Opel invertirá más de 130 millones de euros en Kaiserslautern

Un brillante futuro para la planta gracias a la ofensiva de producto de Opel
Nuevas instalaciones de alta tecnología destinadas a la producción de modernos motores y componentes.
La planta de producción de motores y componentes en Kaiserslautern desempeña un papel fundamental en la implantación de la ofensiva de producto de Opel. Este fue un mensaje clave durante la visita del Dr. Karl-Thomas Neumann, Presidente Consejero Delegado de Opel, a la planta. Estuvo acompañado por Malu Dreyer, Primer Ministro de la región de Renania-Palatinado y Eveline Lemke, Ministro de Economía. Neumann anunció una inversión de unos 130 millones de euros para la planta de Kaiserslautern.

Este importe se destinará a la construcción de componentes de carrocería y estructuras de los asientos delanteros para la próxima generación del Opel Astra, así como ejes y componentes de carrocería para la próxima generación del Opel Insignia. También se invertirá en la fabricación de motores. A partir de octubre del año que viene, saldrán de la línea de producción la generación Euro-6 de la familia de motores diesel de 2.0 litros. El motor destacará por su alto rendimiento, bajos consumos y gran atenuación de ruido, así como por las reducidas emisiones de escape.

Los cuatro centros de competencia que componen la planta de Opel en Kaiserslautern se beneficiarán de la inversión: Fabricación de motores, componentes de la carrocería y fabricación de asientos, construcción de componentes del chasis y la planta de prensas.

Karl-Thomas Neumann ha declarado: “Kaiserslautern ofrece productos de alta tecnología a nuestras plantas de producción de coches que son de la más alta calidad. De esta manera, la planta hace una contribución significativa al éxito de nuestros coches y a nuestra ofensiva de producto que garantizará el lanzamiento de 23 nuevos modelos y 13 nuevos motores a lo largo de los próximos años.”

“Estoy encantada de que un importante empleador de la región esté invirtiendo en el futuro a largo plazo y de esta manera, asegurando empleo. Esto es una prueba del atractivo de Kaiserslautern y habla de grandes habilidades de base de nuestros empleados”, dijo la Primer Ministro del Estado, Malu Dreyer.

“Las inversiones en la planta de Kaiserslautern son pruebas de la alta calidad de nuestras manufactura y nuestra competitividad”, explica la directora de la planta, Elvira Tölkes. “Fabricamos productos de alta gama con un equipo motivado y estamos muy bien posicionados como centro de producción de componentes dentro de la estructura de fabricación de Opel/Vauxhall”.

La planta de Kaiserslautern, con sus 2.200 empleados, produce en la actualidad componentes y motores para los modelos Opel ADAM, Astra, Corsa, Meriva, Zafira e Insignia. Más de 9 millones de motores han sido producidos hasta la fecha.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario