Renault Laguna Coupé: Motores gasolina y diesel

ImageToda la nobleza mecánica de la Alianza se pone a disposición de las prestaciones y del placer. En gasolina, dos escalones de potencia con los 2.0 t de 205 CV que le proporciona su turbo Twin scroll y un motor de 3,5 litros V6 que proporciona 240 CV de potencia

En cuanto a ciclo Diesel, cuatro son los escalones que incorpora la gama española de los Laguna Coupé. Se parte de los motores 2.0dCi de 150 CV para ascender a 175 CV, 180 CV (con chasis 4RD) y se culmina la gama con el propulsor 3.0 dCi V6 que proporciona 235 CV. Las cajas de velocidades son todas de 6 marchas, manuales o automáticas.

Dos motores V6, estandartes de la marca

ImageFutura referencia en materia de prestaciones dinámicas, placer y silencio de funcionamiento, el inédito V6 dCi de 3 litros de cilindrada (2.993 cc) dispone en el Renault Laguna Coupé de una potencia de 235 CV (173 kW) y un par motor máximo de 450 Nm. Entre las 1.300 y 4.300 vueltas, más de un 80% de este par motor máximo se encuentra disponible (155 kW a 4.500 rpm). La aerodinámica interna ha sido estudiada para un rendimiento óptimo. La respuesta es instantánea, gracias a un turbo de geometría variable, refrigerado por agua. El trabajo sobre la turbina y el compresor ha permitido obtener a la vez un par motor a bajo régimen y potencia a régimen máximo. Bajo la acción del pedal del acelerador, la respuesta es directa y continua, hasta un régimen de 5.000 vueltas. Con estos argumentos, Renault Laguna Coupé V6 dCi 235 alcanza los 100 km/h en 7,3 segundos y todo ello con un consumo de 7,2 litros cada 100 kms en ciclo mixto (192 gr/ km de CO2). Esta nueva generación respeta en adelante los niveles de emisión de la norma Euro5. La acústica ha sido particularmente trabajada. Silencioso en el arranque, al ralentí o en velocidad estabilizada, el V6 dCi 235 participa en el confort del vehículo. Un retorno sonoro en fase de aceleración y en régimen transitorio, sugiere prestaciones. Desde el diseño, la consecución de un nivel sonoro mínimo ha dictado la elección de la ingeniería: cárteres estructurados con un espesor aumentado (fundición especial de aluminio de estructura compacta para el cárter de cilindros), grandes superficies de acoplamiento con la caja de velocidades, suspensión motor de 5 puntos, ajuste de juegos en los 2 árboles de levas, compartimiento estanco provisto de espuma absorbente sobre los inyectores y amortiguador de pulsación sobre el circuito de aire de alta presión. Son ejemplos que ilustran el cuidado con el que se ha llevado a cabo los estudios de reducción de ruidos.

En cuanto al motor de gasolina 3,5 V6 de 240 CV (175 kW) entrega un par motor de 330 Nm a 4.400 rpm, adaptado a las prestaciones dinámicas del Renault Laguna Coupé. Con relación a otras versiones que equipan los altos de gama Renault, este motor se beneficia de una rueda libre en la polea del alternador y de una cara de accesorios optimizada compatible con la arquitectura del vehículo. La forma del colector de aire, asociada a un embellecedor montado sobre soportes elásticos, permite obtener un espacio bajo el capot más importante, necesario para una mejor protección en caso de choque peatón.

Este motor 3.5 V6 atmosférico está asociado por primera vez a la caja de velocidades automática de 6 marchas AJ0 que comparte con el motor V6 de ciclo Diesel. Mientras que los 1.000 metros con salida parada se franquean en 27,6 segundos, Renault Laguna Coupé 3,5 V6 promete un consumo mantenido en ciclo mixto de 10 litros cada 100 kms, lo que representa unas emisiones contaminantes de 238 gr/km de CO2.

Reducción de tamaño en un dos litros

Renault Laguna Coupé se beneficia, por supuesto, de los mejores motores de la gama laguna, en particular de las versiones más potentes de los motores de 2 litros. Siempre asociadas a cajas de velocidades de 6 marchas manuales.

En cuanto a gasolina, el 2.0 Turbo se encuentra disponible con caja manual y con una potencia de 205 CV (150 kW) a 5.000 vueltas y 300 Nm disponibles desde las 3.000 vueltas.

ImageEsta versión deportiva ha surgido de la tecnología Renault Sport (Mégane RS). Este motor ha sido optimizado de manera específica para el chasis 4Control de las versiones GT con el fin de ofrecer a la vez prestaciones, tonicidad y placer intenso de conducción. La viveza de subidas en régimen ha sido obtenida por un trabajo sobre la admisión de aire y la utilización de un turbo de doble entrada (Twin scroll Turbo) que reduce el tiempo de respuesta. Esta polivalencia se caracteriza por una suavidad y una untuosidad en rodaje así como una sorprendente reactividad para una utilización deportiva. Renault Laguna Coupé GT 2.0 T 205 acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y recorre 1.000 metros con salida parada en 28 segundos, con un consumo contenido de 8,2 litros cada 100 kms, lo que supone un nivel de emisiones de 194 gr/km de CO2.

La gama de ciclo Diesel se articula en torno a las versiones con 150, 175 y 180 CV (110, 127 y 131 kW) del motor 2.0 dCi con unos valores de par motor respectivo de 340, 380 y 400 Nm. Líder de su categoría en prestaciones, placer de conducción y silencio, el motor 2.0 dCi propuesto en la versión GT, proporciona un nivel de prestaciones de 180 CV (131 kW) medidos a 3.750 vueltas. Con un par motor máximo de 400 Nm disponible desde las 2.000 vueltas, es capaz de alcanzar subidas de régimen rápidas y continuas, hasta las 5.000 vueltas. Dispone de un turbo de geometría variable con muy poca inercia, para una ganancia a bajo régimen, alcanzando así toda su plenitud. Renault Laguna Coupé GT recorre el kilómetro con salida parada en 29,6 segundos solamente y hace los 0 a 100 kms en 8,5 segundos. Equipado con un filtro de partículas y una válvula EGR de refrigeración aumentada, esta versión 4 Control dedicada al placer intenso respeta el entorno con un consumo en ciclo mixto de 6,5 litros cada 100 kms (172 gr de CO2 emitidos por kilómetro recorrido). Con unas bujías de precalentamiento ultrarrápidas, el motor 2.0 dCi 180 CV entra en acción desde que se pulsa el botón “Start” incluso en ambientes de gran frío (-23ºC). Estas motorizaciones se encuentran disponibles con caja de velocidades manual de seis relaciones

Motor V6 dCi 235

El motor V6 dCi 235 anticipa la norma anticontaminante Euro 5 gracias a distintas astucias de diseño.

ImageLa aerodinámica interna ha sido particularmente trabajada con vistas a aumentar el rendimiento y a disminuir el nivel de compresión del motor (16:1). La nueva geometría de la cabeza de pistones favorece la mezcla aire – combustible con un efecto mejor de torbellino (swirl) reduciendo las pérdidas térmicas.

Con la utilización de inyectores piezo eléctricos de 7 agujeros y de una rampa común de última generación a 1.600 bares, la combustión es óptima en cantidad y en rechazos.

Un circuito de canalización dedicada y pilotada por un calculador permite al EGR estar sobre refrigerado en aire fresco. Con un radiador adicional situado a la altura del paragolpes, esta arquitectura permite alcanzar el nivel de emisiones contaminantes sin necesidad de utilizar la trampa de NOx.

Surgido de una innovación Renault presentada en 2006 sobre los dCi 105, un 7º inyector se encuentra dispuesto sobre la línea de escape. Activado durante la regeneración del filtro de partículas, reemplaza de manera ventajosa una parte de la post combustión dedicada habitualmente a este menester. La regeneración se convierte así en transparente para el cliente cualquiera que sean las condiciones de rodado (tráfico urbano, pequeños trayectos, etc) con un intervalo de vaciado de cada 30.000 kms / 1 año.

El catalizador primario situado justo a la salida del turbo, permite reducir considerablemente los hidrocarburos sin quemar y el monóxido de carbono.

Utilizando un 2,5 % de material reciclado, este motor es reciclable en un 95%.

Esta entrada fue publicada en Renault. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario