Presentación del Informe Anual de Opel España 1999.

  • Beneficios de 19.951 millones de Ptas. (119,9 millones de €) netos después de impuestos – 41.574 millones de Ptas. (249,9 millones de €) en 1998 -.
  • Producción de 410.459 unidades (445.750 vehículos en 1998).
  • Volumen total de ventas de 774.520 millones de Ptas. ( 4.655 millones de €) – 763.777 millones de Ptas. (4.590,4 millones de €) en 1998 -.
  • Producción de la unidad Seis Millones en la Planta de Figueruelas
  • Plan de inversiones quinquenal (1998 – 2002) de 160.000 millones de Ptas. (961,6 millones de €)

El Presidente-Consejero Delegado de Opel España, Juan José Sanz, presentó en Zaragoza el Informe Anual correspondiente a las actividades de 1999.

En él informa que la Compañía ha obtenido unos beneficios, una vez deducida la provisión para impuestos, de 19.951 millones de Ptas. (119,9 millones de €), frente a los 41.574 millones de Ptas. (249,9 millones de €) del año anterior, lo que supone una reducción del 52 %.

Con un mercado de turismos que creció un 18% respecto al año anterior, totalizando 1.406.074 unidades (1.192.843 en 1998), las ventas de Opel España en el mercado interior han obtenido una penetración del 10,5% (10% en 1998).

Opel matriculó en 1999 un total de 148.166 turismos, lo que representa un 24% más que en 1998 (119.510 unidades) Además, Opel matriculó 846 unidades de las marcas americanas Chevrolet y Cadillac. En cuanto a los vehículos comerciales y todo terreno, las ventas fueron de 13.142 unidades (9.982 en 1998), con una cuota de mercado del 3,81%.

Opel España ha incrementado su cifra total de ventas netas en el año 1999 en un 1,4% con respecto al año 1998, alcanzando un total de 774.520 millones de Ptas. (4.655 millones de €) – 763.777 millones de Ptas (4.590,4 millones de €) en 1998 -. Las ventas del mercado nacional ascendieron a 297.168 millones de Ptas. (1.786 millones de €) – 228.706 millones de Ptas. (1.374,6 millones de €) en 1998 – con un incremento del 30% y en el mercado de exportación alcanzaron un total de 477.352 millones de Ptas. (2.869 millones de €) – 535.071 millones de Ptas. (3.215,8 millones de €) en 1998 – que representa un 10,7% menos. Opel España ha exportado el 89,64% de su producción en el año 1999 (el 90,1% en 1998). El número de unidades exportadas ha sido de 413.695 (458.055 unidades en 1998), correspondientes a la producción de las plantas de Figueruelas y Azambuja.

La producción de Opel España en 1999, debido a la caída de algunos mercados y su repercusión en la presencia internacional de la compañía, alcanzó un total de 410.459 vehículos (445.750 vehículos en 1998), lo que ha supuesto un descenso del 7,9%. De éstos, se han producido 387.466 Corsa y 22.993 Tigra. En el mes de junio salió de la línea de producción la unidad seis millones del Corsa fabricada en Figueruelas. También se produjeron un total de 132.806 conjuntos de componentes para exportación a las plantas de Azambuja (Portugal) y Eisenach (Alemania).

En cuanto a inversiones, Opel España, ha continuado aplicando su plan quinquenal de inversiones (1998 – 2002), al final del cual habrá invertido un total de 160.000 millones de Ptas (961,6 millones de €). Las mejoras realizadas en la Planta de Figueruelas el año 1999, han supuesto una inversión de 43.495 millones de Ptas.(261,4 millones de €)

Juan José Sanz, Presidente-Consejero Delegado de Opel España declaró con ocasión de la presentación del Informe Anual: “Las personas que construyen día a día Opel España son parte de una organización fuerte que cree en el talento y en el esfuerzo y que se siente orgullosa de contar con un equipo puntero en el sector de la automoción. Son los equipos los que hacen posibles las ventajas frente a los competidores.

Detrás de todos los logros que sostienen a Opel España a la cabeza del sector, late el trabajo del equipo de hombres y mujeres cuyo empeño y preparación permiten asegurar la continuidad de la trayectoria de la compañía. Nuestro más sincero agradecimiento a su labor, que se ha materializado en unos resultados, aunque éstos no nos deben hacer caer jamás en la autocomplacencia. La situación que estamos viviendo, entrados ya en el 2000, aconseja que mantengamos la cautela viva y la inquietud despierta. Porque siempre habremos de seguir preparando el presente, para poder alcanzar el futuro”.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario