Primicia Mundial: El Opel Zafira Snowtrekker en Detroit

  • Motor de gasolina en aluminio, de inyección directa de 2,2 litros y 16 válvulas, con una potencia de 150 HP.
  • Tracción permanente a las cuatro ruedas con diferencial central viscoso
  • Diseño orientado a una tecnología futurista
  • Entre las innovaciones se incluye un techo solar panorámico con compartimento de almacenaje integrado
  • En colaboración con el fabricante líder en productos para el esquí, Rossignol.

Nada más empezar el nuevo milenio, y por primera vez en su historia, Opel participa en el Salón del Automóvil de Detroit (que se celebrará entre el 15 y el 23 de enero del 2000). La compañía alemana, que celebró su centenario como fabricante de automóviles el pasado año 1999, nos mostrará un monovolumen compacto con un diseño orientado hacia un estilo de vida deportivo. El elegante estilo del Zafira Snowtrekker color azul plateado refleja el futuro hacia el que se dirigen los diseñadores de Opel. Sus características técnicas, tales como un motor de gasolina de inyección directa fabricado en aluminio, de 2,2 litros, 16 válvulas y 150 HP, y tracción permanente a las cuatro ruedas, también nos ofrece una clara indicación de lo que está por venir. Numerosas soluciones prácticas y detallistas, tales como un portaequipajes integrado en el techo, hacen que el modelo esté predestinado a ser utilizado en actividades invernales al aire libre de todo tipo. El fabricante francés de esquís Rossignol, presentará por primera vez sus nuevos esquís cortos T-Power en la presentación del Zafira Snowtrekker de Detroit. La colaboración entre las dos compañías queda simbólicamente plasmada mediante la integración del logotipo de Rossignol en el logotipo Snowtrekker.

Opel mostrará en Detroit una segunda primicia: el modelo G90 ha sido elegido en 1999 como “Coche de Concepto del Año” y “Coche de Concepto Ecológico del Año”. Gracias su construcción ligera (750 Kg), un coeficiente de aerodinámico de 0,22, y un motor de gasolina de tres cilindros altamente eficiente, el G90 emite tan sólo 90 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Esto se corresponde con un consumo de combustible de únicamente 3,88 litros a los 100 Km en este compacto y espacioso cuatro plazas. Además del G90 y del Zafira Snowtrekker, la compañía británica Vauxhall, hermana de Opel, presentará el elegante y dinámico Astra Coupé, cuyo lanzamiento al mercado tendrá lugar en primavera.

La aparición por primera vez de Opel y de Vauxhall en Detroit forma parte del programa a gran escala planteado por la compañía matriz, General Motors. GM está aprovechando los principales eventos automovilísticos de Norteamérica para presentarse a sí misma (a los medios de comunicación internacionales y nacionales) como compañía global, presentando todas sus marcas. Con ello, la compañía fabricante de automóviles más grande del mundo, pone de relieve el hecho de que se ha estado implementando la actual tendencia a estrategias multimarca globales desde los años 20 del siglo que acabamos de dejar atrás.

La estrella del área dedicada a Opel en el stand de GM (de más de 15.200 metros cuadrados) está basado en el monovolumen compacto Zafira de gran éxito, lanzado por Opel en 1999. Las dimensiones exteriores del Zafira Snowtrekker (4.446 mm de largo, 1.818 mm de ancho y 1.847mm de altura) son levemente mayores que las del modelo básico, aunque la distancia entre ejes permanece inalterada en 2.700 mm. La impresión de un aspecto particularmente dinámico se logra a través de llantas de 18 pulgadas de diámetro y un ancho de vías de 1.559 mm. Mediante perfiles más amplios de los pasos de rueda se consigue destacar la poderosa apariencia de este prototipo con tracción a las cuatro ruedas. Con los neumáticos de tamaño 245/40 R18 la distancia al suelo es unos 30mm más grande que la estándar del Zafira.

Diseño: Nueva definición del lenguaje de diseño técnicamente orientado de Opel

La elegancia del prototipo tiene su origen en el lenguaje de diseño técnicamente orientado que surgió en 1998 con el Astra y algo más tarde, en 1999, con el Zafira, con el que se logró reforzar la visión general de la estrategia de diseño de Opel, dando un paso más con el coche de concepto G90, mostrado al público por primera vez en el otoño de 1999 durante el Salón del Automóvil de Francfort. El Director de Diseño de Opel, Hans Seer, comenta: ” Las superficies más grandes y robustas del Snowtrekker resultan eficazmente acentuadas por líneas dinámicas con que le hemos dotado. Los claros elementos gráficos que le rodean ofrecen una visión preliminar del futuro lenguaje de diseño y formas de Opel”. Stefan Arndt, responsable del Snowtrekker en Diseño Avanzado, nos explica: “Nuestro conjunto de diseño estaba vinculado a todos los aspectos mecánicos del coche, llevando a cabo una unión limpia y transparente de los elementos individuales”. Este lenguaje de diseño se manifiesta en numerosos detalles, empezando por el perfil de los neumáticos proporcionados por Goodyear. Otros ejemplos son las llantas de aleación, el estribo, el portaequipaje integrado en el techo y el volante de tres radios.

El emblema de Opel es un vivo e inconfundible elemento de diseño que se puede observar en la parrilla, en el portón trasero, en las llantas y en el volante, así como su evocadora presentación tridimensional demuestra la pericia y la experiencia de una marca basada en una sólida tradición.

Novedad: El techo panorámico ofrece la mejor de las vistas

El equipo de diseño de Opel puso en práctica una nueva y práctica idea, plasmándola en el Snowtrekker en forma de un techo panorámico fabricado en vidrio de seguridad aislante del calor. Con este techo se consiguen incomparables vistas del exterior y se garantiza un máximo de luz natural en las seis plazas del vehículo. En medio del techo se integra un portaequipajes, de dos metros de longitud, 140 mm de altura y 400 mm de ancho. Este portaequipajes cuenta con dos compartimentos accesibles desde el interior del propio vehículo. El compartimento de menor tamaño lo pueden utilizar los pasajeros de las plazas delanteras, de la misma manera en que se utilizan los de un avión. El compartimento trasero de mayor tamaño, en el que por ejemplo se pueden guardar los bastones de esquí, se puede cargar tanto desde el interior del coche como desde el exterior a través del portón trasero abierto.

Concepto de espacio: Materiales de considerable variabilidad, elegancia y deportividad

Gracias al innovador sistema de asientos Flex-7 del Zafira, Opel ha conseguido establecer nuevos estándares para los monovolúmenes compactos en lo que a espacio de equipaje y variabilidad del interior se refiere. El Snowtrekker reinterpreta la inteligente construcción con seis asientos dispuestos en tres filas. Entre los dos asientos de la fila central se sitúa un compartimento dotado de calefacción que también sirve como reposabrazos. La variabilidad del Zafira se mantiene ya que los asientos centrales se pueden desplazar hasta 540 mm longitudinalmente, y de ser necesario, se pueden abatir hacia adelante, al igual que el compartimento situado entre ellos. Los dos asientos de la tercera fila se puede plegar rápidamente hacia el suelo del vehículo sin esfuerzo alguno, tal como ocurre en el modelo estándar del Zafira. Con todo esto, este prototipo con tracción a las cuatro ruedas se configura como un vehículo ideal para transportar cosas de grandes dimensiones y toda clase de equipamientos deportivos.

Los asideros especiales del compartimento de almacenamiento permiten transportar de forma conveniente y segura cualquier clase de equipamiento para deportes invernales. Los estribos de sólido aluminio situados en la parte posterior y montados bajo las puertas traseras son de gran ayuda a la hora de cargar y descargar tanto el maletero como el techo. Sus superficies se hallan cubiertas de caucho con un diseño similar al dibujo de los neumáticos, y con ello se vuelve a abundar en el tema de la integración mecánica. Adecuado para los deportes de invierno, el suelo del Snowtrekker está forrado con una alfombra de fieltro de fácil limpieza, y sobre ésta se sitúan novedosas alfombrillas con un aspecto de césped prieto muy elegante gracias a los bordes en aluminio y también de fácil manejo.

Los asientos y el interior, tapizados en franela gris suave al tacto, crean una atmósfera acogedora dentro del Zafira Snowtrekker. Contrastando con la franela suave, los laterales de los asientos y el panel de instrumentos vienen en un material de color negro que subraya la orientación técnica de este elegante prototipo de líneas deportivas.

Puesto de conducción: Funcionamiento sencillo con sólo tres botones

El nuevo panel de instrumentos está bien distribuido y es fácil de utilizar. Incorpora un concepto operativo innovador gracias a tres botones centrales, de pulsación y giratorios. A través de estos tres botones se controla el aire acondicionado, la radio, el teléfono móvil, el sistema de navegación y también la luneta térmica trasera. Todos los interruptores y mandos necesarios para la conducción, indicación de dirección, faros, regulador de haz luminoso, luces de emergencia y limpiaparabrisas se hallan configurados y dispuestos de forma más tradicional en el volante. Los cuatro diales de instrumentos, claramente marcados, se sitúan estratégicamente bajo la cubierta del techo con el fin de evitar deslumbramientos.

En el centro de la consola se sitúan dos soportes calientabebidas alimentados eléctricamente. Los diseñadores han añadido a este conjunto armonioso en el diseño el color externo del Snowtrekker. Este toque de distinción se complementa por el aluminio de los soportes de la consola central, de los tiradores de puertas y de los protectores de los altavoces. Los pilares y el forro del techo complementan el conjunto mediante una tela en color gris plateado.

Avanzado: Inyección directa de gasolina en un motor de aluminio

El prototipo Zafira Snowtrekker permite dar un vistazo al futuro de Opel, no sólo en términos de conceptos de diseño, sino también de tecnología. Esto se aplica de manera particular al motor ECOTEC DIRECT de 2,2 litros. Este motor de gasolina de inyección directa está basado en la nueva generación totalmente nueva de motores de aleación de cuatro cilindros, que GM utilizará a escala global en sus distintos modelos. El motor de 2,2 litros y 16 válvulas (y que desarrolla una potencia de 147 CV/108 kW), dotado de árboles dobles de equilibrado integrados en el bloque del motor que aseguran un funcionamiento particularmente suave del mismo, actualmente cumple con todo rigor la norma Euro IV, especialmente restrictiva en lo que a emisiones de gases a la atmósfera se refiere, y que entrará en vigor a partir del año 2005. La primera aparición en serie de la unidad de aluminio tendrá lugar con el Astra Coupé a partir de la primavera del 2000, y algo más tarde con el ligero Speedster. El consumo de combustible del Astra Coupé con el motor 2,2 – 16V en (cifras MVEG) es únicamente de 8,2 litros a los 100 km.

Walter Treser, Director de Ingeniería Avanzada de Opel ha declarado: “Comparando con el motor de inyección clásica por colector, el ECOTEC DIRECT consigue un ahorro de combustible situado entre el ocho y el doce por ciento”. El motor de gasolina de inyección directa posee una cifra de potencia de 150 CV/110 kW a 5.800 rpm, y desarrolla un par motor máximo de 210 Nm a 4.000 rpm. Con este motor de cuatro válvulas y cuatro cilindros optimizados en peso y coeficiente de fricción, los ingenieros han apostado por un concepto controlado de turbulencia y, en consecuencia, por una nueva geometría de alineación de la cámara de combustión. Con entre 50 y 120 bar, la presión del combustible de nuevo motor de inyección directa es mucho más elevada que la de los motores convencionales por aspiración. Gracias a su convertidor catalítico que retiene los gases NOx, el motor cumple en la actualidad con la severa norma Euro IV en materia de emisiones. En el futuro serán posibles otras mejoras a tenor de la previsible reducción del contenido en sulfuro de los combustibles para vehículos.

Tracción: A las cuatro ruedas con control exacto de ABS

La potencia del nuevo motor ECOTEC DIRECT se distribuye a través de un diferencial central de acoplamiento viscoso a los dos ejes del Zafira Snowtrekker. La tracción en terrenos difíciles se apoya en la intervención controlada de los frenos a nivel de cada rueda. El sistema de tracción a las cuatro ruedas se basa en las señales emitidas por el sistema ABS, frenando selectivamente cada rueda que patina. El ESP (Programa Electrónico de Estabilidad) proporciona un nivel adicional y activo de seguridad, especialmente bajo la lluvia, en nieve y en hielo.

El diferencial trasero necesario para la tracción total precisa un nuevo eje trasero. Los ingenieros de Opel desarrollaron una suspensión muy compacta por cuatro brazos de control que no limita de manera alguna el innovador mecanismo de abatimiento de los asientos traseros. El eje frontal McPherson, con su diseño de brazo de tracción, es similar al del modelo estándar del Zafira, únicamente se han ajustado la relación muelle/amortiguador y el diseño de las estabilizadoras.

La tracción a las cuatro ruedas hace que el Zafira Snowtrekker sea un vehículo ideal para actividades invernales de todo tipo, una opinión que comparten los profesionales de los deportes de invierno de Rossignol. Tanguy Chatillon, Director de Marketing de esta casa líder en fabricación de esquís, se muestra entusiasmado con el prototipo: “El Snowtrekker, con su interior variable y su práctico portaequipajes de techo, es notablemente versátil. Aunque su exterior ofrece un aspecto compacto, sigue ofreciendo un espacio generoso para los entusiastas de los deportes, sus tablas para la nieve y otros equipamientos deportivos”. Opel y Rossignol han formado equipo para demostrar este hecho en el Salón del Automóvil de Detroit. Los más recientes esquíes cortos de Rossignol, los T-Power, quedan perfecta y cómodamente asegurados en el interior del prototipo, mientras que el fabricante francés sitúa dos esquís de campo a través y una tabla en el techo. “A través de la presentación del Snowtrekker, no sólo estamos demostrando lo placentero que puede ser conducir en invierno, sino que también mostramos el elevadísimo potencial del Zafira para innovaciones futuras”, comenta Hans H. Demant, Director Ejecutivo del Centro de Internacional de Desarrollo Técnico de Opel. “Muchas de las ideas que presentamos con el Snowtrekker las veremos aparecer nuevamente en nuestros futuros modelos”.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario