Rolls Royce Phantom I Jonckheere Coupe

Image

En 1925, Jonckheere Company utilizó un Rolls Royce Phantom I para reconvertirlo a un coupé más extravagante y exclusivo, con una carrocería de seis metros de largo.

Aquella obra de arte fue comprada en 1991 por un coleccionista japonés por un millón y medio de dólares, y actualmente pertenece al Petersen Automotive Museum.

Se pudo ver en el evento Concours d’Elegance de Los Angeles, y por su estado y las sensaciones que transmite, parece que llegará a cumplir un siglo siendo tan impresionante como el primer día.

Esta entrada fue publicada en Coches Clásicos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario