Presentación de autobuses y turismos con pila de combustible propulsados por hidrógeno

· En 2003: 30 autobuses urbanos en 10 ciudades europeas
· Pruebas con 60 turismos Mercedes-Benz Clase A “F-Cell” en Europa, EEUU, Japón y Singapur
· Resultados del primer año de pruebas de una Sprinter propulsada con pila de combustible

Ocho años después de la presentación del “Concept-Car” NECAR 1, DaimlerChrysler ha presentado los primeros vehículos que serán probados por clientes en Europa, Japón, EEUU y Singapur. Se trata de 30 autobuses urbanos Mercedes-Benz Citaro que serán entregados a partir del 2003 a 10 empresas de transporte urbano y de 60 Mercedes-Benz Clase A “F-Cell”. Los turismos serán igualmente conducidos y probados en Europa, EEUU, Japón y Singapur gracias a diferentes acuerdos de cooperación que han sido establecidos recientemente. De esta forma, DaimlerChrysler abandona la fase de desarrollo y avanza un paso importantísimo en la comercialización de este innovador sistema de propulsión.

En palabras del Profesor Klaus-Dieter Vöhringer, responsable de desarrollo dentro del Consejo de Administración de DaimlerChrysler AG: “La superación de la dependencia del petróleo y la búsqueda de alternativas a la energía del futuro es uno de los retos más importantes que actualmente tienen investigadores e ingenieros.”

Tras la presentación del primer NECAR (New Electric Car) el 13 de Abril de 1994, DaimlerChrysler ha asumido el papel de pionero y ha impulsado decididamente el desarrollo de la tecnología de pila de combustible. En total, se han presentado hasta hoy 20 protoptipos. Con ello se ha conseguido demostrar la viabilidad de este innovador sistema de propulsión en el sector de la automoción. Gracias a un proceso electroquímico, la pila de combustible, integrada en el vehículo, transforma el hidrógeno en energía para el motor eléctrico. El tamaño y el peso de la unidad propulsora se han reducido considerablemente desde aquel primer vehículo y se ha aumentado notablemente su rendimiento.

Con el Mercedes-Benz Clase A “F-Cell” aparece por primera vez en la calle un vehículo que ha abandonado la fase de investigación y desarrollo. Los turismos de esta primera serie tienen un interior innovador tan espacioso como las versiones de gasolina o diésel y están fabricadas con procesos similares. A partir de ahora, el desarrollo de esta tecnología se hará, principalmente, en base a las experiencias obtenidas fruto de la utilización de estos vehículos en condiciones reales. La Clase A “F-Cell” supone un nuevo hito en la historia del automóvil y confirma, una vez más, la capacidad innovadora de DaimlerChrysler.

El Profesor Jürgen Hubbert, responsable de turismos Mercedes-Benz y smart dentro del Consejo de Administración de DaimlerChrysler AG, afirma: “Con la tecnología de pila de combustible tenemos la oportunidad de unir movilidad y ecología y, de esta forma, hacer una enorme aportación a la sociedad actual y futura. Dado que la futura comercialización de la pila de combustible es ya un hecho cierto, debemos definir de forma global, en primer lugar, las dudas sobre la generación de combustible y de la infraestructura necesaria, implicando a los políticos y a las empresas petroleras y generadoras de energía en el proceso. Pero también los ingenieros tienen ante sí grandes y numerosos retos, especialmente en lo que se refiere a la reducción del peso y de los costes, así como al aumento de la fiabilidad y durabilidad de la pila de combustible. En este campo se requeriría una mayor cooperación entre todos los fabricantes para dar el impulso definitivo a esta tecnología.”

Al mismo tiempo, DaimlerChrysler presentó el primer autobús con número de serie 0 dentro del proyecto europeo de la pila de combustible. Se trata de una flota total de 30 vehículos sobre la base del autobús urbano Mercedes-Benz Citaro, que serán entregados y puestos en servicio durante el año 2003 a 10 ciudades europeas: Amsterdam, Barcelona, Hamburgo, Londres, Luxemburgo, Madrid, Oporto, Reykjavik, Estocolmo y Stuttgart. Los autobuses deberán prestar servicio en condiciones reales y muy variables climatológica y orográficamente. Con estos autobuses, las ventajas de este sistema de propulsión, innovador y ecológico, serán percibidas diariamente por miles de ciudadanos en Europa.

Eckard Cordes, miembro del Consejo de Administración de DaimlerChrysler AG y responsable del área de vehículos industriales, declaró: “El transporte público urbano es el marco ideal para probar la pila de combustible como sistema de propulsión. Para mí es una enorme satisfacción haber desarrollado el primer vehículo de serie propulsado por hidrógeno a partir del Mercedes-Benz Citaro.”

Hace ya un año, DaimlerChrysler inició un acuerdo de cooperación con la empresa de paquetería Hermes Versand para probar un vehículo Mercedes-Benz Sprinter propulsado por pila de combustible en situaciones reales. Tras más de 16.000 km. los resultados superaron las expectativas tanto de los ingenieros como de los clientes.

Lo que ha resultado especialmente convincente ha sido el fácil manejo así como el excelente comportamiento en la ciudad. Estas cualidades han sido muy valoradas por la empresa ya que la actividad que realiza obliga a un continuo marcha-parada-marcha.
El Doctor Wolfgang Fürwentsches, Gerente de la empresa Hermes Versand, explicó su experiencia como empresario: “Tenemos una flota de 3.400 vehículos comerciales ligeros y, como cliente de DaimlerChrysler, es para nosotros un honor apoyar la implantación de sistemas de propulsión ecológicos en el ámbito de los vehículos industriales. Los excelentes resultados obtenidos a partir de esta experiencia con la Mercedes-Ben Sprinter propulsada por pila de combustible refuerzan nuestra impresión de que estamos frente a una tecnología que es viable en un futuro próximo.”

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario