PREMIO PARA EL MOTOR TFSI DEL AUDI R8

El Audi R8 es el prototipo de Le Mans con más éxitos de la historia y, a día de hoy, el único coche de carreras del mundo que combina inyección directa de gasolina con el turbo. Es precisamente la tecnología TFSI la que ha llevado a Audi a recibir un nuevo premio. Una mecánica ideada en un principio, y consolidada más tarde, para los circuitos de carreras, y que en la actualidad es la base de la producción en serie. Un plantel internacional de expertos distinguió a Ulrich Baretzky, Jefe de Tecnología de Motores de Audi Sport como “Diseñador de Motores de Competición del Año”.

“Estoy muy orgulloso de este premio, que recibo en nombre de todo mi equipo”, declaró Ulrich Baretzky en la presentación, celebrada en el Royal Air Force Museum en Londres. “Todo lo que hemos logrado con el R8, ha sido gracias al esfuerzo de todo el equipo”.

En las 77 carreras de competición que ha disputado hasta la fecha, el Audi R8 logró un total de 61 rotundas victorias, ganando las 24 Horas de Le Mans en cinco ocasiones y la American Le Mans Series (ALMS), seis veces consecutivas. Pero lo más impresionante es la fiabilidad de su motor V8 de 3.6 litros doble turbo. Desde que se presentó en marzo de 2000, no ha tenido ningún fallo técnico durante carrera alguna, circunstancia que también impresionó al grupo de expertos del “Race Tech World Motorsport Symposium” compuesto por técnicos de gran relevancia procedentes de las distintas áreas del automovilismo deportivo, incluida la Fórmula 1.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario