Porsche vuelve a conseguir beneficios récord en sus cuentas anuales

ImageMientras el resto de fabricantes de mundo de la automoción se retuercen para poder subsistir en una época de crisis donde los libros de cuentas se tiñen de rojo,

Porsche ha vuelto a mejorar sus resultados. Y es que, de acuerdo a la nota de prensa que acaba de emitir la casa de Stuttgart, Porsche ha logrado beneficios record al final de su ejercicio contable que cierra el 31 de julio, para el periodo 2007/2008.

Los números cantan por sí solos, han conseguido un incremento del resultado de sus cuentas del 46%, llevándolo hasta los 8.569 millones de euros antes de impuestos. Gran parte de esta ingente cantidad de dinero se ha “creado” gracias a las actividades financieras de Porsche, mediante la negociación en bolsa de opciones preferentes de compra sobre acciones de Volkswagen AG.

Y lo más impresionante de todo esto es que Porsche ha sido capaz de obtener dichos resultados aún incurriendo en enormes costes de desarrollo llevados a cabo para crear el Panamera y desarrollar la versión híbrida del Cayenne.

Parte de los beneficios generados serán destinados a entregar dividendos a los accionistas, proponiéndose un reparto extra de 0,69€ por acción a añadir a los 2€ por acción que ya se ha decidido repartir. Con ello se llegarán a repartir 472 millones de euros entre todos los accionistas.

Las ventas de vehículos Porsche se incrementaron un 1,2%, llegando a las 98.652 unidades en todo el mundo. Curiosamente, las ventas del SUV Cayenne crecieron un 34% hasta llegar a las 45.478 unidades, casi la mitad de todos los Porsche vendidos. Esto resulta reseñable en una época de crisis y precios altos del petróleo que golpearon fuertemente el mercado de los SUV, reduciendo las ventas de la mayor parte de las marcas.

La fuerza laboral de Porsche creció hasta los 12.202 empleados (5,5% más), y la producción se fue hasta las 105.162 unidades, un incremento del 3,3% respecto al ejercicio anterior. De esa producción llama la atención la reducción de 911 fabricados, un 12% menos, mientras que el Boxster bajó también un 16,3%.

En todo caso, la marca de Stuttgart prevé una bajada de ventas para el presente ejercicio a causa de la crisis económica mundial, pero no se espera que los resultados finales en las cuentas de la empresa se vean muy afectados, al tiempo que con el lanzamiento de nuevos modelos y revisiones de gamas se tratará de no sufrir demasiado recorte de volumen de ventas.

Ya podrían aprender otros grandes grupos de una marca que en los años 80 estuvo a punto de desaparecer debido a una enorme crisis interna, y que ahora se ha convertido en una de las compañías más rentables del mundo. Eso sí, para ello basa gran parte de su éxito en las artimañas bursátiles y financieras, ¿pero acaso no buscan todas lo mismo?


Esta entrada fue publicada en Porsche. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario