Opel gana las 24 Horas de Nurburgring

Opel ha ganado las famosas 24 Horas de Nurburgring, carrera celebrada en el famoso Nordschleife de 23 kilómetros de desarrollo delante de casi 200.000 espectadores, logrando una prestigiosa victoria frente a la gran oposición de los equipos de fábrica de Audi y BMW.

El Opel Astra Coupé de 500 CV conducido por Manuel Reuter, Timo Scheider, Marcel Tiemann y Volker Strycek ganaron la clásica carrera de resistencia de veinticuatro horas tras una dura batalla que les enfrentó con el Audi de Abt Sportsline de Karl Wendlinger, Christian Abt, Kris Nissen y Marco Werner. Audi mandó la carrera durante un par de horas, mientras que Opel lo hizo durante más de media carrera. Esta ha sido la primera vez que Opel ha participado oficialmente en esta carrera y la primera que un coche de la nueva clase DTM la ha ganado.

Una fiabilidad sin fisuras, junto a un fuerte ritmo de carrera, siempre son las claves del éxito, y el Astra OPC del Team Phoenix rodó prácticamente sin problemas. El único incidente ocurrió a primera hora de la mañana del domingo, cuando Strycek sufrió una ligera salida de pista, durante la cual, una piedra golpeó la correa del alternador. Los mecánicos del equipo Phoenix tardaron solamente quince minutos en reparar la pieza, tiempo que se recuperó con una fogosa conducción, durante la cual Tiemann marcó la vuelta rápida en carrera con un impresionante tiempo de 9m 04s 446ms.

Reuter finalizó la carrera ganando con 5 vueltas de ventaja sobre el Audi y con el Porsche de Manthey Racing en tercera posición y una vuelta menos.

“El coche ha ido perfectamente”, declaró Strycek, que es además el Director Deportivo de Opel Motorsport y fue Campeón del DTM. “Todo tiene que funcionar a la perfección para ganar esta carrera, y produce un sentimiento muy especial el lograrlo. Hemos puesto un gran esfuerzo en el proyecto y hemos realizado multitud de pruebas de resistencia con este coche”.

“Tuvimos una situación tras 16 horas de carrera en la que estábamos sólo cuatro décimas de segundo por detrás del Audi, así que nuestra estrategia fue atacar”, añadió. “Cuando el Audi tuvo sus primeros problemas eléctricos a cuatro horas del final, pudimos reducir el ritmo. Mucha gente había dicho que los coches del DTM no resistirían la noche, por lo que estamos muy satisfechos de demostrar que estaban equivocados”.

Scheider dijo: “Es una sensación increíble el ganar esta carrera, estoy muy feliz. La distancia es varias veces la de una carrera normal del DTM, por lo que tener tanta fiabilidad es realmente impresionante”.

Reuter añadió: “Ganar esta carrera es muy emocionante para mí, es mejor que las dos veces que he ganado las 24 Horas de Le Mans anteriormente. Los aficionados han estado magníficos durante las dos ultimas vueltas de carrera. Hemos pasado tiempos difíciles durante los dos últimos años, por lo que ganar esta carrera, demuestra que vamos en la dirección adecuada”.

Para Opel y para los cuatro pilotos ha sido la primera victoria en las 24 Horas de Nurburgring, mientras que para el Equipo Phoenix es su segunda victoria, tras ganar en el año 2000 con un Porsche.

De hecho, ambos Opel Astra estaban rodando entre los tres primeros cuando el coche de Peter Dumbreck, Jeroen Bleekemolen, Christian Menzel y Strycek, fue sacado de la pista por un doblado. Bleekemolen estaba pilotando en tercera posición cuando ocurrió el accidente, que fue causado por un Renault Clio. Según estaba siendo doblado por Bleekemolen, el Clio cruzó la pista y, a pesar de que Jeroen se salió a la hierba para evitarlo, golpeó la esquina trasera izquierda del Astra y le envío cruzado a gran velocidad contra las barreras de seguridad.

“La trayectoria estaba completamente libre”, declaro Bleekemolen, que no sufrió daños físicos en el impacto que destrozó el coche. “Prácticamente le había adelantado, pero entonces me golpeo, no pude hacer nada por evitarlo. Físicamente estoy bien, pero me siento muy triste por lo ocurrido. Estábamos haciendo una buena carrera y el Astra iba de maravilla. Ha sido una pena, pero estoy seguro de que volveremos a intentarlo el año que viene”.

Su compañero de equipo, Dumbreck, dijo: “La carrera estaba nos estaba yendo muy bien, nuestro ritmo era el correcto. El coche no ha dado un solo problema desde los primeros entrenamientos. Jeroen ha tenido muy mala suerte, no había nada que hacer con el coche tras el accidente”. El piloto del Clio fue posteriormente a disculparse por haber causado el choque, admitiendo que había sido un “accidente evitable”.

El coche de Dumbreck, Bleekemolen, Menzel y Strycek salió desde la segunda posición, mientras que el Astra de Reuter, Scheider, Tiemann y Strycek, lo hizo desde la cuarta posición de la parrilla. 210 coches tomaron parte en la carrera que se desarrolló en el circuito de 25,947 kilómetros, que combina partes del circuito de Gran Premio con el Nordschleife.

Tras el gran éxito del Nurburgring, Opel se concentrará en la siguiente carrera del DTM que se celebrará el 8 de junio en el EuroSpeedway de Lausitz.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario