abrir carrera y limpiar la pista para todos los demás, ya que el primer coche sobre los tramos siempre se encuentran unos caminos llenos de gravilla suelta, se las arregló para marcar el tercer mejor crono y sumar un punto para el Campeonato del Mundo de Rallyes.

Desafió 1 – El calor, el hombre y la máquina perfecta para México

Los 30 grados centígrados que se alcanzan durante el Rallye de México hicieron de la prueba azteca una de las mejores del Campeonato del Mundo. El perfil del itinerario, con largos descensos desde grandes altitudes y temperaturas abrasadoras que calientan el líquido de frenos hasta el punto de ebullición, también llevan a los pilotos al límite de sus fuerzas. En estas difíciles condiciones, el Volkswagen Polo R WRC demostró una vez más su fiabilidad, mientras que los pilotos de Volkswagen se beneficiaron de su excelente condición física.

El itinerario del Rallye de México llevó a los participantes al centro de México, en torno a las ciudades de León, Guanajuato y Silao. Las 23 especiales que se celebraron estuvieron situadas entre los 2.671 y los 1.795 metros de altitud y sumaron un total de 394.88 kilómetros contra el crono.

Desafío 2 – La altitud, gran actuación del Polo R WRC en las condiciones extremas de México

Con los tramos a casi 2.700 metros sobre el nivel del mar, los motores perdían casi el 30 por ciento de su potencia. Los ingenieros de Volkswagen se prepararon meticulosamente para afrontar este particular desafío, realizando modificaciones en los motores de 315 caballos de potencia de los Polo R WRC para hacer frente a las altitudes de las especiales. Volkswagen Motorsport demostró una vez más su excelencia técnica haciendo de sus máquinas las más fiables y potentes de la prueba azteca. Precisamente, en enero de 2013, Volkswagen inauguró la fábrica número 100 del grupo en Silao, cerca de donde se celebraron los tramos del Rallye de México. Esta nueva planta produce motores, principalmente para el mercado americano.

Desafió 3 – La asistencia, rendimiento perfecto del equipo

La victoria en el Rallye de México fue un triunfo de todo el equipo Volkswagen. De los ingenieros, mecánicos, responsables de logística, etc. En el tercer rallye de la temporada, el Volkswagen Polo R WRC alcanzó la perfección. En las ocho paradas en el parque de asistencia, el equipo volvió a demostrar una coreografía ensayada perfectamente y ayudaron a Sebastien Ogier y Jari-Matti Latvala a tener unos coches perfectamente preparados.

La próxima cita, la cuarta prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA 2013, se celebrará en Portugal del 11 al 14 de abril. Volkswagen tendrá además de los Polo R WRC de Jari-Matti Latvala y Sebastien Ogier, un tercer coche en manos de Andreas Mikkelsen.

Comentarios sobre la cuarta jornada del Rallye de México

Jari-Matti Latvala, Volkswagen Polo R WRC #7
“Apenas había comenzado el rallye cuando las cosas se volvieron en contra nuestra. Tuvimos que abandonar el viernes después de unos pocos metros a causa de una avería en la suspensión tras golpear una piedra. Después de esto, trabajamos en el coche y en mi estilo de pilotaje. Hacia final de rallye me encontré más cómodo que nunca con el Polo. Ahora tengo un mejor entendimiento de las características de pilotaje. Eso me proporciona mucha motivación de cara a Portugal. Ganar un punto en el Power Stage fue, obviamente, una forma agradable de terminar.”

Sebastien Ogier, Volkswagen Polo R WRC #8
“¡Qué sensación más fantástica! El Polo R WRC fue perfecto en el Rallye de México. Tengo que agradecérselo a todo el equipo. Esta victoria en nuestro debut sobre tierra es muy especial, siempre estará en mi corazón y esta noche sin duda que la celebraré. Esta mañana en el primer tramo tuve que tener mucho cuidado y ser inteligente para evitar todas las piedras. Pero a mitad de tramo empecé a aumentar mi ritmo. Tenemos una gran ventaja al frente del Campeonato del Mundo, pero todavía quedan diez rallyes por disputarse”.

Jost Capito, Director de Volkswagen Motorsport
“Para ser honesto, ganar en nuestro primer rallye de tierra con el Polo R WRC es un sueño. Nos preparamos meticulosamente para el Campeonato del Mundo de Rallyes y también para el Rallye de México, no dejamos nada a la improvisación. La victoria aquí es por tanto un éxito de todo el equipo, que ha funcionado perfectamente este fin de semana. No solo a nivel local, sobre todo también en nuestras sedes de Hannover y Wolfsburgo. La capacidad de pilotaje de Sebastien Ogier no puede pasar desapercibida. Ogier es el factor decisivo para que estemos corriendo así desde el principio y ganando. Me quito el sombrero. El rendimiento de Jari-Matti Latvala no fue menos impresionante. Tuvo mala suerte justo cuando comenzaba el rallye, pero se defendió magníficamente y vio recompensado sus esfuerzos ganado un punto en el Power Stage. Una vez más, tiene todo nuestro respeto. Los problemas en la suspensión que sufrió nos demostró que todavía tenemos cosas por mejorar en el Polo R WRC”.

Y además…
…un momento sorprendente para Julien Ingrassia después del Rallye de México. El equipo Volkswagen Motorsport no solo dio una cálida ovación a Sébastien Ogier y Julien Ingrassia a las celebraciones por su segunda victoria esta temporada del FIA World Rally Championship (WRC) con una gran felicitación, también se pusieron máscaras de lucha libre. Hay explicación detrás de esa locura: “Mister Mysterio” es una broma corriente en el WRC, en el que Julien Ingrassia y el periodista Jerome Bourret incorporan apariciones sorpresa con máscaras de luchadores cada día en la vida cotidiana del WRC. La lucha libre goza de un estatus de culto en México. Puedes descubrir más sobre “Mister Mysterio” enwww.facebook.com/elmistermysterio

Y también…
…el único obstáculo para Sebastien Ogier en el Rallye de México. En su camino hacia el podio, el ganador de la prueba mexicana no se dio cuenta de que una puerta corredera solo estaba abierta hasta la mitad. El resultado fue una dolorosa herida por encima de su ojo izquierdo que fue tratada de inmediato por el doctor del equipo Volkswagen, Jan Ole Eilers, y su colega de Citroën, Philippe Dury. Ogier llegó a la ceremonia de entrega de trofeos unos minutos más tarde de lo previsto.

Tras lograr el mejor tiempo en la especial más larga del rallye, Mikko Hirvonen y Jarmo Lethinen se aseguraban la segunda posición en el Rallye de México. Gracias a los puntos de la cuarta posición de Dani Sordo y Carlos Del Barrio, el Citroën Total Abu Dhabi World Rally Team aumenta su ventaja en el liderato del Campeonato del Mundo de Constructores.

Después de3 dos días agotadores, la última etapa del Rallye de México fue más corta. A pesar de ello los equipos debían afrontar la especial de Guanajuato, con 54,85 Km., y después la Power Stage de Derramadero (21,14 km) y la súper especial que se disputaba en las puertas de León, la ciudad que acoge el Rallye.

Con solo 7’’5 de ventaja sobre Thierry Neuville al inicio de ésta última etapa, Mikko Hirvonen no tenía otra alternativa que atacar a fondo para contener los ataques de su perseguidor. Más rápido que todos en la especial de Guanajuato, el finlandés logró su segundo mejor tiempo del fin de semana. A pesar de unos neumáticos muy desgastados pudo mantener el ritmo en la Power Stage. « Nuestro principal objetivo del día era mantener el segundo puesto y lo hemos conseguido», comentaba Mikko a la llegada. « No ataqué a fondo en Guanajuato, ya que quería preservar mis neumáticos para la Power Stage. Fui demasiado prudente en la primera parte, que era muy rápida y no pude entrar entre los tres primeros. A pesar de todo estoy contento de subir al podio por primer a vez esta temporada. Es un resultado consistente que premia mi constancia, pero eso no impide que sepamos que hay mucho trabajo por delante»

Cuarto al final del segundo día, Dani Sordo aseguró su posición hasta la llegada. «Es un buen resultado y permite a Citroën aumentar su ventaja en cabeza de la clasificación general », comentaba el español. «A pesar de haber mejorado este fin de semana, no podía luchar con los demás ya que me falta adaptación al coche. Vamos a seguir trabajando, especialmente en las pruebas programadas antes del Rallye de Portugal»

«Este rallye ha sido una buena operación para el Campeonato del Mundo de Constructores ya que aumentamos nuestra ventaja en cuatro puntos», comentaba Yves Matton, Director de Citroën Racing. «No ha sido fácil, especialmente para Dani que ha tenido dificultades para aprovechar el potencial del coche. Hemos trabajado todo el fin de semana y espero que ese trabajo dé sus frutos desde Portugal. Mikko estaba satisfecho de su DS3 WRC y ha podido luchar en los puestos de cabeza. Hemos colocado nuestros dos coches en los puntos según el objetivo que nos habíamos marcado, y eso es lo que buscamos para toda la temporada»

Inscrito con el DS3 WRC del Abu Dhabi Citroën Total WRT, Chris Atkinson ganaba una posición por la mañana. Sexto en la clasificación general, el australiano comentaba: «Hemos remontado desde el puesto quince al sexto. Podía haber sido mejor, pero estoy contento. Gracias a Khalid Al Qassimi por haberme ofrecido esta posibilidad y espero que haya otras oportunidades para aprovechar mejor esta experiencia»

El público y la prensa acogieron al mejicano Benito Guerra, que terminó octavo, como si hubiera ganado la carrera: «Ha sido un final con el que soñaba desde el inicio. Estoy contento de haber luchado con los otros pilotos privados a lo largo del fin de semana. Este primer resultado ha sido importante, y ahora voy a ver con mis patrocinadores si podemos continuar participando en más pruebas. Espero estar en la salida en el Rallye de Portugal!»

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario