Opel y GM Europa presentan un informe provisional sobre el Proyecto de Reestructuración “Olympia”

Rüsselsheim/Zürich. El Presidente y Consejero Delegado de Adam Opel AG, Carl-Peter Forster, y sus colegas del Consejo de Gestión de Opel y General Motors Europe, han presentado al Consejo de Supervisión de Opel, en sesión extraordinaria celebrada ayer martes, un informe provisional sobre el Proyecto “Olympia” de reestructuración de la compañía. Hoy se ha presentado un resumen al Foro de los Empleados de General Motors Europe.

“Hemos identificado una gran cantidad de iniciativas de gran impacto que tienen como objetivo revitalizar la marca Opel a través de productos más innovadores y desde un nuevo e integrado enfoque de marketing y comunicación” declaró Forster. “Unido con un plan de reestructuración de la red de distribución y con medidas para mejorar la utilización de la capacidad y la productividad, creemos que nos estamos moviendo con rapidez para devolver a Opel y a GM Europe al camino del éxito”.

El Proyecto “Olympia” está pensado para hacer retornar a Opel y a GM Europe a unos niveles consistentes y sostenibles de beneficio a partir del año 2003. Para alcanzar esos niveles, la compañía debe lograr beneficios y mejoras en los costes de más de 2.000 millones de Euros en los próximos dos años.

Todos los aspectos más destacados de “Olympia” se están discutiendo actualmente con los representantes de los trabajadores de Opel y de GM Europe. Las decisiones finales se tomarán y se pondrán en marcha después de que las aportaciones de estas consultas se hayan considerado. “Estamos comprometidos a llevar a cabo un significativo proceso de consulta y a continuar discutiendo detalles con los representantes de nuestros empleados con buena fe, antes de tomar ninguna decisión importante” añadió Forster. “Hoy presentamos un resumen del análisis, no decisiones finales”.

Las principales iniciativas del plan incluyen:

  • Colocar la arquitectura de la marca Opel, recientemente definida, en el centro de todas las actividades futuras de la compañía, de forma que se identifique claramente y se revitalice la marca Opel. El posicionamiento de marca está basado en la fuerte herencia de la Ingeniería Alemana de Opel y en su probada solidez de haber sido y continuar siendo una marca fiable de la industria del automóvil, que de forma pionera ha buscado soluciones innovadoras para sus productos. De este modo, los pilares en los que se fundamenta la marca Opel son el dinamismo y la versatilidad, apoyados por unos sistemas de información/comunicación de última tecnología y ejemplar servicio al cliente.
  • Un consistente y sistemático enfoque de la futura planificación de la gama de productos Opel que se deriva de esta nueva arquitectura, dará como resultado una gama de productos Opel / Vauxhall mucho más diferenciada e innovadora. A este efecto, varios modelos especialmente expresivos, así como nuevos modelos nicho y definidores de segmento, serán incluidos en la gama Opel. También se ha decidido aumentar y ampliar la presencia de las sub-marcas “OPC” y “ECO”, que recientemente han desarrollado atractivos modelos deportivos como el Astra OPC y el OPC X-Treme, así como el Astra ECO4 – una solución asequible para clientes preocupados por el medioambiente que no quieran sentirse penalizados financieramente por su elección responsable. Los gastos de Opel derivados del desarrollo de nuevos productos serán de más de 10.000 millones de Euros en los próximos años.
  • En apoyo al esfuerzo realizado en los productos, una publicidad completamente nueva, más centrada y mucho más impactante se está desarrollando, y se lanzará en breve. La intención es hacer que tanto la comunicación corporativa como la de los productos se identifique claramente como Opel en el mercado, en línea con el posicionamiento de la marca. Al mismo tiempo, una actualización de gran impacto en la imagen visual de la marca está siendo estudiada y será gradualmente implementada desde este otoño. Además, se revisarán las actividades de competición y sponsorización de la compañía, de forma que se actualicen y se alineen estos esfuerzos para aumentar la estrategia de revitalización de la marca.
  • Opel también estudia redefinir completamente su forma de vender vehículos. Comenzando con el Zafira en otoño de este año, la compañía pondrá en marcha un agresivo plan para introducir un sistema acelerado de orden-entrega para toda su gama de productos. Los clientes podrán recoger el coche que han pedido con la especificación exacta, con el compromiso del Concesionario y de Opel en la fecha prometida y con plazos de entrega significativamente más cortos. La compañía también tiene previsto mantener agresivamente su posición de liderazgo en ventas electrónicas, como ya se ha indicado en los anuncios recientes de la actividad de Opel Webk@uf y la relación con AOL. Actividades similares se están llevando a cabo por la compañía filial Vauxhall en el Reino Unido.
  • En Alemania, será reestructurada la organización de distribución, con el fin de aumentar considerablemente la relación con el cliente y las posibilidades en ventas y servicio, así como para fortalecer la rentabilidad de los núcleos de distribución. Los principales Concesionarios de Opel en Alemania han sido informados hoy de estos planes. Algunas de estas prácticas serán puestas en marcha en otros países europeos si se considera apropiado.
  • Se pondrá una atención significativa para capturar oportunidades de beneficios complementarios, por ejemplo en áreas como los recambios y accesorios, el leasing, sistemas de información / comunicación y comercialización de vehículos usados. “Olympia” también está enfocado hacia la renovación de todos los principales procesos de negocio de la compañía.

Como ejemplo, la compañía se está embarcando en una iniciativa completamente nueva de relaciones con los proveedores. Mediante la asociación con los proveedores y su implicación desde el principio en la fase de diseño, Opel está decidido a captar rápidamente e implementar las ideas inteligentes de los proveedores dirigidas a mejorar la calidad, incrementando significativamente el ahorro de coste de materiales, y aumentando el contenido de innovación de los vehículos Opel. La correspondiente estrategia para trabajar con los proveedores en productos actuales es la piedra angular para mejorar la calidad de la compañía y las iniciativas de reducción de costes.

Asimismo, la evaluación de la compañía sobre la futura demanda del mercado y la correspondiente planificación de capacidad de producción se han revisado y ajustado de forma que Opel/Vauxhall puedan funcionar con un mayor índice de utilización de la capacidad y operar con rentabilidad.

Además de las medidas anunciadas a finales del año pasado, la capacidad total de la red europea de fabricación de vehículos de Opel y GM requerirá otro ajuste de alrededor del 15 por ciento, lo que equivale de unas 300.000 a 350.000 unidades, a finales de 2003. Con objeto de implementar dicha reducción, se necesitaría analizar la distribución de volumen en las diferentes plantas europeas. Independientemente, cada una de las plantas de manufactura de GM Europe deberá adoptar acciones agresivas para mejorar todavía más los niveles de eficiencia y productividad hasta alcanzar los mejores estándares a nivel mundial. No se puede excluir el posterior impacto sobre los requerimientos de plantas motrices, pero se deberá llevar a cabo un análisis más profundo en cooperación con la compañía de joint venture Fiat-GM Powertrain.

Respecto a la racionalización de operaciones específicas, como estampación, máquinas herramientas & troquelado, y operaciones de componentes, se propone buscar socios externos especializados que puedan llevar a cabo estas actividades como su negocio principal y, por tanto, generar oportunidades para un crecimiento futuro, proporcionando una mejor base para asegurar los futuros niveles de empleo. Todas las plantas en Europa están siendo examinadas a este respecto.

Además, la compañía está buscando un socio externo para la gestión de servicios en sus instalaciones de Europa.

También se están desarrollando amplios planes de reestructuración para las áreas de Ventas y Administración General en Europa, lo que dará lugar a más reducciones en los niveles de empleados asalariados.

“Como ya dejamos claro al anunciar el Proyecto “Olympia” hace relativamente poco tiempo, se deberán adoptar varias medidas difíciles con objeto de afrontar la actual situación financiera de la compañía,” ha comentado Carl-Peter Forster. “Pero al mismo tiempo, se está poniendo un especial énfasis en las iniciativas y actividades para reposicionar a Opel y GM Europa en el camino hacia el éxito y el crecimiento futuros. Esta perspectiva hace que sea, de alguna manera, más fácil tomar las difíciles decisiones que inevitablemente forman parte de una situación de reestructuración.”

Michael J. Burns, Presidente de GM Europe, ha manifestado: “Carl-Peter Forster y el equipo completo de Olympia tienen todo mi apoyo en cuanto a la dirección de las medidas propuestas, así como en el enfoque total del asunto. Estamos comprometidos a trabajar conjuntamente con los representantes de los empleados para encontrar soluciones mutuamente aceptables dentro del marco general de trabajo de la reestructuración que se necesita llevar a cabo.”

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario