Primicia mundial Alfa Romeo 8C Competizione: un deportivo que transmite “Verdaderas emociones”

Esta mañana Daniele Bandiera, Presidente de la Business Unit Alfa Romeo, ha presentado a la prensa internacional un fascinante concept car. Se llama “8c Competizione” acompañado de otras importantes novedades presentes en el stand Alfa Romeo realizado para el 60º Salón Internacional del Automóvil de Francfort: desde el Nuevo Alfa 166 (primicia mundial) al Alfa GT, desde el Nuevo 156 y Sportwagon a los modelos GTV y Spider renovados recientemente en el estilo y en el contenido.

Proyectado y realizado por el “Centro Stile Alfa Romeo”, el prototipo representará la verdadera imagen de la Marca evocando, ya con el nombre la gran tradición deportiva de la Casa. Como demuestra la sigla “8c” que en los años Treinta y Cuarenta distinguía los coches (de competición y de carretera) equipados con el inédito “ocho cilindros” realizado por el famoso proyectista Vitorio Jano. En segundo lugar “Competizione”, a su vez es un homenaje al 6C 2500 Competizione, coupé sportivo conducido en 1950 por la pareja Fangio – Zanardi en la célebre Mille Miglia.

Aunque, “8c Competizione” no es un nombre innovador, si es un signo distintivo de la propia historia deportiva. El resto de la leyenda Alfa Romeo nace, en gran parte, de las victorias conquistadas sobre los circuitos de todo el mundo. Son tantas cosas que por si solas constituyen una larga y fascinante historia hecha de hombres y grandes pasiones, de motores y soluciones técnicas de vanguardia. Los mismos protagonistas que han contribuido a crear un inestimable patrimonio humano y tecnológico del cual hoy nacen bellos coches, llenos de temperamento, y sobre todo, capacidad de conjugar la emoción de su línea con el placer de la conducción.

Una línea cautivante y original la de este “2 plazas” realizada en fibra de carbono y de generosas dimensiones: ancho 1.900 mm, largo 4.278, alto 1.250 y con una batalla de 2.595. Transmite una gran dinamicidad por su línea estilizada y agresiva.

Los neumáticos de grandes dimensiones, (anteriores 245/40 – R20 y posteriores 275/35 – R20) las fuertes y musculosas aletas posteriores acentúan la impresión de gran personalidad y fuerza del modelo. Elegante, con una línea que discurre suavemente delante como detrás, los grupos ópticos encastrados en los paragolpes integrados. Equilibrio estilístico, que encuentra la máxima síntesis en el audaz diseño de la luneta que ocupa la superficie posterior y que envuelve parcialmente los montantes laterales.

Grandisima importancia histórica y evolutiva, es el reposicionamiento de los elementos frontales como los más importantes Alfa deportivos de la historia: los bigotes, y el escudo, están alineados a la misma altura. Sin contar que la entera línea externa es un compendio de líneas clásicas, logo ideal donde los trazos tradicionales de la Marca son realizados en clave moderna. Basta una rápida observación para descubrirlo. Por ejemplo, la parte delantera que recuerda al histórico 33 Coupé Stradale. O como la posterior, que repropone las características de los grupos ópticos redondos de la Giulia TZ.

En suma, delante del concept car “8c Competizione no se puede ser indiferente en cuanto a la más pura expresión del concepto de automóvil según Alfa Romeo. Con este inédito modelo el lenguaje estilístico Alfa da un paso adelante. Además, con respecto al concept car “Nuvola” – que ya recogía las formas y el tratamiento superficial de la nueva estética Alfa Romeo – la aproximación estilística del Alfa “8c Competizione” revalua el DNA de la Marca a traves de una lectura moderna y Hi-Tech de los más famosos proyectos de la historia del Biscione.

Sin olvidar una particularidad que distingue todos los modelos deportivos de Alfa Romeo, ayer como hoy: la capacidad de entusiasmar al cliente más critico con una conducción siempre convincente. Y el Alfa “8c Competizione” no es una excepción. Basta decir que bajo el capó late un 4,2 litros de ocho cilindros en V (90º), sobrealimentado con un compresor volumétrico. El potente propulsor desarrolla más de 400 CV a 7.000 r.p.m., que combinado con un cambio posterior manual de 6 marchas, que impulsan al prototipo a más de 300 km/h de velocidad máxima y le permite de pasar de 0 a 100 km/h en apenas 4,5″. Un motor capaz de obtener no solo prestaciones absolutas, elevadas potencias y gran par (más de 45 kgm a 4.500 r.p.m.), sino una entrega de potencia regular y progresiva a todos los regímenes. Un automóvil, en suma, capaz de prestaciones excelentes, adaptadas al uso sobre carreteras de todos los días y no solamente a los circuitos.

A estas brillantes cualidades, el prototipo “8c Competizione” une una extraordinaria estabilidad en carretera y una manejabilidad de verdadero “deportivo de raza”. Mérito de las suspensiones de cuadrilátero (delantera y trasera) que aseguran al máximo el placer de la conducción, combinando el gran control típico de la tracción anterior y una excepcional deportividad y precisión, particularmente disfrutable sobre trazados mixtos. Hay que subrayar, que, el Alfa Romeo “8c Competizione” propone la propulsión posterior para secundar la exuberancia del propulsor y regalar emociones verdaderamente incomparables.

Esta entrada fue publicada en Alfa Romeo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario