PRIMICIA MUNDIAL: AUDI COMBINA LA FUNCIÓN START-STOP CON LA TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA

 

 

.- Una combinación conveniente y eficiente.
.- Se utiliza en el Audi A3 1.6 TDI y en el 1.4 TFSI.
.- Las innovaciones provienen de la Plataforma de Eficiencia Modular de Audi.

Madrid.- Gracias a las sinergias tecnológicas de la Plataforma de Eficiencia Modular y a la experiencia tecnológica de Audi, el sistema start-stop se ofrece ahora en combinación con la transmisión automática. El A3 1.6 TDI de 105 CV y el 1.4 TFSI de 125 CV combinan por primera vez la función de parada y arranque con la innovadora transmisión de doble embrague S tronic.
El sistema start-stop detiene el motor tan pronto como el vehículo comienza a parar. El motor permanecerá detenido mientras el conductor mantenga pisado el pedal del freno. Una vez que éste levante el pie del pedal, el sistema arrancará automáticamente el motor de forma rápida y silenciosa.

Junto a sus prestaciones y dinamismo, estos modelos Audi A3 tienen un consumo ejemplar de tan sólo 4,2 l de diésel a los 100 km (1.6 TDI) o de 5,3 l de gasolina Premium sin plomo (1.4 TFSI). Eso significa que el A3 1.6 TDI emite únicamente 109 gramos de CO2 por kilómetro. En cuanto al A3 1.4 TFSI, la cifra de emisiones es de 124 g/km.

El A3 1.6 TDI está propulsado por una mecánica de cuatro cilindros y 1.598 cc de cilindrada que desarrolla 105 CV a 4.400 rpm y tiene un par máximo de 250 Nm entre las 1.500 y las 2.500 vueltas. En combinación con la caja de cambios S tronic, el TDI impulsa el A3 de tres puertas de 0 a 100 km/h en 11,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 194 km/h.

El A3 1.4 TFSI tiene una cilindrada de 1.390 cc y 125 CV de potencia. Su par máximo de 200 Nm lo consigue entre las 1.500 y las 4.000 rpm. Asociado a la transmisión S tronic, este vehículo acelera de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y llega a una velocidad punta de 203 km/h.

También ambos modelos del A3 incorporan en su equipamiento de serie el sistema de recuperación de energía. Durante la frenada y las fases de retención, este mecanismo controla de forma inteligente el alternador para recuperar energía y la almacena temporalmente en la batería. Posteriormente, esta energía retorna al sistema eléctrico durante la aceleración, lo que reduce la carga sobre el alternador y así se ahorra combustible. El sistema de recuperación de energía y el sistema start-stop muestran de manera más evidente todo su potencial en las condiciones de tráfico urbano, precisamente donde la mayoría de los conductores conducen día a día. Audi comenzará a vender en España el A3 1.6 TDI y el A3 1.4 TFSI en versiones de tres puertas y Sportback en diciembre de 2009.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario