Seat Altea 4 Freetrack

Escrito por FRANCESC PLA

ImageBarcelona se transforma estos días en la capital mundial de la industria del motor. El emblemático salón automovilístico de la capital catalana es el escaparate perfecto para el aluvión de novedades que no tardarán en llegar, entre las que destaca el primer Seat todocamino

Como suele ocurrir en la mayoría de salones internacionales, las múltiples novedades que se exhiben en Barcelona sirven para tener una visión clara de las tendencias que siguen los fabricantes. Yla muestra catalana, que abrió sus puertas al público ayer, servirá para confirmar el interés de los f

Y Seat, con todos los honores, hace debutar mundialmente en Barcelona su nuevo Altea 4 freetrack basado en el Altea XL, un familiar de excelente capacidad. Gracias a la iniciativa del presidente de Seat Erich Schmitt, la marca recibe así un nuevo impulso que tendrá continuidad en 2008 con nuevos productos, como una berlina basada en el Audi A4 (y su variante familiar) anunciada recientemente. Dentro de estos nuevos proyectos, se sabe que no habrá una versión de siete plazas del Altea XL ni del Altea freetrack. Sí habrá, y eso puede ser interesante para familias con presupuestos más modestos, versiones de dos ruedas motrices del Altea freetrack, tal como ha hecho Nissan con su Qashqai.

No es habitual que Seat saque tanto provecho de una misma plataforma. Así, el nuevo freetrack es un derivado más del proyecto original que en su día fue el Altea normal y de cuya base han salido el Toledo, el León, el Altea XL y ahora este todocamino con aires de monovolumen de marcado carácter familiar.

El primer 4×4 de la historia de Seat se ha diseñado y desarrollado en Martorell, y será, cuando empiece a venderse en julio, uno de los pocos monovolúmenes compactos del mercado con una estética y unas características netamente de 4×4, uno de los segmentos que mayor crecimiento está experimentando en los últimos años. El modelo que se puede ver en el salón es el que ya se fabrica en Martorell.

Lógicamente, presenta muchos puntos en común con el prototipo que Seat presentó en Ginebra en marzo. Se diferencia visualmente del Altea XL por la incorporación en su carrocería de molduras protectoras de material plástico que recubren la cintura y los parachoques delantero y trasero. Estos elementos le confieren una imagen muy robusta y sirven como protección de la carrocería en la utilización del coche lejos del asfalto. Su mayor altura al suelo, 40 mm, y el sistema de tracción 4×4 con embrague Haldex controlado electrónicamente garantizan la movilidad por pistas de montaña y terrenos resbaladizos.

Prueba de que Seat quiere dotarlo de un dinamismo superior a la competencia son los dos potentes motores que se ofrecen de inicio: un 2.0 TDI de 170 CV y el 2.0 TFSI de gasolina de 200 CV. En cuanto a equipamiento, podrá disponer de un sistema multimedia con pantalla TFT en el techo con conexión para DVD, MP3 y consolas de videojuegos y, por supuesto, todo la electrónica para una conducción segura.

abricantes por los vehículos de tipo todocamino, un fenómeno en constante crecimiento.

Esta entrada fue publicada en Seat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario