Opel Corsa Eco: Economía Extrema sin Compromisos

Primer coche de su clase propulsado por gasolina con un consumo inferior a los 5 litros cada 100 km

La estudiada aerodinámica y la innovadora caja de cambios Easytronic son dos de los factores clave que hacen del nuevo Corsa Eco el coche de gasolina más económico de la historia de Opel. Es también el primer coche de su clase en romper la barrera de los cinco litros, logrando un consumo combinado de sólo 4,99 litros cada 100 km (MVEG). Las emisiones de CO2, de 120 g por kilómetro, igualan a las de su hermano diesel de gran éxito, el Astra Eco4. El nuevo Corsa Eco, que será presentado mundialmente en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (del 13 al 23 de Septiembre) y cuyo lanzamiento está previsto para la primavera de 2002, logra este consumo mínimo sin comprometer el confort, la seguridad o el placer de conducir.

El Corsa Eco combina el eficiente motor ECOTEC de 1.0 litros (58 CV/43 kW) – que, por supuesto, cumple la normativa Euro4 de emisiones – con la innovadora transmisión Easytronic. La caja de cambios manual automatizada sin pedal de embrague, que anteriormente sólo estaba disponible con el motor 1.2 litros, permite al conductor decidir si quiere practicar una conducción activa, realizando él los cambios de marcha o, si prefiere descansar, dejando los cambios al control electrónico de la transmisión – y ahorrar combustible al mismo tiempo. En el Corsa Eco, el modo automático se ha programado de forma que el motor siempre funciona en los regímenes de menor consumo, pero en situaciones concretas, por ejemplo en un adelantamiento, la función “kick-down”, permite que el motor entregue toda su potencia. También las cinco relaciones más abiertas tienen un efecto favorable en el consumo. Desde principios del año 2002, Opel ofrecerá la caja de cambios Easytronic en los Corsa equipados con motor 1.0 litros 12V.

El segundo factor decisivo en la reducción de más de un 10% en el consumo y en las emisiones de CO2 del Corsa Eco comparado con el Corsa 1.0 – que ya es un coche muy económico, con un consumo combinado de sólo 5,6 litros cada 100 km – es la estudiada aerodinámica. Los ingenieros han logrado rebajar el coeficiente aerodinámico desde la excelente cifra de 0,32 del Corsa normal, hasta el excepcional valor, para un coche pequeño, de 0,29. Los factores que más han contribuido a esta reducción han sido el carenado de la mayor parte de los bajos del coche y el compartimento del motor, así como la utilización del spoiler de techo del Corsa GSi, unos suaves tapacubos y la reducción del flujo de aire dentro del compartimento motor. También se han llevado a cabo otras modificaciones menores. Por ejemplo, el Corsa Eco equipa ruedas de 175/65 R 14 con una resistencia a la rodadura optimizada y se han aumentado las presiones hasta los 2,7 y 2,5 bares (en los ejes delantero y trasero). Modificando los muelles y amortiguadores, los ingenieros han conseguido bajar unos 15 milímetros la altura de la carrocería. La reducción de la velocidad de ralentí tiene un efecto positivo, sobre todo en tráfico urbano.

Queda claramente en evidencia que, para Opel, la economía no significa sacrificio. El Corsa Eco, que estará disponible con carrocería de tres y de cinco puertas, tiene todavía, por ejemplo, una rueda de repuesto de tamaño normal. Tampoco se ha hecho ninguna concesión con el equipamiento, por lo que está disponible el aire acondicionado. Las prestaciones del nuevo Corsa dan fe de que el cliente del Eco no está ahorrando dinero a costa de su propio disfrute: El nuevo modelo alcanza una velocidad máxima de cerca de 160 km/h, lo que significa unos 5 km/h más que el Corsa 1.0 equipado con caja de cambios manual de 5 velocidades.

“Con el Corsa Eco, demostramos por segunda vez tras el éxito logrado con el Astra Eco4, que podemos fabricar un coche muy económico, que – como es típico en Opel – tendrá un precio de adquisición atractivo y no comprometerá su utilización diaria. Esta vez, en lugar de un motor diesel como hicimos en el Astra, hemos elegido un motor de gasolina para demostrar que nos tomamos muy en serio la continua reducción de consumo – y, en consecuencia la de emisiones de CO2 – de nuestra flota de vehículos”, declaro Hans H. Demant, Director Ejecutivo del Centro Internacional de Desarrollo Técnico de Opel, al describir la filosofía que hay detrás del nuevo modelo.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario