SEAT Sport prepara la defensa de sus títulos mundiales de Turismos

SEAT Sport ha iniciado la cuenta atrás para el inicio de la temporada 2009 del Campeonato del Mundo de Turismos, que comenzará en el circuito brasileño de Curitiba el próximo día 8 de marzo, y en la que tendrá como objetivo la defensa de los mundiales de pilotos y constructores conseguidos en 2008.

El equipo está llevando a cabo un intenso plan de trabajo para responder a las decisiones técnicas de la FIA que han limitado el potencial del motor Diesel que utiliza el León TDI y que han significado una pérdida de 18 CV de potencia.

Los test celebrados en los circuitos de Estoril, Cataluña y Valencia se han estructurado en base a la necesidad de recuperar esta pérdida de potencia en otros terrenos. Para conseguir la mejor puesta a punto de los coches, los ingenieros de SEAT Sport han organizado un detallado plan de trabajo antes de cada día de pruebas. La puesta en marcha de un test de dos días significa una semana previa de preparación de piezas, estudio de la actividad diaria de cada piloto y su ingeniero, y por supuesto, la preparación específica de cada coche.

A los test se llevan tres unidades del SEAT León TDI y quince mecánicos. En cada una de las jornadas ruedan tres pilotos, y uno de ellos repite los dos días. La jornada empieza a las nueve de la mañana y termina a las cinco de la tarde con una parada de una hora para comer. Durante un día de pruebas, se acostumbran a recorrer 350 Km. por piloto y coche, en dos tipos de tandas: las cortas de 2-3 vueltas para probar todo tipo de mejores, y las sesiones largas, para analizar el coche y dichos cambios en distancia de carrera.

Una vez cerrada la pista, la actividad prosigue en los boxes: para los mecánicos se prolonga cuatro horas más, ya que tienen que preparar los coches para el día siguiente, tanto en lo tocante a piezas nuevas para probar, como adecuar el coche a los pilotos que toman el relevo de sus compañeros. Y para estos últimos y sus ingenieros, reunión técnica para exponer todas las opiniones y todos los datos de la telemetría a fin de analizar todas las opciones y tomar las decisiones correctas para la puesta a punto del coche.

Estas jornadas de test tienen una gran importancia porque en el Mundial de Turismos, las posiciones de parrilla, y a menudo las victorias, se deciden por décimas de segundo. La igualdad entre todos los participantes es muy grande, y todas las mejoras, todos los detalles que permiten al León un comportamiento optimo suponen afrontar las carreras, donde no hay tiempo para pruebas, con garantías para luchar por las primeras posiciones.

En el test que finaliza hoy en el Circuit de Catalunya, el equipo SEAT Sport ha trabajado de forma especial en los reglajes de suspensiones y de puesta a punto, con resultados satisfactorios tal como señala Xavi Serra, ingeniero jefe de pista de SEAT Sport: “Los días de test nos permiten probar soluciones técnicas que no se pueden ensayar en un fin de semana de carrera. Este trabajo, y la información que comparten los cinco pilotos del equipo, es vital para poder afrontar en condiciones las primeras carreras del campeonato ya que el comienzo está cada vez más cerca, y es necesario definir la configuración de base con la que comenzaremos el mundial”.

Esta entrada fue publicada en Competición, Seat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario