Opel Insignia OPC: Una “Picante” Primicia en el Salón del Automóvil de Barcelona

* 325 CV/239 kW y 400 Nm; de 0 a 100 km/h en seis segundos
* Chasis electromecánico especialmente desarrollado y tracción a las cuatro ruedas
* Las primeras unidades se entregarán en otoño

La versión de altas prestaciones del “Car of the Year 2009” celebrará su presentación mundial el próximo 7 de Mayo en el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, diez años después de la presentación del primer modelo OPC (Opel Performance Center).

El corazón del nuevo Insignia OPC es su motor Turbo V6 de 2.8 litros. Derivado de la potente versión de gasolina ya disponible en el tope de gama de Insignia, esta versión ofrece una potencia máxima de 325 CV/239 kW. El incremento de potencia se ha logrado con un desarrollo especial del motor y rediseñando el escape, reduciendo significativamente su retención. Y, dado que el sonido es muy importante a la hora de apreciar un motor, los especialistas en acústica han trabajado en el escape del motor V6, incorporando unos silenciadores centrales y posteriores específicos.

El Insignia OPC está disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades. El poderoso par motor de 400 Nm asegura una excelente capacidad de empuje incluso a bajas revoluciones del motor. Con las prestaciones de este motor, el Insignia OPC alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (auto limitada) y acelera de 0 a 100 km/h en seis segundos.

El ya muy afinado chasis del Insignia ha sido puesto a punto específicamente para la versión OPC en la que se ha rebajado la altura en 10 mm respecto a las versiones Sport AWD de Insignia. El chasis electromecánico de nuevo desarrollo recibe también un nuevo eje delantero. La arquitectura de suspensión delantera del Insignia OPC mantiene las conocidas torretas McPherson. Sin embargo, los ingenieros del Opel Performance Center han desarrollado una evolución llamada HiPerStrut (torretas de altas prestaciones). Los beneficios son un mejor tacto de la dirección, menores vibraciones del volante dado el alto par motor y una sensación de mejor comportamiento para el conductor.

El Insignia OPC viene también de serie con el sistema de suspensión adaptativa FlexRide que no sólo se adapta a las circunstancias de conducción y al estilo de conducir, sino también a las preferencias del conductor. Mientras que en los Insignia el sistema ofrece la posibilidad de elegir entre el reglaje “Normal” adaptativo de serie, un modo más confortable “Tour” y otro más deportivo “Sport”, el Insignia OPC está dirigido específicamente a aquellos que disfrutan de la conducción deportiva. Los conductores del OPC pueden elegir entre tres modos deportivos diferentes: el modo “Normal”, que es el reglaje que ofrece mayor comodidad, un modo “Sport” especial y el modo “OPC”, para obtener prestaciones óptimas.

Por primera vez en la gama OPC, el sistema de tracción a las cuatro ruedas Adaptive 4×4 y el diferencial trasero autoblocante de control electrónico (eLSD) son de serie. La unidad de gestión del sistema de tracción total ha sido recalibrada para adaptar la distribución de par motor a la filosofía deportiva del OPC. Teniendo en cuenta las mayores prestaciones del OPC, también se ha realizado un gran esfuerzo en el desarrollo para mejorar el sistema de frenos. Los más entendidos inmediatamente descubrirán las pinzas de freno Brembo y los discos delanteros perforados de 355 mm de diámetro.

“He estado involucrado personalmente en el desarrollo del Insignia OPC y he disfrutado mucho con el amplio programa de pruebas en la pista más exigente del mundo: La Nordschleife (el bucle norte) del Nürburgring. Nuestro objetivo ha sido competir con lo “mejor de lo mejor”, dice Hans Demant, Director General de Adam Opel GmbH.

El aspecto distintivo es una clara declaración de sus ambiciones dinámicas

El estilo de carrocería del buque insignia vestido con un elegante aspecto deportivo está inspirado en el coche de concepto GTC Concept que fue presentado en 2007, pero mantiene la filosofía de diseño del Insignia de unir el arte escultural con la precisión alemana.

Comparado con las versiones menos potentes del Insignia, el OPC muestra un nuevo y espectacular frontal con dos grandes entradas de aire verticales y un paragolpes traseros específico con las dos salidas del escape integradas. La llantas de 19 pulgadas (con neumáticos 245/40) son de serie y dan al coche la presencia que merece. Las nuevas llantas ligeras forjadas de 20 pulgadas de diámetro (con neumáticos 255/35) están disponibles como opción. El dinamismo deportivo del exterior se refleja también en el habitáculo. Al abrir la puerta, el OPC impresiona inmediatamente, desde los exclusivos asientos Recaro al deportivo volante con la parte inferior plana o el pomo de la palanca de cambios específico.

“El Insignia OPC marca el principio de una nueva era en nuestra gama OPC; sigue teniendo un aspecto muy audaz, pero también es mucho más maduro y refinado, y más ambiciosa que nunca. El OPC personaliza la experiencia Insignia: Dinámico y refinado”, declara Alain Visser, Vicepresidente de Opel en GM Europe.

Se puede descargar un vídeo clip en www.thenewsmarket.com

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario