PREVIO GRAN PREMIO DE ESTADOS UNIDOS -INDIANÁPOLIS- 20 de junio de 2004

– 23 segundos consecutivos al máximo
– El circuito fue construido en 1908

Tras el polémico Gran Premio de Canadá, vuelve la Fórmula1 una semana después al circuito de Indianápolis. Hace unos días vimos cómo Michael Schumacher subía al podio flanqueado por su hermano, Ralf Schumacher, y por su compañero de equipo, Rubens Barrichello. Sin embargo, a los pilotos de Williams BMW -que consiguieron muy buenos resultados: un segundo y un quinto puesto- les duró poco la alegría al quedar sus coches descalificados, lo mismo que los Toyota. Esto provocó un baile de posiciones y varió sustancialmente los resultados conseguidos en la pista de Canadá. El motivo fue que las tomas de aire de los frenos no cumplían las especificaciones del Reglamento Técnico de Fórmula1: los conductos de aire que refrigeran los frenos de carbono de los monoplazas fueron considerados como ilegales por irregularidades en la tolerancia de los materiales utilizados.

Esta es la segunda vez que, en esta temporada, los coches sólo tienen una semana entre dos Grandes Premios: ya se vivió en los premios de Mónaco y de Europa. Esto supone un margen muy escaso de tiempo para que los equipos introduzcan modificaciones en los monoplazas y exige una buena preparación física de los pilotos. “El circuito de Indianápolis es muy agradecido para el piloto porque permite adelantamientos más fáciles. Tiene dos curvas con peralte a fondo sin problema, incluso en mojado. Son dos curvas que te llevan a una recta larguísima donde si coges un buen rebufo puedes adelantar en la frenada de la curva 1. Toda la zona interior -el infield- es muy lenta y se hace bastante aburrida; ahí sí que es imposible adelantar y tienes que esperar a la recta principal.”, comenta Pedro De la Rosa.

Michael Schumacher sigue marcando el ritmo del Campeonato con 70 puntos y continúa alcanzando nuevos récords (el fin de semana pasado consiguió vencer en 7 ocasiones en un mismo Gran Premio, proeza hasta la fecha que no había conseguido ningún piloto de Fórmula1). El resto de pilotos no cesan en su intento por acercarse a los resultados obtenidos por el alemán, pero tienen en Rubens Barrichello un rival que hay que batir antes de acercarse al campaeón. Los Ferrari se han erigido como los coches mejor preparados de esta temporada y, junto con la mejora de los neumáticos Bridgestone, forman un binomio difícil de batir.

El Campeonato del Mundo de Fórmula1 llega a su ecuador con la celebración este domingo del Gran Premio de Estados Unidos. Todavía quedarán nueve carreras para que se decida quién será el nuevo campeón de la presente temporada.

De la Rosa nos comenta las características del trazado: “Este es un circuito de carga media, sobretodo para aprovechar la recta larga. Es muy importante descargar el coche aerodinámicamente para conseguir la máxima velocidad punta para poder adelantar, y defenderte y no ser adelantado. En cambio, en la zona interior se pierde con menos carga aerodinámica aunque luego se vuelve a recuperar en toda la zona rápida de la recta. Otra característica especial de este circuito es que vas a fondo durante 23 segundos consecutivos, desde la salida de la última recta hasta la frenada de la primera. Son muchos segundos dónde el motor va a máximas revoluciones.”

Este año será la quinta cita disputada en Indianápolis y el 30º Gran Premio de EE.UU. del Campeonato del Mundo FIA de Fórmula1. La pista de Indianápolis, construida en 1908, es la más antigua que sigue acogiendo carreras automovilísticas. “Hasta ahora siempre habíamos corrido en Indianápolis en el mes de septiembre o de octubre. Este año, la temperatura es mucho más alta que en anteriores ediciones por lo que los compuestos de neumáticos tendrán que ser un poco más duros para soportar el calor”, añade De la Rosa. Los pilotos lucharán para subir al podio en las 73 vueltas que conforman este Gran Premio. El año pasado Michael Schumacher, Kimi Raikkonen y Heinz-Harald Frentzen subieron al cajón tras recorrer 306,106 km.

Esta entrada fue publicada en Formula 1, Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario