Opel Speedster – La esencia de la conducción dinámica

  • Un deportivo, de motor central, que demuestra un comportamiento ejemplar
  • Su construcción ligera es la base para sus excelentes prestaciones
  • Motor de nueva generación de aluminio ECOTEC con 2,2 litros y 147 CV que cumple la norma Euro 4

Ofreciendo la más pura emoción de conducción sin compromisos, el nuevo Speedster es un Opel pionero en varios aspectos. El biplaza es el primer coche deportivo de motor central de la marca y el primero de Opel que utiliza aluminio y materiales composite en el chasis y la carrocería. El Speedster está construido para atraer a aquellos entusiastas de la conducción que estén dispuestos a renunciar conscientemente a las comodidades en aras de experimentar la deportividad del coche sin compromisos. Acelera de cero a 100 km./h en sólo 5,9 segundos, alcanza una velocidad máxima de 220 km./h y demuestra una agilidad y un comportamiento ejemplares en carreteras sinuosas.

La filosofía que hay detrás del Speedster queda descrita perfectamente con las palabras, “peso mínimo, alto rendimiento, máxima diversión”. Su construcción ligera e inteligente se complementa con un nuevo motor altamente eficaz que proporciona al Speedster su impresionantes prestaciones. El motor de aluminio ECOTEC, de cuatro cilindros y 2,2 litros, que es asimismo la planta motriz del Astra Coupé, tiene una potencia de 147 CV/108 kW, consume 8,2 litros de combustible (norma MVEG) y cumple ya con la norma sobre emisiones Euro 4.

“El Speedster no es tan sólo otro roadster,” dice Hans Demant, Director Ejecutivo del Centro Internacional de Desarrollo Técnico de Opel. “Nuestra prioridad principal con el Speedster ha sido siempre la conducción dinámica. Su peso extremadamente bajo de 870 kilogramos, un centro de gravedad asimismo bajo, la concentración de la masa en la parte central del vehículo, la suspensión de competición, los frenos y la dirección sin asistencia, lo convierten en el sueño absoluto para conducir por carreteras de curvas.”

El aspecto del Speedster es tan sorprendente como sus prestaciones. Hans Seer, Director de Diseño de Opel: “La ligera carrocería fabricada con materiales composite, lo convierte en el primer coche de producción de Opel en sacar a la luz el lenguaje de diseño, orientado técnicamente, que quedó demostrado en los conceptos G90 y Zafira Snowtrekker.” El estilo se caracteriza por las superficies tersas, pasos de rueda musculosos y flancos estilizados. Los faros y luces traseras esculpidas tridimensionalmente son elementos integrales de la forma de la carrocería. Los grandes conductos de entrada de aire, situados detrás de las puertas, son tan llamativos como los dos tubos de escape dispuestos verticalmente. Hans Seer confía en que, “el estilo dinámico del Speedster deje su huella en el diseño de automóviles Opel y en toda la industria en los próximos años.”

Dimensiones: Ajustadas proporciones de coche deportivo

El chasis visible de aluminio domina el interior minimalista de este biplazade ajustadas proporciones. Los instrumentos se reducen a los más esenciales con dos diales, un cuentarrevoluciones, un velocímetro y pantallas LCD para el cuentakilómetros y el nivel de gasolina. Los asientos deportivos se complementan con un volante en cuero, el pomo de la palanca de cambios de aluminio y un botón de arranque, en todo ello subraya la personalidad deportiva del Speedster. El interior opcional de cuero se encuentra disponible en los colores negro, azul, rojo o beige.

Aunque las dimensiones del Opel Speedster lo convierten en un coche muy compacto, sus proporciones resultan bastante diferentes a las de un coche pequeño característico. Con una altura de 1.112 milímetros, su techo resulta extremadamente bajo, impresión que se ve reforzada por una anchura de 1.708 y unas vías de 1.450 en el tren delantero y 1.494 en el trasero. La distancia entre ejes de 2.330 milímetros es relativamente larga para un coche deportivo de motor central, mientras que la longitud de 3.790 milímetros está próxima a la del nuevo Opel Corsa. El maletero del Speedster, situado detrás del motor, es mayor de lo que parece desde el exterior, con capacidad suficiente (206 litros según la Norma VDA) para el equipaje de fin de semana de dos personas.

La combinación de un chasis hecho de secciones de aluminio extruído pegadas con una carrocería realizada en paneles de composite reforzado con fibra de vidrio, es una novedad para Opel. De esta forma, los técnicos han conseguido un peso extremadamente bajo de 870 kilogramos al mismo tiempo que conservan una rigidez torsional excelente y un acabado de alta calidad. Aparte de poner los cimientos para lograr un alto nivel de seguridad activa, esta tecnología proporciona una gran seguridad pasiva para los pasajeros. Se encuentran rodeados por un chasis de aluminio estable mientras que el airbag del conductor y los tensores pirotécnicos de los cinturones de seguridad proporcionan una protección eficaz. Para absorber la energía del impacto en una forma extremadamente eficiente, se emplea un “habitáculo de seguridad” a base de una ligera estructura sintética reforzada, similar a los utilizados en las carreras de Fórmula 1.

Motor: Ligero, potente y de funcionamiento suave

El motor se caracteriza, asimismo, por una combinación de bajo peso y alto rendimiento. El Speedster está propulsado por el primer miembro de la nueva generación de motores ECOTEC de aluminio, una unidad de cuatro cilindros y 2,2 litros que salió al mercado europeo en el Astra Coupé. El motor está fabricado completamente en aluminio con un peso de sólo 138 kilogramos (DIN 70020A). En el Speedster, el motor ECOTEC proporciona 147 CV/108 kW a 5.800 rpm. El par máximo es de 203 Nm, el 90 por ciento del cual se encuentra ya disponible a partir de las 1.900 rpm. El nuevo deportivo de Opel tiene un consumo medio de 8,2 litros de combustible por cada 100 kilómetros (MVEG) y cumple la futura norma sobre emisiones Euro 4. El bloque del motor lleva integrados dos ejes de equilibrado contrarrotantes que garantizan un funcionamiento extremadamente suave. El mantenimiento es mínimo: sólo hay que cambiar el aceite, el filtro de aceite y las bujías.

La caja de cambios es la nueva unidad de cinco velocidades con selección de alta precisión por cable, vista por primera vez en el Vectra de 1999. Su diseño de tres ejes hace que esta caja resulte extremadamente compacta.

Su chasis complejo emplea doble paralelogramo en las cuatro ruedas. Su geometría avanzada y su adecuada puesta a punto optimizan el control de las ruedas al objeto de maximizar el agarre a la carretera y el comportamiento. La capacidad del Speedster para tomar las curvas a alta velocidad se ve mejorada por sus anchas vías, su bajo centro de gravedad y la precisión de su dirección. Cuatro frenos de disco ventilados de 288 milímetros de diámetro proporcionan una deceleración potente. El ABS es de serie. Las llantas de aluminio de 17 pulgadas de diámetro del Speedster (5,5″ y 7,5″ de ancho en la parte delantera y trasera, respectivamente) van calzadas con neumáticos Potenza especialmente desarrollados por Bridgestone (175/55 en la parte delantera, 225/45 R17 en la trasera).

El panel de instrumentos dispone de una placa donde va grabado el número de producción de cada Speedster, subrayando la exclusividad de este coche deportivo biplaza de la gama Opel. Los concesionarios especializados proporcionarán correspondientemente altos niveles de servicio. En toda Europa se han nombrado unos 800 concesionarios cualificados para la venta y el mantenimiento del Speedster, tras haber enviado sus “staffs” de ventas y posventa a cursos especiales de formación y de preparación de stocks de piezas del Speedster.

El nuevo coche deportivo debe su origen al concepto del Lotus Elise. La decisión de colaborar con Lotus Engineering vino en el momento en que Opel estaba preparando la mayor ofensiva de modelos en sus 100 años de fabricación de coches. Se tomó porque la filosofía que había detrás del “roadster” inglés estaba en línea con los propios objetivos de Opel y porque – después del gran entusiasmo con que fue recibido el “coche de concepto” Speedster en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1999 – Opel quería disponer de un biplaza en el mercado a la mayor brevedad posible. El Speedster se monta por parte de Lotus Cars en Hethel, unos 150 kilómetros al noreste de Londres, donde los reputados especialista ingleses en coches deportivos y consultores de automoción han estado construyendo coches desde 1967. Un equipo de ingenieros de aseguramiento de la calidad de Opel trabaja junto a sus socios de Lotus para garantizar que se aplican las líneas maestras y los procesos de la compañía en la producción del Speedster. Además, cada Speedster es sometido a una prueba de conducción, definida previamente, en la pista de carreras adyacente a la planta antes de su entrega al cliente. La confianza de Opel en la calidad de su nuevo coche deportivo biplaza queda subrayada por la garantía contra la perforación de la carrocería por corrosión de diez años.

Robert W. Hendry, Presidente y Consejero Delegado de Opel llama al Speedster “la personalización de la más pura diversión de conducir, una máquina de conducir real con un diseño fascinante enfocado hacia el comportamiento ágil. Transmite justo el tipo de sensación estimulante que pueden esperar sentir nuestros clientes en el futuro.”

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario