PRIMICIA MUNDIAL EN EL SALON DE ESSEN Nuevo SEAT Altea FR

  • Diseño derivado directamente del que se mostró en el prototipo SEAT Altea FR en el Salón del Automóvil de Francfort durante el pasado mes de septiembre.
  • Nuevo motor 2.0 TDI de 125 kW (170 CV) con sistema de inyectores piezoeléctricos y filtro de partículas diesel.
  • Evolución del Chasis Ágil del SEAT Altea, con tarados más firmes de suspensión y frenos de mayores dimensiones.

    SEAT presenta como primicia mundial en la 38 edición del Essen Motor Show el Altea FR. Derivado directamente del prototipo Altea FR, esta nueva versión del Altea se convierte en el primero de la nueva generación de automóviles SEAT en lucir en su carrocería las siglas FR (Fórmula Racing). De esta manera recoge la herencia FR que tanto éxito tiene en modelos como el Ibiza y en la anterior generación del León.
    Han transcurrido solamente 20 meses desde que el SEAT Altea viera la luz (marzo de 2004) y ya aparece una versión más deportiva del mismo, puesto que las siglas FR encierran multitud de modificaciones, tanto estéticas como mecánicas y dinámicas.
    Estética deportiva
    El diseño del SEAT Altea FR recoge los principales rasgos del prototipo Altea FR. Así, en el frontal es nuevo el paragolpes, que contiene una toma de aire con trama de nido de abeja que recorre toda su parte inferior. En el lateral, donde aparecen las siglas TDI pintadas de rojo para significar que el coche lleva el motor TDI de 170 CV, se han adoptado espejos retrovisores con carcasas pintadas en tono gris, como es habitual en los modelos FR. Las llantas de 17 pulgadas, de aleación y de cinco radios, reciben un diseño totalmente nuevo en dimensiones 7J x 17 y con neumáticos 225/45 R 17.
    En la parte trasera de la carrocería aparece un paragolpes de distinta forma y con su parte baja de color negro. En él, destaca en la parte inferior izquierda el escape, con salida doble y cromado. Las siglas FR se sitúan en la parte inferior derecha del portón.
    En el habitáculo se respira el ambiente deportivo habitual en los modelos FR. El salpicadero del Altea FR presenta una nueva apariencia, con una combinación de gris y negro.
    El puesto de conducción, manteniendo sus excelentes cualidades presenta muchas novedades. El volante y la palanca de cambios son nuevos y específicos para esta versión. El volante tiene tres radios, y en la parte inferior del radio central aparecen las siglas FR grabadas sobre una pieza metálica. Las mismas siglas FR, junto con el
    esquema de las marchas, aparecen también en el pomo metálico de una palanca de  cambios de diferente diseño. También es nueva la instrumentación, con fondo blanco. Las siglas FR aparecen en el cuentavueltas situado en la posición central del cuadro de instrumentos. Los asientos, que sujetan perfectamente el cuerpo durante la conducción, están tapizados con una combinación de tejidos de aspecto muy deportivo y llevan las siglas FR grabadas en la parte superior de los respaldos.
    Motor diesel de altas prestaciones
    Protagonista principal del SEAT Altea FR es el motor. Derivado del 2.0 TDI de 103 kW (140 CV) ofrece ahora una potencia de 125 kW (170 CV) y está asociado a una caja de cambios manual de seis marchas de desarrollos específicos. Para lograr este importante incremento de potencia se ha optimizado la geometría del turbocompresor, se ha aumentado el caudal máximo del sistema de inyección y se ha adoptado un sistema de cierre de los canales de admisión.
    No obstante, la principal modificación supone la incorporación al sistema de inyección directa diesel la alta presión de inyección que proporciona el sistema PPD (Piezo-Pumpe-Düse). Los inyectores piezoeléctricos optimizan la posición y la cantidad de las inyecciones, dando lugar a una acústica mucho mejor y a ventajas con respecto a las emisiones.
    Si bien con el nuevo sistema de inyección cumple las normativas Euro IV sobre emisiones, va más allá al recibir también el sistema DPF de filtro de partículas diesel, que funciona sin aditivos y sin mantenimiento del filtro, cuya duración supera la del ciclo de vida del coche.
    Un chasis a la medida
    Las altas prestaciones del motor de 125 kW han precisado una cuidada evolución del Chasis Ágil del SEAT Altea. El esquema de suspensiones se mantiene –independiente tipo MacPherson con triángulo inferior en el eje delantero y eje trasero multibrazo–, pero se ha aumentado la rigidez de los muelles y el diámetro de las barras estabilizadoras. De esta forma, la altura de la carrocería con respecto al suelo es siete milímetros menor que en el SEAT Altea con suspensión Sport.
    Esta entrada fue publicada en Seat. Guarda el enlace permanente.

    Deja un comentario