Pierluigi Collina y el Nuevo Vectra – Dos Caras con Carácter

El galardonado árbitro apoya al Opel Vectra

Cuando se piensa en el rostro más famoso entre los árbitros internacionales de fútbol, un nombre aparece de repente en la mente de todos: Pierluigi Collina. Una de las razones de ello es que nadie puede olvidar el aspecto inconfundible del alto italiano. Otra razón es que ha sido reconocido durante años como el mejor árbitro del mundo. “Pierluigi Collina destaca de forma sobresaliente entre los árbitros. Ese es el motivo por el que me siento especialmente contento de que hayamos ganado su apoyo para el nuevo Opel Vectra. El debate surgido en el entorno del fútbol italiano antes de nuestra cooperación no nos preocupa”, afirma Alain Visser, Director Ejecutivo de Marketing Europeo de Adam Opel AG, añadiendo: “Como árbitro, Collina tiene que tener todo bajo control en todo momento. El eslogan de la actual campaña de publicidad del Vectra es “Toma el control”, puesto que la nueva edición de nuestro vehículo de gama media incluye innovaciones inteligentes para mayores dinámicas, seguridad y confort.”

El nuevo Opel Vectra impresiona con su amplia gama de motores de tecnología avanzada, su espacio y confort líder en su segmento. El chasis IDS de nuevo desarrollo también asegura un equilibrio óptimo entre confort de conducción y estabilidad en cada situación. “Los sistemas dinámicos de conducción del Vectra permiten una respuesta de medio segundo en cada situación – al igual que un árbitro en el campo de fútbol”, declara Pierluigi Collina.

Collina, que estudió Administración de Empresas, comenzó a arbitrar partidos de fútbol más o menos por casualidad. Mientras estaba en el colegio, un amigo le sugirió que se inscribiera en un curso de arbitraje. Este fue el principio de una carrera que le llevó a obtener el primero de los muchos momentos culminantes en los Juegos Olímpicos de 1996 en Atlanta, donde Collina también arbitró la final. Desde entonces, ha jugado un papel importante en todos los torneos internacionales de gran envergadura.

El primer recuerdo que tienen los seguidores del fútbol alemán de Collina se remonta a la inolvidable final de la Liga de Campeones de 1999. Después de la dramática derrota del Bayern de Munich a manos del Manchester United, Collina consoló a los jugadores alemanes que estaban profundamente afectados.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario