Presentación Mundial del Opel Vivaro en el Salón Internacional del Vehículo Comercial de Frankfurt

Una amplia gama de versiones en la popular categoría de las 2,8 toneladas

Un estilo llamativo y futurista, combinado con una avanzada tecnología de motores y unos costes de mantenimiento realmente bajos son algunos de los aspectos más destacados de la nueva gama Opel Vivaro, que va a celebrar su presentación mundial en el 58º Salón Internacional del Vehículo Comercial de Frankfurt, Alemania (del 23 al 30 de septiembre). El nuevo vehículo comercial de tracción delantera se caracteriza, asimismo, por unos aspectos ergonómicos ejemplares en la cabina del conductor (con una palanca de cambios integrada en el salpicadero y un total de once compartimentos prácticos para guardar objetos además de estanterías) y un completo paquete de medidas de seguridad. Los conductores del Vivaro experimentarán unas condiciones de manejabilidad y de confort similares a las de un turismo gracias al confortable chasis y a su potente sistema de frenos de disco en las cuatro ruedas.

El recién llegado a la popular categoría de las 2,8 toneladas de peso máximo autorizado comenzará a ofrecerse a partir de la primavera del 2001 como furgón, “Combi” (para el transporte de pasajeros) y como chasis cabina. Posteriormente, le seguirá una versión microbús. El Vivaro está disponible con dos distancias entre ejes diferentes (3.098 y 3.498 milímetros) y un volumen de carga máximo de casi seis metros cúbicos; la máxima carga útil es de unos 1.200 kilogramos. Existe una selección de dos económicos motores diesel turboalimentados, de 1.9 litros, con inyección de combustible “common rail” 80 CV/59 kW y 100 CV/74 kW o un motor de gasolina de 2.0 litros y 16 válvulas que desarrolla 120 CV/88 kW. A éstos se añadirá posteriormente un motor turbodiesel de 2.5 litros, con cuatro válvulas por cilindro e inyección de combustible también “common rail”, capaz de desarrollar 133 CV/98 kW de potencia. Esta versión del Vivaro dispondrá de una caja de cambios de seis velocidades al igual que el motor de gasolina y el más potente de los dos diesel de 1,9 litros.

Resulta fácil reconocer al Opel Vivaro en carretera debido a su estilo único. El Director de Diseño de Opel, Hans Seer, explica: “En el caso del Vivaro, pusimos tanto énfasis en su estilo como lo hubiéramos hecho con un turismo. Nuestro objetivo era apoyar la eficacia funcional de este vehículo comercial con un diseño atractivo.”El mejor ejemplo de esta filosofía puede verse en la forma de cúpula del techo de la cabina – al que se denomina “techo jumbo”. Esto no solo confiere a la cabina del conductor un aspecto inconfundible, sino que facilita el acceso al vehículo y mejora la visibilidad lateral. El diseño del Vivaro demuestra aun más su estilo individualista mediante ciertos elementos de dicho estilo tales como el gran parachoques delantero con sus luces intermitentes y antinieblas integradas, los grandes faros de cristal transparente, integrados completamente en la parte delantera de estilo dinámico, y las luces traseras que se prolongan hasta el techo desde el parachoques trasero. La forma convexa de los laterales inferiores también contribuye de forma importante al aspecto global del Vivaro. Junto con las molduras laterales protectoras, estas formas funden visualmente la cabina del conductor con la zona de carga en una sola unidad funcional, al mismo tiempo que aumentan la sensación de robustez en los paneles laterales.

En todas sus diferentes versiones, el nuevo vehículo comercial de Opel proporciona una enorme cantidad de espacio. Por ejemplo, incluso el furgón con la batalla más corta (4,78 x 1,90 x 1,97 metros de longitud x anchura x altura) posee una capacidad de unos cinco metros cúbicos, la longitud de la zona de carga es de 2,41 metros y su altura 1,38 metros. Con casi seis metros cúbicos de volumen de carga, la versión de batalla larga (con una longitud de 5,18 m. y 2,81 m. en la zona de carga), ofrece espacio suficiente para tres Euro-pallets. Otra de las características standard de todos los Vivaro es su puerta deslizante, de un metro de ancho, en el lado del acompañante. Se puede disponer, como extra opcional, de una segunda puerta deslizante así como de una puerta trasera de bisagras con un ángulo de apertura de 270 grados en la versión con la distancia entre ejes más larga.

También se dispone de un amplio espacio en la versión “Combi” para el transporte de pasajeros, cuya oferta comprende una distancia entre ejes corta o larga y dos o tres filas de asientos para dar acomodo hasta ocho personas. En cada variante, la última fila consta de un asiento plegable doble. Con los ocho asientos montados, este Vivaro Combi dispone todavía de un volumen de carga hasta el techo (método VDA) de 1.216 litros. Además de su estable estructura de carrocería – en la que Opel ofrece una garantía de antiperforación por corrosión de 12 años debido al amplio uso de chapa galvanizada – el sistema de frenos ABS proporciona un alto grado de protección así como lo hace el resto del equipo de seguridad tal como los dos airbags delanteros, los cinturones de seguridad con anclaje en tres puntos y los reposacabezas en todos los asientos y los pretensores de los cinturones de seguridad en los asientos exteriores.

Los clientes del Vivaro se beneficiarán, asimismo, de sus bajos costes de mantenimiento gracias a los intervalos de servicio cada 30.000 km. o cada dos años. Las moderadas cifras de consumo de combustible conseguidas por los modernos motores de cuatro cilindros del Vivaro también contribuirán, de manera significativa, a su alto nivel global de economía. La unidad con menor potencia, por ejemplo, tiene un consumo en ciclo combinado MVEG de solo 7,3 litros a los 100 kilómetros. Además, va provista de un depósito de combustible de 90 litros, lo que significa que dispone de una autonomía de unos 1.200 kilómetros antes de tener que repostar de nuevo.

La lista del equipamiento del Vivaro resulta extraordinariamente larga e incluye opciones muy prácticas tales como el universalmente empleado “Flex Fix System” (con puntos de sujeción deslizantes para la carga) y el cierre centralizado de puertas con sistema de acceso sin llave. También dispone, como elementos opcionales, de un sistema de navegación, un teléfono móvil integrado en la radio, una amplia gama de sistemas de audio con mandos a distancia en el volante y un cambiador de CD integrado en la consola central.

La venta y asistencia técnica del nuevo vehículo comercial correrá a cargo de una red europea de más de 850 Concesionarios Especializados en Vehículos Comerciales de Opel. Estos concesionarios disponen de consultores de ventas especialmente formados que pueden ofrecer al cliente toda la línea de Opel de vehículos comerciales, así como los servicios específicos necesarios que sirvan de apoyo a estos vehículos y a sus clientes. Por ejemplo, estos concesionarios pueden ofrecer una asistencia en carretera de 24 horas durante tres años, un diagnóstico inmediato (sin necesidad de cita previa), una garantía de transporte alternativo de tres años, y una línea dedicada a las llamadas de los clientes de los vehículos comerciales.

El nuevo Vivaro – del que Opel espera vender casi 20.000 unidades en la segunda mitad de 2001 en Europa – y su homólogo, el Renault “New Trafic,” se construirán en Luton, Inglaterra, por parte de IBC Vehicles, una compañía filial de General Motors. La planta de IBC ha sido reestructurada y modernizada con una inversión aproximada de 200 millones de Euros (33.277 millones de Ptas.) para la producción en serie de la nueva gama de vehículos comerciales. Con la máxima capacidad de producción, el volumen anual será de 86.000 unidades.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario