SAAB Y ALD AUTOMOTIVE: conducción ecoeficiente

Saab es una de las marcas más comprometidas y respetuosas con el cuidado de nuestro planeta, siendo la única marca que ofrece una gama completa de vehículos, la gama BioPower, que sin renunciar a las prestaciones son más limpios y ecológicos.

ImageEstamos decididos a formar parte de la solución a los problemas ambientales que enfrentamos como comunidad mundial.

Con ese fin, GM está invirtiendo miles de millones de dólares en su estrategia de tecnología avanzada. Esto comprende desde biocombustibles como el etanol E85 y vehículos híbridos, vehículos eléctricos propulsados por baterías avanzadas y vehículos de pila de combustible de hidrógeno”, Rick Wagoner, Presidente y Consejero Delegadode General Motors.

La apuesta actual de Saab es el bioetanol, que propulsa toda su gama de vehículos BioPower. El bioetanol es un combustible ecológico y renovable que reduce considerablemente las emisiones de CO2, y que gracias a esta tecnología de Saab ofrece más prestaciones.

Este reto de reducir las emisiones de gases contaminantes es una responsabilidad social de todos y cada uno de los conductores, que conduciendo de forma responsable, pueden aportar su granito de arena.

Por este motivo la empresa de renting ALD Automotive y Saab han organizado un curso de conducción “eco-eficiente” impartido por la Escuela de Conducción Tepesa, destinado a proporcionar las bases teóricas y la experiencia práctica necesaria para lograr un estilo de conducción más comprometido con el medioambiente. El curso se ha centrado en la enseñanza de técnicas de conducción aplicadas a situaciones reales y cotidianas orientadas a lograr una mayor eficiencia energética, reduciendo las emisiones de CO2 y, a su vez ayudando a aumentar la seguridad en la conducción y a mejorar el confort de marcha.

Los primeros alumnos del curso han sido periodistas especializados, que han quedado gratamente sorprendidos de la eficacia de las técnicas demostradas y los resultados obtenidos, que además, están al alcance de todos los conductores. Por ejemplo, una desviación en la presión de los neumáticos de un 30% puede aumentar el consumo de combustible en un 6%, y el neumático puede durar menos de la mitad de su vida útil. El ahorro de carburante con una conducción eficiente suele ser de un 10% a un 25%, y si comparamos una conducción eficiente con una agresiva, el ahorro de emisiones contaminantes es de más del 50%.

Esta entrada fue publicada en Saab. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario