Se presenta en el Salón de Tokio

Mercedes-Benz presentará en el Salón Internacional del Automóvil de Tokio el F 600, un prototipo de vehículo compacto equipado con célula de combustible en el más avanzado estado de esta técnica de propulsión.

Con un diseño de familiar compacto, el F 600 desarrolla 115 CV y tiene un consumo equivalente a 2,9 litros a los 100 km, disponiendo de una autonomía superior a 400 km. Para Mercedes-Benz, el F 600 representa un paso de gigante en el proceso de madurez técnica para alcanzar la producción en serie, un objetivo que se espera alcanzar entre 2012 y 2015. Adicionalmente a la tecnología de célula de combustible, el F 600 de Mercedes-Benz también es innovador en pantallas virtuales de información para el conductor, asientos de nuevo diseño y estructura y otras técnicas pioneras para aumentar la seguridad y el confort de los ocupantes.

La célula de combustible en el F 600 es un 40 % más compacta que en los modelos predecesores, es mucho más eficiente y presenta mejores condiciones para el arranque en frío. Esto se ha logrado, entre otros, gracias a los rediseñados generadores de corriente, a un turbocompresor eléctrico y a un nuevo sistema de humidificación y secado.

La potencia continua de la célula de combustible es de 82 CV. Pero la energía sobrante producida por la célula se almacena en baterías de ión litio, de tal forma que cuando se requiere más fuerza, el motor eléctrico actúa como en un híbrido y puede llegar a 115 CV. En maniobras a baja velocidad o aparcando, el motor se alimenta exclusivamente de la energía eléctrica acumulada en la batería.

En cuanto a confort y versatilidad, este cuatro puertas establece referencias por sí solo. A pesar de la compacta longitud total de la carrocería, de sólo 4348 mm, la espaciosidad interior es impresionante, comparable incluso a la de berlinas de lujo. La distancia entre el asiento delantero y el posterior (un indicador útil para la espaciosidad y la amplitud interior) es de 945 mm y puede aumentarse en otros 400 mm gracias al diseño de los asientos traseros.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario