Rallye de Italia-Cerdeña – 3ª Etapa: Un podio para Citroën y Dani Sordo

El Rallye de Italia-Cerdeña ha finalizado hoy con la disputa de la tercera y última etapa en la que Dani Sordo, Marc Martí y su Citroën C4 WRC han concluido en una excelente tercera posición. Sin embargo, los líderes tras la segunda etapa de ayer, Sébastien Loeb y Daniel Elena, han tenido que abandonar al impactar con una piedra en la primera especial de esta mañana.

Los dos bucles de tres especiales que cambiaban por completo la imagen a esta tercera jornada de la prueba italiana incluían un reagrupamiento a media mañana en Arzachena. Los tramos de hoy eran muy estrechos y el nivel de adherencia muy bajo, y el polvo y las numerosas piedras convertían en muy peligrosas las especiales.

Y una de las víctimas de estas trampas que presentaba el recorrido ha sido Sébastien Loeb, que ha impactado con una de estas piedras en la ES13. “He tenido dificultades para encontrar un ritmo adecuado desde el principio,” explicaba. “Sabía que no estaba pilotando bien y que tenía que incrementar mi ritmo. Y cuando estaba empezando a mejorar, mediada la especial, en una sección rápida en la que quizás estaba rodando demasiado rápido, he saltado un pequeño desnivel y el coche no ha cogido la trayectoria ideal. Se me ha ido un poco hacia la derecha y una de las ruedas se ha salido de la trazada ligeramente. He intentado enderezar el coche, pero entonces he impactado con una enorme piedra con mi rueda delantera izquierda. He intentado continuar, pero la rueda se ha quedado atascada debajo del coche. Era imposible seguir, así que he tenido que abandonar. Desde el inicio del rallye ya nos habíamos percatado que no era nada fácil encontrar un buen ritmo en estas especiales. Mi error ha llegado en el peor momento posible, ya que mi ventaja sobre Marcus Grönholm nos debería haber permitido controlar la carrera. Esto sirve para demostrar que ganar nunca es fácil y que siempre estamos al borde del límite. Seguimos manteniendo nuestras opciones en el Campeonato, pero no será nada fácil. La temporada llegará a su ecuador tras el Rallye Acrópolis dentro de quince días y allí deberíamos comenzar a recuperarnos de este abandono.”

Desde la salida del rallye el pasado viernes, Guy Fréquelin no se había cansado de repetir lo dura que era esta prueba de Cerdeña. “Estas especiales son muy complicadas, presentan numerosas trampas y quizás las más peligrosas son las piedras que bordean las pistas.” Incluso en la tarde de ayer, el jefe de Citroën Sport reiteraba el mismo mensaje: “A pesar de que Sébastien y Daniel disponen de un colchón de 36,5 segundos sobre el segundo clasificado, el rallye no está acabado. Todas las especiales de la última etapa son nuevas y complejas. Hemos de seguir siendo prudentes.” Sus palabras aún estaban recientes cuando esta mañana llegaban las noticias del accidente de Seb. “Sé lo que digo cuando repito que un rallye no está acabado hasta que no se ha cruzado la línea de meta. Este incidente ha llegado en un momento en el que Seb no estaba forzando el ritmo y eso es lo más frustrante. Pero así son los rallyes, puede suceder cualquier cosa y en cualquier momento. Pero eso no significa que debamos cambiar nada. La diferencia de puntos no es insuperable en ninguno de los dos Campeonatos, pero es cierto que nuestra tarea no va a ser nada fácil. Está claro que no podremos cometer errores en las próximas pruebas y además el rendimiento de Dani ha sido muy esperanzador. Se merecía subir al podio este fin de semana, en el que ha sabido competir con espíritu y también con la cabeza fría.

Dani Sordo, Marc Martí y su Citroën C4 WRC superaban sin problemas el primer bucle de especiales de hoy. “Han sido unos tramos cortos, pero bastante intensos,” comentaba Dani en el reagrupamiento de Arzachena. “En primer lugar hemos tenido que enfrentarnos al polvo en la ES13 y después hemos tenido algunas ligeras dificultades para adaptarnos a las características de la siguiente especial, que era totalmente distinta a las anteriores. He pilotado mucho mejor en la última especial del bucle, pero un pequeño error nos ha privado de poder marcar un buen tiempo.”

Dani afrontaba el último bucle del rallye en tercera posición de la general y con 5,2 segundos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor. Pero Sordo ha sabido manejar perfectamente la situación y tras marcar el mejor tiempo en la ES16 se ha asegurado prácticamente su presencia en el podio. “Estoy muy feliz con mi fin de semana. Fue algo complicado al principio, pero finalmente he logrado encontrar un ritmo rápido y seguro. El trabajo que realizamos con los mecánicos para encontrar una buena puesta a punto en mi C4 ha funcionado y estoy especialmente satisfecho de haber logrado este resultado para Citroën en tierra, una superficie sobre la que todavía debo mejorar.”

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario