Peugeot 508 RXH: tres universos de distinción para crear un modelo de alta gama

– HYbrid4, el Full Hybrid Diesel: el universo ECO

– Tracción integral en paralelo: el universo All Road

– Carrocería familiar y equipamiento Premium: el universo 508

El nuevo Peugeot 508 RXH ha llegado al mercado español rompiendo todos los cánones establecidos y planteando un nuevo concepto de automóvil que aúna tres universos en uno. La hibridación diesel del sistema Peugeot HYbrid4 y la elegancia con distinción propia del 508 se asocian el universo All Road para ofrecer un producto único en su género, un coche que goza de un placer de conducción enriquecido: el nuevo 508 RXH. Sin duda se trata de un automóvil que representa para Peugeot un ejercicio de Alta Gama moderno y diferenciador, un orgulloso escaparate tecnológico para lucir el famoso león rampante de la Marca.

La combinación de los tres universos: All Road, Hybrid4 y 508 da como resultado una propuesta Peugeot inédita en el mercado, un producto que completa por arriba la exitosa familia 508, enriqueciéndola como escaparate tecnológico de gran visibilidad y representando una apuesta audaz, original y exclusiva.

Universo 508: diseño de vanguardia y calidad Premium

Por su prestancia y su nivel de acabado, el nuevo Peugeot 508 RXH consigue, una vez más, incrementar el nivel del conjunto de la Marca Peugeot, reafirmando su ventaja en términos tecnológicos y medioambientales. Distintivo por sus líneas, el 508 RXH se desmarca también por su identidad visual. Su diseño específico le sitúa de salida en el segmento all road de gama alta. Único, refinado, más elevado, alto y ancho que el 508 SW, se diferencia además por detalles estéticos singulares, como sus faros LED visibles tanto de día como de noche y que sugieren tres garras verticales, o su parrilla flotante, con unos trazos aún más acentuados y valientes. Para acompañar una silueta más ancha y más alta, la parrilla es ahora más grande, en espec ial en su parte inferior. La nueva boca, más impresionante, multiplica su aspecto “flotante”. Para conseguir este resultado, los diseñadores se basaron en referencias aeronáuticas inspirándose en las turbinas de los aviones. De este modo, el aire se canaliza perfectamente alrededor de la parrilla que parece que se separe del capó delantero. Esa firma estética, única y dinámica, puede completarse con la iluminación en color naranja de los 7 diodos electro-luminiscentes del cañón de LED que, en este caso, asegura la función de intermitente de manera original.

Además, para reforzar su carácter exclusivo, el habitáculo del 508 RXH ofrece diferentes especificaciones, con un acabado exclusivo, colores distintivos y materiales nobles, como sus inserciones decorativas de aspecto cobrizo o su tapicería de cuero y Alcántara. Todo ello redunda en una línea de producto exclusiva capaz de ofrecer un confort individualizado del máximo nivel para acentuar la calidad de conducción y vida a bordo.

Su único nivel de equipamiento está en sintonía con el posicionamiento de gama alta y abiertamente tecnológico que defiende. Con gran dotación de serie (acceso y puesta en marcha con manos libres, asientos delanteros con regulación eléctrica, head-up display, llantas de aleación de 18”, techo panorámico de cristal, cristales laterales laminados con tratamiento acústico y sobretintados, equipo de audio y navegación WIP Nav Plus, Peugeot Connect, etc.) acoge a sus ocupantes con un elevado nivel de confort y refinamiento, algo propio de las mejores berlinas de lujo del mercado, pero bajo una singular y práctica carrocería de silueta familiar.

Universo All Road: tracción integral en paralelo

Con 50 mm más de altura libre al suelo, sus vías ensanchadas en 40 mm y una altura 50 mm superior, pasos de rueda ensanchados y diferenciados con protecciones off road, el nuevo Peugeot 508 RXH exhibe una presencia específica sin renunciar, sin embargo, a las cualidades de la gama 508 (prestancia, elegancia y estatus). El uso de llantas forjadas de 18’’ (modelo ARCHIPIÉLAGO, en opción en el momento del lanzamiento), inéditas a este nivel de gama, ha permitido a los diseñadores cincelar unas ruedas muy finas con un diámetro interior aumentado en 10 mm. El resultado es una silueta dinámica y elegantemente sobre-elevada y naturalmente All Road.

Su vocación aventurera se confirma mediante los refuerzos de carrocería de un color gris satinado que envuelven el coche en su parte inferior. Partiendo de la parte baja del parachoques delantero, esta línea se prolonga por los pasos de rueda y los bajos de los laterales de la carrocería hasta llegar al parachoques trasero. La elección del color satinado permite posicionar a este break todocamino en un mundo de refinamiento. Contribuyen también a ello los detalles en cromado satinado, con las siglas ‘HYbrid4’, que adornan la parte inferior de la carrocería y las protecciones de bajos delantera y trasera. Perfectamente integradas, son el ejemplo perfecto del gusto por el detalle con que se ha realizado el diseño del 508 RXH.

Pero su exclusividad en el universo All Road no es solo estética, sino que va más allá de los conceptos establecidos gracias al sistema de tracción integral que llega de la tecnología HYbrid4. Porque es su condición de modelo híbrido la que le convierte en referencia no sólo entre los todocamino, crossover o All Road, sino también entre los híbridos, al combinar la unidad trasera de propulsión eléctrica con un motor Diesel. El nuevo Peugeot 508 RXH puede ofrecer así un sistema de tracción total inédito, merced a la simbiosis entre su arquitectura mecánica en paralelo, con el motor térmico Diesel para mover las ruedas delanteras y el eléctrico para accionar las posteriores, algo que podríamos denominar con un nuevo concepto: la ECOtracción integral.

Universo ECO: HYbrid4, Full Hybrid Diesel

Proponer el sistema de tracción HYbrid4, que asocia el diesel y la electricidad, en el 508 RXH era una elección lógica, ya que permite, en primer lugar, unas prestaciones perfectamente adecuadas a las expectativas de los clientes de este segmento. Con ello se consiguen prestaciones de alto nivel asociadas a un comportamiento en carretera de primer orden. También se obtiene la libertad de evolución con total confianza que proporcionan las 4 ruedas motrices, así como una sencillez de uso única gracias a los cuatro modos de conducción disponibles (Zero Emission Vehicle, 4WD, Sport, Auto) y a la recarga de las baterías que se realiza de manera autónoma. A todo lo anterior se suma el silencio de funcionamiento, con la posibilidad de circular sólo en modo eléctrico.

La tecnología HYbrid4 reposa sobre una arquitectura híbrida inédita y sobre la utilización conjunta de las técnicas que mejor dominan nuestros ingenieros: motor térmico, motor eléctrico, Stop & Start de nueva generación y caja de cambios manual secuencial pilotada.

La cadena cinemática “híbrida” asocia, por definición, motores térmicos con motores eléctricos. Inicialmente, Peugeot se basa, lógicamente, en la experiencia reconocida del Grupo PSA, Peugeot Citroën, en materia de motores Diesel con las tecnologías HDi FAP. Con unos rendimientos excepcionales, los motores diesel HDi FAP, con mejores prestaciones termodinámicas que un motor de gasolina y con un consumo medio, a cilindrada equivalente, inferior en alrededor de un 30 %, se imponen claramente en el apartado del motor térmico.

La elección de la arquitectura estuvo también marcada por la búsqueda de una eficacia y una coherencia óptimas. De este modo, la tecnología HYbrid4 utiliza dos motores que pueden funcionar de manera alterna o simultánea. Con ello se ha podido dar la dimensión justa a cada órgano mecánico (27 kW para el motor eléctrico) para asegurar el conjunto de las prestaciones solicitadas: el motor térmico funciona de manera óptima en trayectos por carretera y autopista o extra-urbanos. Sigue siendo el más eficaz y el más polivalente para asegurar la movilidad de cualquier vehículo; el motor eléctrico toma el relevo al térmico en las fases de rendimiento más débil, en especial en la puesta en marcha o cuando se rueda a baja velocidad. Esto corresponde precisamente a los usos más pertinentes en condiciones urbanas. El paso del motor térmic o al motor eléctrico se realiza automáticamente gracias a la tecnología Stop & Start, con un alternador de arranque que pone el coche en “stand by” y arranca el motor térmico cada vez que las condiciones así lo imponen (aceleración, baterías descargadas…). Los dos motores pueden, igualmente, sumarse en determinadas condiciones (efecto “boost” en aceleraciones fuertes, al adelantar, por ejemplo…). Las prestaciones del HYbrid4 son, por tanto, directamente comparables a las que se obtendrían con un único motor térmico de cilindrada superior, con mayor brío pero beneficiándose de una auténtica revolución en términos de reducción de consumo y de emisiones de CO2 (del orden de un 35 % menos en ciclo mixto para unas prestaciones equivalentes).

Por otra parte, el motor eléctrico también se utiliza para mejorar el placer de la conducción. Permite de entrada, suavizar las interrupciones en la entrega de par durante los cambios de marcha. Además, en cada nueva puesta en marcha, la propulsión eléctrica interviene de manera sistemática independientemente del modo seleccionado para facilitar el “arranque” del vehículo. El par que proporciona el motor trasero permite que el coche reemprenda la marcha con suavidad, sin riesgo de revolucionar en exceso el motor diesel ni de hacer “patinar” el embrague de manera exagerada. La fase de puesta en marcha suele ser efectivamente, difícil de dosificar con un motor térmico, especialmente en cuesta. Al final, lo que se consigue es reducir el consumo pero, al mismo tiempo, aumentar el confort de conducción gracias al aporte del motor el éctrico que proporciona una suavidad de funcionamiento superior.

Esta entrada fue publicada en Peugeot. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario