Opel Vivaro – Un Nombre con Mensaje

Buscando la forma correcta de expresar el carácter único del vehículo

Los que son padres conocen el problema: No es fácil decidirse por un nombre para el nuevo hijo. Pero mientras las pequeñas Marías o Pedros pueden encontrar muchos otros niños que se llamen igual en su colegio, los fabricantes de automóviles deben ser cada día más creativos al elegir los nombres de sus nuevos productos: Su vehículo no debe tener solamente un nombre único, también debe encajar con la imagen de marca y las características del producto.

“Buscábamos un nombre que pudiera ser registrado internacionalmente; que fuera fácil de pronunciar en todos los idiomas, fácil de recordar e intuitivo”, comenta Peter Schmid, describiendo todas las características que debe tener un nombra para un nuevo modelo. El responsable del Departamento de Marketing de General Motors Europe estuvo involucrado en encontrar el nombre para el nuevo Opel Vivaro y trabajo con la agencia seleccionada “Interbrand Newell and Sorell” de Londres. Estos reconocidos especialistas ingleses habían ayudado ya a Opel a encontrar los nombres adecuados para los modelos Calibra, Vectra, Movano y Zafira.

Antes de que los “inventores de nombres” empezaran a trabajar, debían saber para qué y para quien estaban buscando el nombre. El avanzado concepto del Vivaro y su diseño altamente expresivo, debían ser incorporados al nombre y, además, debía estar relacionado con el Movano, el vehículo comercial más grande de la gama Opel. Sin contar que la última letra debía ser una “o”. Desde el lanzamiento del primer Vectra, en 1987, todos los nombres de los turismos Opel terminan en “a” y los vehículos comerciales en “o”.

Con la ayuda de programas informáticos y reuniones de creatividad, los especialistas de “Interbrand Newell and Sorell” confeccionaron una lista de muchos nombres que cumplían estos requisitos. Estas sugerencias fueron cuidadosamente analizadas – por posibles asociaciones negativas en distintos idiomas, o bien, por objeciones legales. Los juristas buscaron cuales de los nombres no estaban patentados y podrían ser registrados. De esta forma, la lista quedó reducida a cuatro nombres. Los resultados de los estudios de mercado – se hicieron entrevistas a clientes potenciales de los principales mercados – dieron como ganador final a Vivaro. La reacción a este nombre ha sido muy positiva” recuerda Schmid, “pero afortunadamente no sólo al nombre, también al vehículo”.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario