Rolls Royce 100EX

ImageEl 100EX es el primer automóvil experimental fabricado por Rolls-Royce Motor Cars desde que el grupo BMW se hizo cargo de la marca en 1998 y lanzó en enero de 2003 el novedoso Phantom en la nueva sede de la compañía en Goodwood.

ImageEl 100EX es el primer automóvil experimental fabricado por Rolls-Royce Motor Cars desde que el grupo BMW se hizo cargo de la marca en 1998 y lanzó en enero de 2003 el novedoso Phantom en la nueva sede de la compañía en Goodwood.

A partir de un ligero chasis de aluminio, este drophead descapotable de cuatro plazas y dos puertas.
Los modelos experimentales son desde hace tiempo una característica de Rolls-Royce, sobre todo entre 1919 y 1957 cuando toda una serie de automóviles recibió el nombre de ‘EX’. A diferencia de un coche de concepto, el experimental funciona más como vehículo para probar y evaluar nuevos sistemas, componentes y prestaciones, que era como originalmente los usaba Rolls-Royce.

Aunque el diseño del 100EX y la especial selección de los materiales utilizados responden sólidamente a la tradición de Rolls-Royce, sus cualidades estéticas y su contenido tecnológico lo sitúan directamente en el siglo XXI. La temática náutica está muy presente con elementos de teca decolorada tanto en el interior como en el exterior del coche. También tiene gran presencia el aluminio pulido, sobre todo en el maletero y el marco del parabrisas, mientras que la carrocería tiene un acabado en Dark Curzon.

CONCEPTO DE DISEÑO

El equipo que da forma al nuevo Coche Experimental ha estado trabajando en el estudio que el grupo BWM tiene en el sur de California, Designworks: lo más natural para este lujoso convertible. Aquí se han llevado a cabo las investigaciones al lenguaje específico de Rolls-Royce para seguimiento de descapotables.

“Los modelos históricos fueron una auténtica inspiración“ nos dijo Ian Cameron, Diseñador Jefe de Rolls-Royce. Sin embargo, la investigación siguió un curso en el que se han combinado el precioso patrimonio de la marca con un atrevido carácter del siglo XXI.”

Se propusieron toda una serie de diseños y tan sólo los elegidos pasaban a la etapa siguiente. Después de una selección final, se inició el proceso, esta vez en las instalaciones de diseño especializado y construcción de BMW en Munich. 165mm más corto que el Phantom y 71 mm más bajo, el 100EX tiene un agraciado perfil lateral con una característica elevación dinámica en la línea central encima de las ruedas traseras y líneas que se deslizan hacia arriba en la parte delantero del automóvil.

“Buscamos la silueta para expresar el potencial de rendimiento, aunque reflejando la típica serenidad relajada propia del diseño Rolls-Royce y no la agresividad enfilada hacia delante de la mayoría de los coches modernos,” nos explica el Diseñador de Exteriores, Marek Djordjevic. “Visualmente queríamos trabajar a partir de la tradición Rolls-Royce de flotabilidad, la sensación de que el 100EX tiene potencia para llevar a sus pasajeros suavemente hasta la máxima velocidad de un modo verdaderamente relajado.” Para resaltar las líneas de la carrocería, un junquillo de aluminio pulido rodea todo el compartimento de los pasajeros. Elementos artesanales de teca decolorada han sido elegidos para el interior y el exterior del coche, contribuyendo fuertemente a componer una sensación marina que abarca todo el coche. En el exterior forma una cubierta para el capó y se usa como incrustación en los acabados de aluminio pulido de las puertas. “La impresión general que se ha buscado es la de un elegante yate a toda velocidad”, comenta Djordjevic.

En el frontal, un Espíritu del Éxtasis en plata maciza se asienta sobre una versión progresivamente angulada de la tradicional rejilla de Rolls-Royce, combinando en el conspicuo maletero que ha sido mecanizado a partir de un solo bloque de aluminio y pulido hasta conseguir un intenso lustre. El marco de los parabrisas y el pilar triangular que le dotan de una excepcional resistencia, también se han elaborado a partir de aluminio macizo.

ImageLas dos puertas acolchadas del 100EX son prueba palpable del maridaje entre forma y función en todo el coches. Son lo bastante grandes para permitir un acceso excepcional al asiento trasero, con las bisagras en la parte de atrás en el estilo de muchos vehículos de lujo de antes de la guerra y como las puertas traseras del nuevo Phantom.

El techo tapizado está hecho de un avanzado material que incorpora una urdimbre de hilos de alambre que ofrecen resistencia y protección contra los elementos meteorológicos. El interior del capó está forrado con una tela de lana y cachemir. El diseño del mecanismo de plegado implica que el capó puede quedar oculto en un amplio espacio, dejando mucho sitio para el equipaje.

La parte de atrás es cónica, al estilo de un barco y el maletero tiene una caída que hace que la puerta trasera quede más baja. El interior del maletero está cubierto de teca lo que da un aspecto de tablero. El 100EX lleva un exclusivo acabado Dark Curzon con sus ruedas de 21 pulgadas acabadas en Meteor Silver.

DISEÑO DEL INTERIOR

El Diseñador del Interior Charles Coldham nos explica, “Nos hemos inspirado en el diseño de los yates modernos y clásicos el resultado es un interior completamente actual con una innegable experiencia náutica”.

Para el chapado de madera interior se ha elegido caoba labrada. La tapicería y los adornos son de rico cuero Dark Curzon, mientas que el suelo lleva la misma teca decolorada que la cubierta de la capota.

Se incluyen asientos delanteros de un diseño especial, que son a la vez robustos y de una línea ligera, permitiendo mucho espacio a las piernas de los pasajeros que van atrás. El asiento trasero, aunque más íntimo que el del Phantom, es sumamente cómodo para dos personas, con bastante espacio, a lo que contribuye el eficaz mecanismo descapotable. El equipo ha querido crear un coche INGENIERÍA

Como coche experimental, el 100EX ha sido desarrollado a un nivel de ingeniería bastante más alto que el concepto típico de coche. La estructura de la carrocería es un desarrollo del chasis de aluminio del nuevo Phantom, adaptado a las diferentes proporciones del 100EX, que es igual de ancho que el Phantom, pero 165 mm más corto y 71 mm más bajo. La distancia entre ejes es 100 mm más corta.

La estructura da al 100EX una inmensa fuerza y solidez, algo que es claramente vital para un descapotable. También permite instalar puertas acolchadas que son integrales en el diseño del automóvil y ofrecen la ventaja práctica de facilitar la entrada y la salida. El marco de aluminio pulido del parabrisas, con su pilar triangular, es un parte expuesta de la estructura del chasis que proporciona una excelente protección antivuelco. La geometría de la suspensión y la dirección son compartidas con el nuevo Phantom: eje doble frontal y ejes traseros multi-link, con muelles de aire y dirección de piñón y cremallera. Las ruedas están acabadas en Meteor Silver, con un diámetro de 21 pulgadas y dotadas con neumáticos de 255/50 en la parte delantera y de 285/45 en la parte trasera.

El 100EX tiene un motor de 9 litros V16 de 64 válvulas. Se ha elegido aspiración natural frente a turbo o superturbo para dotarle del estilo instantáneo pero perfectamente suave de arranque que tanto ha impresionado en el Phantom. LA transmisión es automática y de seis velocidades.

LINEA EX

La fabricación de coches y motores experimentales es una vieja tradición en Rolls-Royce. En 1919 se produjo el 1EX, basándose en un chasis de Silver Ghost. Fue el primero de una larga línea de coches grandes, como el Silver Ghost y el Phantom, los que recibieron la denominación‘EX’ mientras que a los modelos experimentales más pequeños se les añadía la letra ‘G’ de Goshawk.

Se fabricaron muchos notables coches EX. Entre ellos los 15, 16 y 17EX, que se basaban en el chasis del Phantom y, en 1927, se entregaron a los constructores Hooper, Barker y Jarvis, respectivamente, para que compitieran en la fabricación de un modelo ligero y deportivo del Phantom.

En 1930 Henry Royce inició un proyecto para desarrollar motores más potentes con un mayor refinamiento. Contemplaba la construcción de un motor de 16 cilindros, pero se quedó en una configuración V12, a mitad de camino entre un 6 y un 16 cilindros, que en aquel momento él consideraba eran los dos extremos posibles del espectro de aplicación para un coches Rolls-Royce. Hasta ese momento, los Phantom I y II llevaban motores de seis cilindros.

Con estos importantes coches en mente, Rolls-Royce Motor Cars ha creado un nuevo ‘EX’ que represente la cima de la ingeniería y la belleza en la construcción para el siglo XXI. Es posible que en el futuro, como ya paso con los EX originales, pudieran desarrollarse elementos de tecnología que incluye el 100EX para nuevos proyectos de vehículos Rolls-Royce Motor Car.

FICHA TÉCNICA:

No. de puertas/asientos 2/4
Longitud: 5669 mm
Anchura: 1990 mm
Altura sin carga: 1561 mm
Distancia entre ejes: 3470 mm
Capacidad combustible: 80 litros
Motor: 9 ltr aspiración natural V16, 64 válvulas
Tipo de transmisión: 6 velocidades automática
Tipo dirección: Cremallera y piñón, sensible a velocidad
Asistencia a potencia variable
Neumáticos: Delanteros 255/50/R21ins traseros 285/45/R21ins
Llantas Delanteras 8 1/2J R21 ins traseras 9 1/2J R21 ins ha sido diseñado y fabricado para conmemorar el 100 aniversario de Rolls-Royce. No hay planes para fabricarlo en serie. que permitiera una ‘experiencia compartida’, no algo exclusivamente destinado al conductor. “La cabina del 100EX es un entorno tan confortable como el nuevo Rolls-Royce Phantom, pero aquí los elementos en lugar de proyectarse, se concentran”, nos explica Coldham. EX que ha abarcado casi 40 años, y que terminó con el 45EX en 1958. Fueron los

Esta entrada fue publicada en Coches Prototipo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario