restigio, potencia, fiabilidad, funcionamiento silencioso y capacidad de garantizar una excelente calidad de la vida a bordo: éstas son las principales características del Lancia k berlina, Station Wagon y Coupé, unas dotes que hacen de estos coches los mejores herederos de la tradición Lancia.

En el stand también se expone el Lancia Delta HPE 2.0 HF Amarillo Sol, un coche que por prestaciones y temperamento se dirige a los clientes más deportivos.

De hecho, el propulsor turbo 16v desarrolla una potencia indiscutiblemente exuberante: 193 CV-142 kW a 5500 r.p.m. El par es de 29,6 mkg a 3500 r.p.m. Las prestaciones son briosas: el Lancia Delta HPE 2.0 HF llega a una velocidad máxima de 225 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos.

Igual de personal es el estilo del coche, que es agresivo pero sin comprometer la elegancia típica de todos los coches Lancia. El Delta HPE 2.0 HF ofrece de serie parachoques deportivos, espoilers, faldón (del mismo color de la carrocería), llantas de aleación de 16″ y neumáticos de 215 milímetros. El interior refleja la línea agresiva del exterior. El Delta HPE 2.0 HF va dotado de asientos deportivos “Recaro” de piel y Alcantara®. Entre los opcionales, se ofrece la suspensión de amortiguación controlada, capaz de garantizar la máxima seguridad y un confort excelente.

La gama queda completada por el Lancia Delta 5 puertas, que propone una interpretación del modelo en clave más elegante y sofisticada.

Además del propulsor 2.0 HF turbo (sólo disponible para los HPE) la oferta del Lancia Delta comprende: el 1.9 turbodiesel (90 CV-66 kW), el 1.6 16v (103 CV-76 kW) y el 1.8 16v V.V.T. con variador de fase y conductos de admisión de geometría variable (130 CV-96 kW).

Esta entrada fue publicada en Lancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario