Primera Estación de Servicio distribuidora de Metanol en USA

Hoy se abre la primera estación de servicio para repostar metanol en California. En ella podrán llenar sus depósitos los vehículos equipados con células de combustible alimentadas por metanol, que actualmente realizan pruebas en aquel estado. El inicio de las operaciones en esta área de servicio supone el comienzo de la segunda fase para la Asociación de Células de Combustible de California, que también distribuye hidrógeno para los vehículos provistos con este tipo de propulsor. Con el NECAR 5, DaimlerChrysler será el primer constructor en realizar pruebas con un coche provisto de célula de combustible que utiliza combustible líquido, tecnología en la que DaimlerChrysler es pionera a escala global.

Para garantizar una manipulación segura del metanol, se ha desarrollado un nuevo sistema para repostar combustible en depósitos específicos, en cooperación con las empresas Identic y Methanol Alliance, que incluye a BASF, BP, DaimlerChrysler, Methanex, Statoil y Ballard. La decisión final sobre el futuro combustible para vehículos con célula de combustible aún no se ha tomado. El método tecnológicamente más avanzado sería usar hidrógeno puro, bien como gas comprimido o en estado líquido. DaimlerChrysler presentará los primeros vehículos movidos por célula de combustible producidos en serie a finales de 2002, serán 30 autobuses Mercedes-Benz Citaro de los cuales 3 circularán por Barcelona y otros 3 por Madrid. Los primeros turismos propulsados por célula de combustible serán Mercedes-Benz Clase A y aparecerán en 2004. Todos estos vehículos se alimentarán con hidrógeno comprimido. Aún hay, sin embargo, algunas cuestiones para las que hay que buscar solución antes de que el hidrógeno pueda ser utilizado a gran escala, como es el caso de otros combustibles convencionales. Entre éstos se encuentran detalles técnicos que se refieren a la producción del hidrógeno, su compatibilidad medioambiental, coste de obtención, distribución, manipulación y transporte en el vehículo.

Para fines privados, el combustible líquido utilizado como portador de hidrógeno presenta considerables ventajas en cuanto a manipulación y autonomía. Aquí es donde el metanol aparece como portador de hidrógeno que puede separarse de aquél a través de un reformador de forma relativamente sencilla para activar las células de combustible del vehículo. Contrariamente a lo que ocurriría con el hidrógeno, la infraestructura actual de distribución de combustibles podría seguir utilizándose con ligeras modificaciones.

DaimlerChrysler presentó en 1997 el NECAR 3, un monovolumen Clase V propulsado por célula de combustible con tecnología de reformador de metanol. Posteriormente, el sistema se redujo en tamaño de tal forma que pudo instalarse en un Clase A, el NECAR 5, conservando intactos los volúmenes del habitáculo y maletero al instalarse en la estructura tipo sandwich de dicho modelo. En diciembre de 2001, el NECAR 5 recorrió 1.111 Km por carreteras de California, dejando constancia de la fiabilidad y prestaciones del sistema de propulsión.

El metanol también puede alimentar directamente una pila de combustible sin necesidad de reformador, como demostró DaimlerChrysler en 2000, pero la eficiencia de este sistema todavía no alcanza valores estándar comparables. En cualquier caso, el metanol es una fuente de energía eficiente y económica que actualmente se produce en cantidades industriales a partir del gas natural, pero que también puede ser generado a partir de fuentes de energía renovable como la biomasa. Junto al hidrógeno, el metanol es una importante alternativa a la hora de comercializar sistemas de propulsión compatibles con el medio ambiente, tales como células de combustible, y de reducir la dependencia de las importaciones de petróleo.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario