Robert Kubica y su espectacular accidente en Canadá

Image

Quien no haya visto hoy la Fórmula 1 se ha perdido uno de los golpes más fuertes de los últimos años. La primera impresión al ver el vídeo es “Para haberse matado”. En la vuelta 27, curva 9, se tocó con el Toyota de Jarno Trulli. El accidente tiene de todo: choque frontal, vueltas de campana, trompo…

Pero a pesar de las impactantes imágenes, lo cierto es que Kubica está vivo, ileso y no perdió la consciencia de camino al hospital. Las informaciones acerca de una pierna fracturada han sido desmentidas por Mario Theissen, patrón de BMW Sauber. A las 9 de la mañana de hoy, lunes (entiéndase hora local) abandonará el hospital. Por lo visto está en condiciones incluso de disputar el GP de Estados Unidos, próxima cita del gran circo.

Bendita sea la seguridad de los F1 modernos. Tal y como me describió el choque mi novia (no estaba viendo la carrera), pensé que se iba a romper la racha de pilotos que no mueren en pista desde el accidente de Senna, que vi en directo cuando era un niño y no lo he olvidado.

Ah, y Hamilton ha ganado por primera vez.

Esta entrada fue publicada en Formula 1. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario