Rallye Acrópolis – 2ª Etapa: Citroën y Loeb segundos en el Acrópolis

A la conclusión de la segunda etapa del 54º Rallye Acrópolis, el Citroën C4 WRC de Sébastien Loeb y Daniel Elena ocupa la segunda posición en la general provisional. La buena actuación que estaban completando hasta hoy Dani Sordo y Marc Martí se ha visto interrumpida en la ES12 al verse obligados a abandonar cuando ocupaban la cuarta posición en la general.

La etapa de hoy, la más larga del rallye, constaba de un total de 146km cronometrados divididos en ocho especiales. En tres de ellas se han realizado dos pasadas, incluido el exigente tramo de Agii Theodori de 48,88km. Una de las otras dos especiales estaba situada muy cerca del parque de asistencia, mientras que la otra se ha disputado en el hipódromo de Atenas.

Mientras la luz del día comenzaba a apagarse y la temperatura también refrescaba, ver el rostro de Guy Fréquelin era suficiente para saber que el de hoy no ha sido un día fácil para Citroën Sport: “Ha sido una jornada complicada para nosotros,” admitía. “La etapa ha comenzado bien con Sébastien y Dani aprovechando al máximo el potencial del Citroën C4 WRC en la primera y extremadamente larga especial de hoy, donde ambos han ganado posiciones en la general. El resultado incluso podría haber sido mejor si Seb no hubiese tenido que levantar un poco el pie debido a un pinchazo y si Dani no se hubiera visto perjudicado durante algún tiempo por el polvo que levantaba el coche de Jari-Matti Latvala, que había reanudado la marcha justo por delante de él tras cambiar una rueda. Pero a pesar de todo, nuestra situación no parecía mala en la asistencia remota de Loutraki; después vendrían las complicaciones.”

Dani Sordo y Marc Martí no han podido rentabilizar su buena actuación hasta ese momento al verse obligados a abandonar en la ES12. “A la salida de una curva a derechas, no he podido meter la marcha”, explicaba el español. “Estoy muy decepcionado. Por Citroën en primer lugar, ya que esperaba poder conseguir aquí el mejor resultado para el equipo, pero también por lo que a mí respecta. Sin embargo, estoy satisfecho por los tiempos que he marcado este fin de semana y también por haber podido estar con los mejores en una prueba sobre tierra, lo cual es importante de cara a los próximos rallyes sobre esta misma superficie. Sólo espero tener más suerte la próxima vez.”

Guy Fréquelin también se mostraba decepcionado por el abandono de Dani: “Tristemente, su buena actuación no se ha visto recompensada, pero sus tiempos confirman los progresos que ya comenzó a hacer en Argentina y que también nos ofreció en Cerdeña. Todavía es joven y necesita ganar experiencia, pero ha demostrado que puede luchar con los rivales más duros, y eso es exactamente lo que yo esperaba de él.”

Las cosas también se le complicaban a Sébastien Loeb inmediatamente después de situarse segundo en la general tras marcar el mejor tiempo en la ES11. Seb no pudo defender ese segunda posición en las dos siguientes especiales y decidió cambiar la puesta a punto de su coche en la asistencia de mediodía buscando más agarre. Si nos guiamos por los tiempos intermedios, Loeb podría haber recuperado el segundo puesto de la general en la primera especial del segundo bucle, pero dos pinchazos se lo impedían hacia el final del tramo más largo del rallye. “Estaba tirando muy, muy fuerte porque creía que podía ganar bastantes segundos en una especial de 48,88

Km. Pero a unos diez kilómetros del final me he percatado de que había pinchado los dos neumáticos delanteros. Gracias al sistema mousse de BFGoodrich he podido terminar el tramo, pero lógicamente he tenido que bajar el ritmo.”

Pero a pesar de la alta temperatura ambiental y de los más de 40ºC que se registraban dentro del coche, Seb se resistía a arrojar la toalla. “Sabía que no sería fáci, pero estaba decidido a seguir tirando fuerte el resto de la tarde y eso ha acabado dando sus frutos recuperando el segundo puesto de la general.”

“El esfuerzo de Seb y Daniel ha sido recompensado. Lo han dado todo esta tarde y eso nos ha permitido recuperar la sonrisa a todos los miembros del equipo. Pero hemos de recordar que aún restan 75 kilómetros de especiales por delante mañana y, en un terreno tan exigente, todavía puede pasar de todo…y eso debe preocuparnos a nosotros y a nuestros rivales,” concluía Guy Fréquelin.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario