Proyecto “Olympia” para Posicionar Opel y GM Europe en el Camino de la Rentabilidad y Crecimiento Renovados

Se Esperan Medidas Significativas de Reestructuración a Finales de Septiembre

Adam Opel AG y GM Europe se están moviendo a gran velocidad en el desarrollo de un amplio programa de reestructuración, que pretende recuperar los sólidos niveles de beneficios de la compañía y revitalizar la marca. El proyecto se ha denominado “Olympia” rememorando un modelo de gran éxito de Opel, el “Olympia” – un vehículo representativo de la rica herencia de Opel, lanzado al mercado en 1935.

El proyecto “Olympia” ha comenzado en Mayo por iniciativa del nuevo Presidente de Opel, Carl-Peter Forster, y ha movilizado muchos de los principales recursos internos de Opel y GME. Varios grupos de trabajo formados por expertos de Opel y GM Europe de las principales áreas de negocio están desarrollando planes agresivos para conseguir los objetivos del proyecto. Está previsto que estos grupos de trabajo presenten propuestas de acción concretas en unas cuantas semanas. Algunas de estas medidas irán más allá del mercado alemán y afectarán a otras operaciones de GM en Europa. El proyecto dispone del apoyo ilimitado de GM Europe.

Los grupos de trabajo están apoyados por la firma de experiencia internacional de consultores de gestión, Booz Allen & Hamilton, que en una fase inicial estuvo encargada de llevar a cabo un estudio. A tal efecto, el equipo de consultores ha mantenido más de 100 conversaciones con los ejecutivos de Opel y GM Europe y con numerosos concesionarios y proveedores.

Se ha establecido un Comité para el Proyecto de Cambio con objeto de coordinar las actividades. Está co-presidido por Carl-Peter Forster y Pat Campbell, Vicepresidente de Finanzas de General Motors Europe, y también incluye al Presidente de GM Europe, Mike Burns, al Presidente de Vauxhall, Nick Reilly, y al Consejero Delegado de Saab, Peter Augustsson, así como a otros altos ejecutivos de Opel y GME.

Como primer paso, se han determinado cinco iniciativas esenciales:

  • Retornar a una situación de negocio sólida y rentable
  • Afianzar y optimizar la estructura de ventas
  • Revitalizar e impulsar la marca Opel/Vauxhall
  • Crear oportunidades de crecimiento
  • Desarrollar procesos de mejora continua

El proyecto “Olympia” sigue un programa muy ajustado de tiempo. El reto consiste en decidir medidas concretas junto con el Consejo de Supervisión de Opel y otros socios relevantes hacia finales de Septiembre. Los cambios resultantes en estructuras y procesos se espera que sean amplios, y se iniciarán a partir de este otoño.

Carl-Peter Forster ha manifestado: “Opel ha hecho y continuará haciendo importantes progresos en calidad de producto y en la orientación de su gama de modelos. Pero nuestra compañía, y GME como organización regional, tienen algunos temas serios de estructuras y de coste que necesitan solucionarse urgentemente. Se tendrán que tomar algunas decisiones difíciles muy pronto. Pero sé que nuestros empleados y sus representantes reconocen la importancia de este plan para nuestra compañía. Con su apoyo se podrán llevar a cabo las oportunidades que este plan ofrece para el futuro.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario